Compartir

Para qué sirve el Fluconazol

Para qué sirve el Fluconazol

Fluconazol es un medicamento antimicótico, es decir, sirve para tratar infecciones causadas por hongos. Se usa a menudo para tratar las infecciones vaginales afectadas por el hongo Cándida, pero tiene otros usos. Además, también puede prevenir las infecciones fúngicas. Podemos encontrar Fluconazol en tabletas con varias cápsulas que se administran por vía oral y dependiendo de la afección se tratará con una u otra dosis. También se puede administrar por vía intravenosa, pero esto solo en casos graves. Su principio activo es, precisamente, el Fluconazol, no obstante, se puede encontrar comercialmente bajo otros nombres. Es un medicamento que necesita receta médica. En este artículo de ONsalus te explicamos para qué sirve el Fluconazol.

También te puede interesar: Tratamiento con Fluconazol para candidiasis

Para qué sirve el Fluconazol

Fluconazol es un antibiótico con el que se pueden tratar tanto algunas infecciones bacterianas como algunas causadas por hongos. Es muy conocido en su uso contra levaduras vaginales causadas por el hongo Cándida y conocida como candidiasis. Pero no solo en la vagina, también sirve como antimicótico en cualquier parte del cuerpo: la boca, la garganta, el esófago, el abdomen, los pulmones, la sangre y otros órganos.

Este medicamento pertenece a una clase de antimicóticos conocidos como triazoles. Los triazoles son compuestos químicos que hacen que los hongos que están causando la infección crezcan más lentamente y de esta forma se detiene la infección.

Además, también sirve para prevenir este tipo de infecciones en pacientes cuyo sistema inmunológico se encuentra debilitado. En este caso las defensas están más bajas y es más probable que aparezca una infección por hongos. Es el caso de algunos pacientes que están recibiendo quimioterapia o radioterapia, por ejemplo antes de un trasplante de médula ósea.

El Fluconazol actúa contra las infecciones por el hongo Cándida, en todas sus especies, pero también contra otros como son ryptococcus neoformans, Microsporum spp, Blastomyces dermatitis e Histoplasma capsulatum.

Algunas de las infecciones que Fluconazol puede tratar son:

  • Candidiasis genital: infección del hongo Cándida, ya sea en la vagina o en el pene.
  • Candidiasis de las mucosas: infección por hongo Cándida en las mucosas de la boca o la garganta o asociadas a prótesis dentales.
  • Candidiasis esofágica.
  • Candidiasis en otras zonas del cuerpo: el hongo Cándida puede localizarse en el torrente sanguíneo e infectar a corazón, pulmones o el tracto urinario.
  • Infecciones en la piel: como Onicomicosis (micosis de uña), pie de atleta o tiña.
  • Meningitis criptocóccica: Infección por hongos en el cerebro.
  • Coccidioidomicosis: infección del sistema broncopulmonar.
  • Criptococosis: infección que suele afectar a los pulmones y aparecer en personas con defensas muy bajas.
  • Blastomicosis: enfermedad poco frecuente causada por la inhalación del hongo Blastomyces dermatitidis.
  • Pitiriasis versicolor: infección en la piel, llamada también tela blanca.

También se puede recetar para evitar que reaparezcan infecciones como la meningitis meningitis criptocóccica, infecciones en las mucosas, reducir las repeticiones de Cándida o prevenir el contagio por el hongo Cándida.

Para qué sirve el Fluconazol - Para qué sirve el Fluconazol

Cómo tomar Fluconazol

Las dosis de Fluconazol son diferentes dependiendo de la infección. Se presenta en tabletas con capsulas rellenas de líquido y se toma por vía oral. No hace falta estar en ayuno o acompañarlo de comidas.

Normalmente suele tomarse una vez al día y dependiendo de la infección se tomará una sola vez o durante varias semanas. Su duración siempre dependerá del tipo de afección y estará siempre indicada por el médico. Sigue siempre sus instrucciones respecto a la toma de Fluconazol.

A continuación te damos algunas recomendaciones sobre cómo tomar Fluconazol:

  • Para un mejor uso agita primero la capsula antes de ingerirlo para que se mezcle uniformemente.
  • Tiene efecto a los pocos días por lo que si no ves una mejora o los síntomas empeoran consulta con el médico.
  • Se debe tomar Fluconazol el tiempo que indique el médico y nunca dejar de tomarlo antes. En este caso la infección podría reaparecer por no haberse tratado adecuadamente.
  • Si olvidas tomar una dosis tómala en cuanto te acuerdes. No obstante, si la dosis está muy cerca de la siguiente toma es mejor dejarla pasar y esperar a tomar al siguiente capsula.
  • Normalmente se utiliza una dosis de 150 mg al día (una capsula al día), pero en las infecciones de piel suele disminuirse, siendo esta de un comprimido por semana durante alrededor de 2 a 6 semanas.
  • Cuando se trata de una situación más grave se utiliza Fluconazon inyectable por vía intravenosa que es más directo.

Fluconazol: efectos secundarios y contraindicaciones

Aunque el Fluconazol es un medicamento bastante bien tolerado también tiene efectos secundarios, como el resto de antibióticos. En este caso los efectos adversos que puede tener son dolor abdominal, nauseas o incluso diarrea. También es posible que provoque dolores de cabeza. En pacientes portardores del VIH es posible que aparezcan reacciones en la piel. Aunque son efectos adversos normales, consulta a tu médico si se vuelven más graves o si son constantes.

En pacientes que presenten insuficiencia renal es muy importante ajustar la dosis para evitar una intoxicación. Las dosis excesivas pueden causar trastornos psiquiátricos como paranoia o alucinaciones. Por eso es muy importante seguir las indicaciones en cuanto a la dosis establecida y nunca sobrepasarla.

Contraindicaciones del Fluconazol

Además, el Fluconazol está contraindicado en algunos pacientes como aquellos que puedan tener posibles alergias o hipersensibilidad a Fluconazol o alguno de sus componentes. También debe evitarse en el embarazo, y especialmente en el primer trimestre. Puede provocar malformaciones en el feto. Tampoco es recomendable tomarlo durante el resto del embarazo, lo mejor es consultar con el médico. Durante la etapa de lactancia también está contraindicado puesto que pasa a través de la leche y puede afectar al bebé.

Para qué sirve el Fluconazol - Fluconazol: efectos secundarios y contraindicaciones

Interacción con otros medicamentos

No se recomienda tomar Fluconazol con anticoagulantes orales como la warfarina, ya que podría casar un aumento del INR. Además puede potenciar la toxicidad de otros medicamentos como:

  • Lovastatina
  • Quinina
  • Digoxina
  • Zidovudina
  • Fenitoína
  • Clorpropamida
  • Glibenclamida
  • Ciclosporina
  • Tacrolimus
  • Midazolam
  • Terfenadina

En el caso de mujeres que estén tomando la píldora anticonceptiva y necesiten utilizar Fluconazol para tratar una candidiasis no hay ningún problema ya que en periodos cortos el Fluconazol no disminuye la efectividad de la píldora anticonceptiva. Sin embargo, sí disminuye la metabolización de los estrógenos por lo que no es conveniente utilizarlo durante tiempos excesivamente largos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Para qué sirve el Fluconazol, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre Para qué sirve el Fluconazol

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
maribel carrero toscano
b uenos dia mi pregutas me ise un tatuaje pequeño pero se infecto lo veo muy rojo sera que esa pastilla de fluconazol 200 me servira para desiflamar le agradesco su colaboracion gracia
Mar
No, el fluconazol es para infecciones por hongos sobre todo. Deberías ir al médico para que revise la herida, quizás con una limpieza con desinfectante y recomendaciones de aseo sea suficiente.

Para qué sirve el Fluconazol
1 de 3
Para qué sirve el Fluconazol

Volver arriba