Compartir

Infección en el ombligo: causas y tratamiento

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 27 febrero 2020
Infección en el ombligo: causas y tratamiento

El ombligo es una cicatriz que se encuentra en la parte media del abdomen, se produce tras la ruptura del cordón umbilical en el recién nacido. El ombligo puede infectarse a cualquier edad, aunque sucede con más frecuencia en la infancia y a los pocos días del nacimiento.

La infección del ombligo se denomina médicamente onfalitis y su aparición suele ser producto de una mala higiene o de irritación en el área umbilical por el roce de la ropa. Si surgen molestias en la zona, es indicativo de que algo está pasando, y cuando esto suceda, es necesario ir al médico para una valoración y un diagnóstico preciso.

En este artículo de ONsalus, te explicamos con detalle cuáles son las causas de la infección en el ombligo y qué tratamiento médico se debe seguir en cada caso.

También te puede interesar: Anhidrosis: definición, causas y tratamiento

Causas de infección en el ombligo

Las causas que generan la aparición de un proceso infeccioso en el ombligo pueden ser varias, entre ellas, se encuentran:

  • Higiene inadecuada al manipular el ombligo: esta zona del cuerpo está expuesta al calor y al sudor constante, por lo que es fácil que entre en contacto con microorganismos que puedan causar infecciones.
  • Irritación de la zona donde se encuentra el ombligo: esta puede ser provocada por el roce constante de telas como las sintéticas o por algún botón de la camisa en el área umbilical, lo que trae como consecuencia la infección y supuración del ombligo.
  • Los partos o nacimientos fuera de los hospitales o centros de salud donde no se cumplen con las medidas de asepsia y antisepsia para llevar a cabo este tipo de intervenciones es otra de las causas, ya que podría generar un proceso infeccioso en el ombligo del niño recién nacido.
  • Otra causa de infección en el ombligo en los niños es un parto prematuro ocasionado por una infección de las membranas placentarias y del líquido amniótico, lo que genera una infección grave en el bebé. Esta enfermedad no es muy común, sin embargo, se puede presentar.
  • En personas adultas, la presencia de enfermedades como quiste epidérmico, hernia umbilical o endometriosis en las mujeres, pueden generar un proceso infeccioso en la región umbilical.

Síntomas de infección en el ombligo

Existen algunos síntomas que te pueden ayudar a identificar que te encuentras ante la presencia de una infección en el ombligo, algunos de ellos son:

  • Enrojecimiento de la región umbilical.
  • Hinchazón en el ombligo.
  • Calor en el área umbilical.
  • Supuración de líquido en el ombligo con mal olor.

Infección en el ombligo del bebé

La infección del ombligo en los recién nacidos suele presentarse entre los 5 y 10 días después de su nacimiento. En esta primera etapa de su vida, además de los síntomas previamente descritos, también pueden presentar los siguiente:

  • Febrícula o fiebre.
  • Decaimiento.
  • Rechazo a los alimentos.
  • Irritabilidad.
  • Vómitos.

La infección en el ombligo se produce después de la contaminación por medio de los microbios que se encuentran en el canal del parto e incluso en las manos de las personas que los atienden.

En los recién nacidos, el sistema inmunológico se encuentra inmaduro, debido a esto están indefensos ante cualquier infección, lo que pudiera ocasionar consecuencias muy graves si estas bacterias llegan al torrente sanguíneo del recién nacido, generando una sepsis, que es la complicación más grave de la onfalitis.

En estos casos, es importante la evaluación por parte del pediatra, quién se encargará de indicar el tratamiento que necesite el niño o recién nacido de acuerdo a los síntomas que presente.

Infección en el ombligo: causas y tratamiento - Infección en el ombligo del bebé

Infección en el ombligo en adultos

En los adultos, la infección en el ombligo puede ser recurrente, con frecuencia, está relacionada con una higiene inadecuada de la región umbilical, además, la presencia de algunas enfermedades a las que no se les ha hecho el debido diagnóstico pueden dar origen a la aparición de una infección en el ombligo.

Asimismo, el cierre incompleto del uraco, conducto que comuna la vejiga con el ombligo, puede generar algún tipo de infección. En el momento del nacimiento, este conducto se debe cerrar y pasa a ser un ligamento, su persistencia puede generar que salga orina por el ombligo.

Por otro lado, como hemos comentado anteriormente, enfermedades como quiste epidérmico, hernia umbilical o endometriosis pueden dar origen a una infección en el ombligo en las personas adultas.

Cómo curar una infección en el ombligo: tratamiento médico

Si se trata de una infección leve en niños o recién nacidos, se debe tratar con antisépticos locales, así como también mediante la aplicación de antibióticos de uso tópico. Estos medicamentos deben colocarse siempre bajo la supervisión del pediatra.

Cuando se trate de una infección moderada o grave, se necesitará la hospitalización del niño en un centro hospitalario con tratamiento endovenoso a base de antibiótico como cloxacilina o un aminoglucósido.

El tratamiento de la infección en el ombligo en adultos incluye antibióticos orales, además de tomar las debidas medidas higiénicas para mantener limpia la zona el ombligo. Si es necesario, el médico indicará pomadas antisépticas o con antibióticos.

¿Se puede prevenir una infección en el ombligo?

La infección en el ombligo sí se puede prevenir, esto es de gran importancia en los niños, ya que puede estar en riesgo su vida.

En el caso de los más pequeños, el ombligo se debe mantener limpio, seco y desinfectarlo con cada cambio de pañal con agua y jabón.

Asimismo, se recomienda el cambio frecuente del pañal para evitar la humedad y la proliferación de microorganismos que desencadene un proceso infeccioso.

Si se trata de un adulto, es preciso lavarse bien el ombligo en el momento de la ducha, así como también secarlo de forma correcta para evitar la humedad.

Se puede aplicar un algodón impregnado de aceite del árbol del té, este se deja actuar unos minutos, después se retira para que se pueda lavar e incluso secar bien la zona.

Si notas que tu ombligo o el de tu hijo está rojo, con calor y supura algún líquido, es el momento de acudir al médico, él previa evaluación te indicará el tratamiento acorde a los síntomas que presentas, además de las medidas higiénicas que debes tener para cuidar el área umbilical.

 

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Infección en el ombligo: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Infección en el ombligo: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Infección en el ombligo: causas y tratamiento
1 de 2
Infección en el ombligo: causas y tratamiento

Volver arriba