Enfermedades de la piel

Lipedema en brazos: síntomas, causas y tratamiento

 
Ivonne Nieves Blanco
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 18 enero 2024
Lipedema en brazos: síntomas, causas y tratamiento

El lipedema es una enfermedad crónica que afecta a muchas mujeres en todo el mundo. Solo en Estados Unidos, alrededor de 17 millones de mujeres se ven afectadas por esta condición, la cual puede tener un impacto significativo en la vida de quienes la padecen. Debido a su similitud con la obesidad o el linfedema, las mujeres que lo sufren a menudo recurren a dietas extremas y regímenes de ejercicios en un intento por perder peso. Sin embargo, es posible que pierdan peso en otras áreas del cuerpo, pero la grasa acumulada en brazos y piernas persiste. Para controlar o tratar el lipedema, es crucial realizar un diagnóstico temprano e implementar un tratamiento adaptado a los síntomas presentados.

Te invitamos a seguir leyendo este artículo de ONsalus, donde encontrarás información detallada sobre el lipedema en los brazos, cómo reconocer sus síntomas, las posibles causas y las opciones de tratamiento disponibles.

También te puede interesar: Ronchas en los brazos: causas y tratamiento
Índice
  1. Qué es el lipedema
  2. Síntomas de lipedema en los brazos
  3. Causas de lipedema en brazos
  4. Tratamiento del lipedema

Qué es el lipedema

El lipedema es un trastorno doloroso del tejido graso y conectivo, caracterizado por la acumulación anormal de grasa en áreas específicas del cuerpo, como piernas, caderas, glúteos y brazos, afectando ambos lados del cuerpo.

En esta condición, las células grasas de una persona presentan una programación incorrecta, provocando una distribución anómala de la grasa en los brazos y otras áreas propensas a la acumulación grasa. A diferencia de las células grasas normales, que suelen cambiar de tamaño en respuesta a la dieta y el ejercicio, las células grasas afectadas por el lipedema no se comunican de manera regular. Permanecen en un estado de crecimiento constante, independientemente de los cambios en la dieta o las rutinas de ejercicios de la persona. Este desajuste conduce a una acumulación desproporcionada de grasa en lugares específicos del cuerpo, como los brazos o las piernas. El lipedema no solo afecta la apariencia física, sino que también puede causar dolor y sensibilidad en las áreas afectadas, impactando significativamente en la calidad de vida de quienes lo padecen.

Síntomas de lipedema en los brazos

El lipedema en brazos puede identificarse por los siguientes síntomas:

  • Agrandamiento de los brazos con una apariencia desproporcionada en comparación con el resto del cuerpo.
  • Acumulación de grasa en la parte superior de los brazos a ambos lados del cuerpo.
  • Presencia de bultos que se sienten como si hubiera algo debajo de la piel. La piel puede tener una apariencia irregular y/o una textura diferente.
  • Dolor crónico y constante en los brazos. Las molestias pueden variar y ser leves o muy intensas.
  • Sensación de pesadez en los brazos, además de sensibilidad en los mismos.
  • Pueden aparecer moretones fácilmente en los brazos.
  • Hinchazón que empeora por la tarde o noche, después de una actividad o en climas cálidos.
  • Fatiga (sensación de mayor cansancio de lo habitual).

Causas de lipedema en brazos

Las causas del lipedema exactas no están del todo claras, pero se asocia a algunos factores como:

  • Factores genéticos: aquellas personas que tienen familiares directos con esta condición tienen mayor riesgo de presentarla.
  • Cambios hormonales: el lipedema tiende a empeorar en periodos en los que hay importantes cambios hormonales, como la pubertad, el embarazo, la menopausia o durante el uso de anticonceptivos orales.
  • Traumatismos o cirugías: algunas lesiones o procedimientos quirúrgicos pueden provocar una respuesta inflamatoria que dé lugar al lipedema.

Es importante destacar que el lipedema no está relacionado directamente con la obesidad, aunque a menudo se diagnostica erróneamente como tal. Además, aunque estos factores pueden estar asociados con el lipedema, no todas las personas que lo padezcan presentarán estos elementos en su historial. Si experimentas síntomas que sugieren la presencia de lipedema en los brazos, es muy importante que busques la ayuda de un especialista, como un cirujano vascular, un dermatólogo o un experto en trastornos circulatorios.

Tratamiento del lipedema

Hasta el momento, no se ha encontrado una cura definitiva para el lipedema; sin embargo, es posible abordar los síntomas, reduciendo el dolor y la inflamación. El enfoque terapéutico puede comenzar con tratamientos simples y no invasivos, evolucionando a opciones más complejas según sea necesario.

En la fase inicial, el médico puede sugerir:

  • Ejercicio regular: actividades como nadar, andar en bicicleta o caminar pueden mejorar la movilidad y reducir la hinchazón asociada con el lipedema.
  • Dieta saludable y antiinflamatoria: adoptar una alimentación que favorezca la salud del corazón puede contribuir a ralentizar el avance del lipedema.
  • Hidratación de la piel: mantener la piel de los brazos bien hidratada es importante para el cuidado general.

Además, se pueden considerar medicamentos o suplementos, tales como:

  • Anfetaminas.
  • Fentermina.
  • Metformina.
  • Resveratrol.
  • Diosmina.
  • Selenio.

Estos medicamentos pueden ayudar a abordar la inflamación, la hinchazón y otros síntomas asociados con el lipedema.

Para tratamientos no invasivos, se pueden explorar opciones como:

  • Drenaje linfático: una técnica suave de estiramiento y masaje en la piel.
  • Terapia descongestiva compleja: involucra masajes con envolturas compresivas y el uso de prendas ajustadas, como mangas compresivas, para reducir dolor, inflamación y acumulación de líquido en los brazos.

En casos más avanzados, se pueden considerar terapias invasivas, como la liposucción. La liposucción asistida por chorro húmedo es una técnica recomendada, ya que minimiza el riesgo de daño a los vasos linfáticos. La recuperación después de la liposucción puede durar entre 4 a 6 semanas, durante las cuales se deben evitar actividades extenuantes.

El diagnóstico y tratamiento tempranos son clave para prevenir complicaciones asociadas con el lipedema. Si experimentas síntomas, es fundamental buscar la orientación de un profesional de la salud para recibir un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Lipedema en brazos: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Bibliografía
  • De Vásquez, L. Q. S., & Villalobos, V. U. (2022). Lipedema: lo que debemos conocer. Revista de la Facultad de Medicina de la Universidad de lberoamérica, 1(1).
  • Galán, C. R., Bascones, M. G., & Valero, M. M. (2019). Lipedema: clínica, diagnóstico y tratamiento. Revisión de la literatura. Rehabilitación, 53(2), 104-110.
  • Nemes, A., Kormányos, Á., Domsik, P., Forner-Cordero, I., Kemény, L., & Szolnoky, G. (2019). Mecánica rotacional ventricular izquierda invertida en un paciente con lipedema (del estudio de MAGYAR-Path). Revista Colombiana de Cardiología, 26(4), 218-221.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Lipedema en brazos: síntomas, causas y tratamiento