Compartir

Glucosamina: beneficios y contraindicaciones

Mireia Aliaga - Periodista especializada en salud
Glucosamina: beneficios y contraindicaciones

Muchas personas saben que existe un suplemento llamado glucosamina, pero, ¿qué es la glucosamina? Es una sustancia natural que está en nuestro organismo, para ser más concretos, un aminosacárido presente en el líquido que rodea las articulaciones y que interviene en la formación y reparación de cartílago. Sin embargo, en la naturaleza también podemos encontrar glucosamina, a tal punto que los suplementos que encontramos en el mercado están elaborados con la glucosamina que se encuentra en las conchas de los mariscos.

Esta sustancia, si bien es muy común en suplementos dietéticos, es muy recomendada para tratar afecciones como la artritis. Su forma más utilizada es el sulfato de glucosamina, aunque también existe el clorhidrato de glucosamina y la glucosamina acetilada. En este artículo de ONsalus explicaremos los beneficios y contraindicaciones de la glucosamina.

Beneficios del sulfato de glucosamina

La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales ha analizado los componentes y efectos del sulfato de glucosamina catalogándolo como una sustancia "posiblemente eficaz" para tratar la osteoartritis. La mayoría de los estudios sobre cómo la glucosamina puede ayudar a la artritis han demostrado su eficacia en el tratamiento para la osteoartritis de rodilla, cadera y columna vertebral.

Las investigaciones han arrojado que el consumo de la glucosamina puede llegar a ser tan efectivo como la ingesta de calmantes y antiinflamatorios para tratar el dolor en los huesos y articulaciones que ocasiona esta enfermedad. Sin embargo, también se determinó que aquellas personas que padecen la enfermedad en una fase aguda no responden de manera tan exitosa ante el dolor. Asimismo, se recomienda el consumo de esta sustancia a largo plazo en las personas con osteoartritis para impedir el desgaste de las articulaciones.

La función principal del sulfato de glucosamina es el tratamiento de esta condición, aunque también se ha asociado su consumo con otros beneficios. Sin embargo, vale destacar que la falta de investigaciones no permite comprobar la eficacia de la glucosamina cuando se asocia a:

  • Vejiga dolorosa o cistitis intersticial. Se trata de una afección que causa dolor, ardor y presión al orinar. Una investigación determinó que el consumo de sulfato de glucosamina en combinación con otros medicamentos para tratar esta enfermedad puede mejorar los síntomas.
  • Dolor de rodilla. Un estudio en el que se suministró 1500 mg de sulfato de glucosamina durante 28 días demostró que la ingesta de esta sustancia no mejora el dolor de rodilla en personas con lesiones en esta zona.
  • Esclerosis múltiple. Investigaciones sobre la glucosamina han determinado que la ingesta de esta sustancia puede retardar la recurrencia de las crisis de la esclerosis múltiple.
  • Artrosis en la articulación temporomandibular. Investigaciones demostraron que el dolor de la mandíbula disminuye en algunas personas cuando consumen glucosamina. El efecto fue similar al de cualquier calmante o antiinflamatorio, pero variaba según la cantidad de suplemento administrado.

Cómo funciona el sulfato de glucosamina

Este suplemento tiene el poder de estimular la producción de otras sustancias para en conjunto formar y reparar tendones, ligamentos y cartílagos, lo cual ayuda a la salud de las articulaciones y evita que las mismas se desgasten, retrasando el avance de enfermedades como la artritis y la osteoartritis principalmente.

El movimiento de las articulares está amortiguado por los cartílagos, los cuales pueden romperse cuando una persona tiene artritis u osteoartritis, causando mucho dolor y rigidez. ¿Cómo ayuda la glucosamina? Pues aumentando la cantidad de líquido y cartílago en las articulaciones para que estas cuenten con un mayor soporte y se retarde su deterioro.

Se recomienda en estos casos la ingesta de sulfato de glucosamina y no la glucosamina a solas porque el sulfato también interviene en la producción de cartílago, permitiendo que el efecto sea mucho más exitoso para la salud articular.

Contraindicaciones del sulfato de glucosamina

Embarazo y lactancia. No existen investigaciones que aseguren si el consumo de sulfato de glucosamina es peligroso o no durante el embarazo. Por tal motivo siempre será recomendable consultar con el médico antes de consumir este y cualquier otro medicamento, suplemento o sustancias.

Asma. Existe un estudio que asocia la aparición de un ataque de asma con el consumo de glucosamina. Como aún no existen suficientes investigaciones que lo demuestren o avalen lo contrario, es preferible que las personas asmáticas no ingieran este suplemento.

Diabetes. En el pasado se creía que la glucosamina podía aumentar los niveles de glicemia en sangre, sin embargo, en la actualidad existen investigaciones que han demostrado que el consumo de este suplemento no altera los niveles de azúcar en diabéticos tipo 2. De igual forma se recomienda supervisar los niveles de glicemia cuando se consuma glucosamina.

Colesterol. Al igual que con la azúcar, se tenía la creencia que la glucosamina aumentaba los niveles de colesterol malo en sangre, pero estudios recientes han demostrado lo contrario. De igual forma sucede con la presión arterial alta, por lo que se recomienda de todas formas supervisar la tensión y el colesterol si se comienza a tomar este suplemento.

Alergias. Algunos suplementos de glucosamina extraen esta sustancia de las conchas de mariscos. Las personas que presenten alergia a estos alimentos deben tener sumo cuidado al momento de comenzar a consumir glucosamina, por lo que se recomienda verificar antes su procedencia. No existe hasta el momento ningún caso de reacción adversa en personas alérgicas a los mariscos y que son tratadas con glucosamina.

Cirugía. Debido a que se cree que su consumo puede elevar los niveles de azúcar en sangre, se debe suspender su ingesta cinco días antes de una cirugía.

Medicamentos. La glucosamina puede interactuar con otros medicamentos y ocasionar consecuencias serias, moderadas y menores. NO CONSUMAS GLUCOSAMINA antes de hablar con tu médico si estás en tratamiento con:

  • Warfarina.
  • Quimioterapia.
  • Analgésicos y antipiréticos.
  • Remedios para la diabetes.

Efectos secundarios de la glucosamina

  • Gases intestinales.
  • Heces blandas.
  • Malestar estomacal.
  • Dolor abdominal.

Clorhidrato de glucosamina

Es una forma de glucosamina que se puede elaborar en un laboratorio o a partir de las conchas de los mariscos. Este tipo se utiliza también para la osteoartritis, el dolor de espalda, de rodillas y para tratar el glaucoma, sin embargo, no existen estudios que avalen la eficacia de este suplemento el el cuidado de dichas patologías. Como las investigaciones que se han realizado han sido enfocadas en su mayoría al sulfato de glucosamina, se considera que el clorhidrato de glucosamina es poco eficaz para tratar:

  • Colesterol alto.
  • Enfermedades de los huesos.
  • Dolor de espalda.
  • Glaucoma.
  • Dolor de rodilla.

El modo de acción en el organismo, las contraindicaciones y los efectos secundarios del clorhidrato de glucosamina son iguales a los del sulfato de glucosamina.

Glucosamina para perder de peso

Muchos son los suplementos dietéticos que contienen glucosamina, sin embargo, se cree que su efecto adelgazante es resultante de una combinación de complementos y otras sustancias, pues la glucosamina en sí puede llegar a generar un aumento de peso en las personas que la consumen como tratamiento para la artritis o la osteoartritis. Incluso, muchas personas que toman estos suplementos han sido advertidas de la importancia de un entrenamiento fuerte y constante para ver mejor resultados.

Además, si tomamos en cuenta las contraindicaciones de la glucosamina que sugieren que su consumo puede aumentar los niveles de azúcar en sangre, es totalmente comprensible que la ingesta de este suplemento repercuta de manera negativa en el peso corporal. Si eres diabético, tienes resistencia a la insulina o presentas azúcar y colesterol altos, consulta con tu médico antes de consumirla.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Glucosamina: beneficios y contraindicaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Comentarios (4)

Escribir comentario sobre Glucosamina: beneficios y contraindicaciones

¿Qué te ha parecido el artículo?
4 comentarios
elcidia Castellanos
Me trataren por hipotiroidismo en este momento esta controlado,pero estoy tomando glucosamna 2 tabletas al dia el motivo es un desgaste oseo ;pregunto porcque mi orin and iene un holor demasiado fuerte,(podrido),dolor de espalda ,mis rinones aunque el examen de orina sale normal.
Suspendo la medicacion? Que hago.
Muchas gracias ,,, vivo de muy mal genio.
Espero suvrespuesta
elcidi Castellanos
612 619 40 71'
Aleix Cardona (Editor/a de ONsalus)
Hola Elcidia, es habitual que según qué medicamentos provoquen cambios en la naturaleza y olor de la orina. No obstante, jamás debes dejar un tratamiento por tu propia cuenta. Si te molesta alguno de sus síntomas secundarios debes hablarlo con el médico que te lo recetó para que te busque otra salida.
antonieta
Quiero saber si es verdad que la glucosamina aumenta la creatinina , si estaindicada en personas cn problemas renales
Marciana
Hola. La glucosamina. Es prjudicial para las personas que toman estos medicamentos??? Minuslip. Plenacor D. Meltipres 05furacemida. Culpuril retard. Nefasam.... les agradeseria si me dan una respuesta....Gracias...
Daniela
Hola Marciana, gracias por leernos. Te recomendamos que antes de tomar glucosamina consultes con tu médico. Saludos.
martha
hola quisiera saber si estoy en tratamiento con sulfato de glucosamina puedo tomar te de jengibre desde ya muchas gracias

Glucosamina: beneficios y contraindicaciones
1 de 5
Glucosamina: beneficios y contraindicaciones