Compartir

Pitiriasis versicolor: causas, síntomas y tratamiento

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 20 octubre 2016
Pitiriasis versicolor: causas, síntomas y tratamiento

La pitiriasis versicolor, también llamada tiña versicolor, es una infección micótica en la piel ocasionada por la multiplicación del hongo Pityrosporum ovale, el cual forma parte de las levaduras que se encuentran habitualmente en la flora de la piel. Ahora bien, cuando este hongo prolifera, puede causar los síntomas de tiña versicolor, provocando la aparición de manchas y lesiones cutáneas en ciertas zonas del cuerpo, comúnmente en las que son más grasosas u oleosas. Se trata de una afección cutánea bastante común que se observa con mayor frecuencia en adolescentes y personas adultas jóvenes y en aquellas que residen en climas tropicales y templados. Para su curación, es necesario iniciar un tratamiento antimicótico y tener en cuenta una serie de cuidado personal e higiene para no agravar las lesiones. En este artículo de ONsalus, explicamos cuáles son las causas, los síntomas y el tratamiento de la pitiriasis versicolor.

Causas de la pitiriasis versicolor

La pitiriasis versicolor está causada por la proliferación del hongo denominado Pityrosporum ovale en la piel, el cual se encuentra normalmente en la dermis, pero puede crecer y multiplicarse causando esta infección cutánea cuando se dan una serie de condiciones especiales. Entre las condiciones que favorecen la aparición de una tiña versicolor, se encuentran las siguientes:

  • El calor y la humedad.
  • Sudoración excesiva.
  • Los factores genéticos.
  • Tener un sistema inmunológico debiltado, como puede ser el caso de pacientes con diabetes o VIH.
  • Padecer de enfermedades de la piel, como la dermatitis seborreica.
  • Uso de ciertos productos cosméticos.
  • Embarazo.
  • Estar bajo un tratamiento con corticoides

El crecimiento de dicha levadura necesita de ácidos grasos, motivo por el cual la infección suele manifestarse en áreas de piel seborreica o más grasosas, como las zonas superiores del pecho o la espalda, los hombros y el cuello, aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Síntomas de la pitiriasis versicolor

El principal síntoma de la pitiriasis versicolor es la aparición de una especie de manchas o parches decolorados en la piel de la zona afectada que se caracterizan por signos como los siguientes:

  • Manchas irregulares con bordes bien delimitados.
  • Manchas de color rojizo oscuro o marrón en un inicio que, con el paso del tiempo, se van volviendo cada vez más claras.
  • Descamación leve de las manchas cuando se rascan. Este síntoma se conoce como "signo de la uñada".
  • Las manchas pueden aparecer de forma aislada o confluir las unas con las otras, dando lugar a placas de gran tamaño que simulan el aspecto de mapas.

Además de estas manchas, otros síntomas de la pitiriasis versicolor que se pueden experimentar son picazón o comezón y aumento de la sudoración.

Por lo general, la erupción cutánea causada por esta infección micótica suele ser pálida y, debido a esto, si la persona afectada tiene piel clara, en muchas ocasiones apenas se percibe. En este caso, suele apreciarse después de tomar al sol, pues las áreas dañadas no se broncean y contrastan con el cambio de color que ha experimentado la piel que hay a su alrededor. Por el contrario, las manchas de la tiña versicolor son mucho más visibles en aquellas personas de piel oscura, quienes sufren hipopigmentación o pérdida de color en la piel.

Pitiriasis versicolor: causas, síntomas y tratamiento - Síntomas de la pitiriasis versicolor

Diagnóstico de la pitiriasis versicolor

Es importante consultar con el médico en caso de síntomas de pitiriasis versicolor. El diagnóstico clínico de dicha infección se realiza en base a las características que presenten las lesiones cutáneas y exámenes microscópicos, ya que hay varias enfermedades que podrían confundirse con esta, como por ejemplo la pitiriasis rosada, la pitiriasis alba, el vitíligo, la dermatitis seborreica, etc.

En muchas ocasiones, será necesario aplicar hidróxido de potasio para que las lesiones cutáneas brillen cuando se expongan a una lámpara de Wood. En otras, puede requerirse un raspado de piel que, posteriormente, sea analizado bajo microscopio para buscar el hongo causante de la infección.

Tratamiento de la pitiriasis versicolor

El tratamiento de la pitiriasis versicolor se basa en la administración de medicamentos antimicóticos que se encarguen de frenar la proliferación del hongo Pityrosporum ovale en la piel. Las opciones de tratamiento pueden variar en función de la gravedad de la erupción cutánea, de su localización y de si se ha padecido de la afección con anterioridad:

  • Fármacos antifúngicos tópicos: son medicamentos que contienen sulfuro de selenio y que en forma de lociones o champús se aplican sobre la piel dañada y se dejan aplicar durante unos 10 minutos, lavándola posteriormente una vez ha transcurrido este periodo de tiempo. Suelen prescribirse para ser aplicados 1 o 2 veces al día durante al menos 2 semanas, aunque en algunos casos es posible que su aplicación se recomiende 1 vez a la semana durante unos 6 meses, aproximadamente.
  • Fármacos antifúngicos por vía oral: es posible que se recete la toma de comprimidos antimicóticos cuando la infección no se cure con los otros tratamientos o cuando afecte a una gran superficie de la piel.

Es importante tener en cuenta que aunque se haya finalizado el tratamiento, las manchas por tiña versicolor no suelen desaparecer de forma inmediata, sino que pueden tardar incluso meses hasta llegar a desaparecer por completo.

Pitiriasis versicolor: causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento de la pitiriasis versicolor

Prevención y remedios caseros para la pitiriasis versicolor

Además de los medicamentos anteriores que sirven para el tratamiento de la pitiriasis versicolor, hay algunas medidas preventivas que se pueden tener en cuenta para evitar, en la medida de lo posible, la proliferación del hongo causante en la piel. Además, con algunos remedios caseros, es posible aliviar los síntomas y favorecer la sanación. Los más importantes a considerar son:

  • Evitar la sudoración excesiva y los ambientes muy húmedos o con mucha calor.
  • Evitar llevar ropa muy ajustada o ceñida al cuerpo.
  • Evitar la aplicación de productos o lociones muy aceitosas en la piel.
  • Usar geles o lociones antimicóticos una o dos veces al mes para evitar que las lesiones cutáneas reaparezcan.
  • Ducharse todos los días y lavar la ropa, las sábanas y las toallas con agua caliente para desinfectarlas y eliminar los posibles rastros de hongos.
  • Entre los remedios caseros para la pitiriasis versicolor más efectivos, se encuentran el aloe vera, el vinagre de manzana, el agua de mar, el ajo y el aceite de árbol de té.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Pitiriasis versicolor: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Pitiriasis versicolor: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Pitiriasis versicolor: causas, síntomas y tratamiento
1 de 3
Pitiriasis versicolor: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba