Compartir

Filariasis linfática: contagio, síntomas y tratamiento

Valoración: 5.0 | 5 votos
Filariasis linfática: contagio, síntomas y tratamiento

Conocida como elefantiasis, la filariasis linfática es una enfermedad tropical infecciosa causada por la transmisión de parásitos que tiene lugar con la picadura de mosquitos o moscas. Por lo general, la infección se contrae en la infancia y produce daños en el sistema linfático.

Los síntomas de la enfermedad varían en función de si adopta formas asintomáticas, agudas o crónicas, aunque en todas suelen producirse daños en el sistema linfático, los riñones y alteraciones en el sistema inmunitario. Algunos de los síntomas de la enfermedad provocan daños permanentes que suponen discapacidades.

Esta enfermedad fue considerada un problema de salud pública, motivo por el cual la OMS inició un programa para combatirla, especialmente en países endémicos donde la infección tiene una mayor presencia. Dicho programa tiene el objetivo de aplicar un tratamiento a gran escala para detener la enfermedad, así como la implantación de medidas para mejorar el estado de las personas que sufren la infección. Si deseas conocer más acerca de esta enfermedad, en ONsalus te explicamos los síntomas, tratamientos y cómo se contagia la filariasis linfática.

    Índice
  1. Causas: cómo se contagia la filariasis linfática
  2. Síntomas de la flariasis linfática
  3. Tratamiento de la filariasis linfática
  4. Precauciones para viajeros
  • Causas: cómo se contagia la filariasis linfática

    El contagio de la filariasis linfática se produce por la picadura de mosquitos. No obstante, estos antes deben de infectarse con microfilarias al ingerir sangre de alguien ya infectado. Los verdaderos causantes de la infección son tres tipos de gusanos, de los cuales podemos diferenciar tres tipos:

    • Wuchereria bancrofti. Es el causante de la infección en la mayoría de los casos, concretamente en un 90%.
    • Brugia malayi. Es menos frecuente pero también es el responsable de algunos de los casos.
    • Brugia timori. Junto con el anterior forma el 10% restante de los casos.

    Estos gusanos son adquiridos por los mosquitos y, posteriormente, se contagian a las personas no infectadas cuando estos ingieren sangre. Una vez los gusanos se han introducido en el torrente sanguíneo se alojan en el sistema linfático alterando el sistema inmunitario. Pero además, un mosquito infectado con estos gusanos también transmitirá sus larvas, las cuales se adhieren a la piel y penetran en el organismo una vez nacen.

    Los mosquitos que pueden transmitir la enfermedad son de diferentes tipos:

    • Culex. Más frecuente en las zonas urbanas o semiurbanas.
    • Anopheles. Más común en zonas rurales.
    • Aedes. Tiene una gran presencia en las islas endémicas del Pacífico.
    Causas: cómo se contagia la filariasis linfática
  • Síntomas de la flariasis linfática

    Los síntomas de la filariasis linfática varían en función de si la enfermedad es asintomática, aguda o crónica. En la mayoría de los casos, la infección es asintomática y no presenta síntomas propios del estadio crónico. No obstante, se producen daños en el sistema linfático y riñones, así como alteraciones en el sistema inmunitario.

    Cuando la enfermedad se encuentra en su estado crónico se conoce como elefantiasis, y suele presentar síntomas de episodios agudos como inflamación de la piel, los ganglios y los vasos línfáticos. Estos síntomas son consecuencia de la respuesta del organismo frente al parásito. No obstante, en la mayoría de los casos, los síntomas responden a infecciones bacterianas de la piel, puesto que el sistema inmune se ha visto alterado y también sus defensas. También es posible que en cuando la filariasis linfática es crónica la persona experimente un engrosamiento de la piel en los miembros y una acumulación de líquido, especialmente en las mamas y órganos genitales. Como consecuencia, la persona puede sufrir deformidades y discapacidades.

    Síntomas de la flariasis linfática
  • Tratamiento de la filariasis linfática

    Según la OMS, en la actualidad hay más de 1.100 millones de personas en riesgo por la filariasis linfática con necesidad de tratamiento. Dicho tratamiento recibe el nombre de quimioterapia preventiva. De esta forma se consigue frenar la propagación de la infección.

    Por ello, el objetivo es detener el avance de la infección con un tratamiento a gran escala en las zonas endémicas, así como la implantación de programas donde se lleven a cabo actividades que mejoren el estado de las personas que sufren la enfermedad.

    Tratamiento a gran escala

    El tratamiento a gran escala consiste en administrar una única dosis anual de dos medicamentos a las poblaciones en riesgo. Estos medicamentos no curan por completo la enfermedad, pero consiguen disminuir el número de microfilias presentes en el torrente sanguíneo así como prevenir la propagación de parásitos de mosquitos.

    Mejorar la calidad de vida de los pacientes

    Los síntomas de la filariasis lingática pueden controlarse para tratar de aliviar los daós que ocasionan la enfermedad. De esta forma, algunos métodos quirúrgicos pueden suponer una gran mejora para los pacientes.

    Por otro lado, las personas con linfoedemas requieres de asistencia continuada para poder hacer frente a la enfermedad y evitar que alcance fases más avanzadas.

    Tratamiento de la filariasis linfática
  • Precauciones para viajeros

    En el caso de visitar zonas endémicas por largos períodos, el riesgo de contraer la enfermedad aumenta. Por ello, es necesario tomar una serie de precauciones para evitar la picadura de mosquitos:

    • Utilizar prendas de color claro y evitar las de tonalidades oscuras o chillonas.
    • Utilizar repelentes eléctricos en caso de disponer de enchufes en la habitación.
    • Dormir en lugares donde las ventanas estén dotadas de mallas metálicas para impedir que los mosquitos entren en el interior.
    • Comprar repelentes para mosquitos potentes en cualquier farmacia.

    Estas son las regiones tropicales y subtropicales donde la filariasis linfática está mas presente:

    • África: Nigeria, República Democrática del Congo y Tanzania.
    • América Central y del Sur.
    • Asia del Sur: Bangladesh, India, Indonesia, Filipinas, Myanmar y Nepal.
    • Islas del Pacífico: Polinesia, Melanosis y Micronesia.
    Precauciones para viajeros
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Filariasis linfática: contagio, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema inmunitario.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre filariasis linfática: contagio, síntomas y tratamiento