Compartir

Prueba de Coombs directa e indirecta: qué es y cómo se realiza

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. Actualizado: 7 noviembre 2018
Prueba de Coombs directa e indirecta: qué es y cómo se realiza

Los anticuerpos son una proteína que produce el sistema inmunitario ante la presencia de sustancias malignas como bacterias, hongos, parásitos y virus, más conocidos como antígenos. Sin embargo, puede ocurrir que un fallo en la función del sistema inmune confunda el tejido bueno con una amenaza para el organismo creando anticuerpos que lo destruyan, lo cual origina un trastorno autoinmune.

La prueba de Coombs es un examen diagnóstico que busca precisamente identificar la presencia de anticuerpos para diagnosticar distintas patologías que puedan estar afectando a la salud de una persona. En este artículo de ONsalus, podrás conocer qué es la prueba de Coombs directa e indirecta y cómo se realiza.

También te puede interesar: Prueba de Romberg: qué es y cómo se realiza

Qué es la prueba de Coombs directa e indirecta

La prueba de Coombs es un examen diagnóstico que busca identificar la presencia de anticuerpos fijados en los glóbulos rojos de la sangre y que causen su destrucción prematura. Los glóbulos rojos son el componente más abundante en la sangre y son responsables de transportar el oxígeno a todas las células del cuerpo, por lo que su pronta destrucción significaría un riesgo para la salud de la persona.

Existen dos tipos de prueba de Coombs:

  • Prueba de Coombs indirecta. También se conoce como prueba indirecta de antiglobulinas. Esta prueba se utiliza para detectar aquellos anticuerpos que actúan libremente contra determinados glóbulos rojos.
  • Prueba de Coombs directa. Detecta anticuerpos fijados a la superficie de los glóbulos rojos y que ocasionan su destrucción.

Para qué sirve la prueba de Coombs indirecta

  • La prueba de Coombs indirecta se realiza siempre que se va a llevar a cabo una transfusión sanguínea. En caso de que la prueba salga positiva y se detecten anticuerpos, será necesario identificar mediante otra prueba de qué anticuerpo se trata.
  • Si después de realizar una transfusión sanguínea la persona presenta algún tipo de alergia o reacción desfavorable es probable que los médicos realicen una prueba de Coombs indirecta y una directa para determinar la causa de la reacción. De igual modo, una vez controlada la condición se puede realizar nuevamente una prueba de Coombs indirecta para comprobar la cantidad de anticuerpos.
  • Esta prueba también se utiliza durante el embarazo, ya que permite determinar si existen anticuerpos que puedan atravesar la placenta y atacar las células del feto ocasionando una condición conocida como enfermedad hemolítica del recién nacido.
  • La prueba de Coombs indirecta permite identificar en las mujeres embarazadas cuyo tipo de sangre es Rh negativo, si existe la presencia de anticuerpo Rh. Una madre Rh negativo puede desarrollar anticuerpos si está en contacto con los glóbulos rojos de un bebé cuyo grupo sanguíneo es Rh positivo. En estos casos la prueba de Coombs indirecta suele realizarse a las 28 semanas de gestación y antes del parto como método preventivo.
  • El diagnóstico de la anemia hemolítica autoinmune es otra de las funciones de la prueba de Coombs indirecta. Esta condición ocurre cuando el organismo produce anticuerpos contra sus propios antígenos, ocasionando no solo la anemia, sino siendo también causal de lupus, leucemia linfocítica crónica, neumonía por micoplasma y mononucleosis.
Prueba de Coombs directa e indirecta: qué es y cómo se realiza - Para qué sirve la prueba de Coombs indirecta

Para qué sirve la prueba de Coombs directa

  • La principal función de la prueba de Coombs directa es determinar si una persona que padece anemia hemolítica (la destrucción de glóbulos rojos es superior a la producción) es causada por anticuerpos que reaccionan negativamente ante los hematíes. Esto ocurre en el caso de la anemia hemolítica autoinmune, donde el cuerpo autodestruye los glóbulos rojos en sangre.
  • Diagnosticar la enfermedad hemolítica del recién nacido es otra de las funciones de la prueba de Coombs directa. Esta condición, que explicamos anteriormente se produce por la incompatibilidad sanguínea entre la madre y el bebé, no suele ser frecuente ya que se puede prevenir con la realización de la prueba de Coombs indirecta.
  • Al igual que la prueba de Coombs indirecta, la directa también se utiliza para conocer la causa de una reacción adversa tras una transfusión sanguínea, indicando si la persona ha generado anticuerpos contra los glóbulos rojos contenidos en la sangre del donante.

Análisis de los resultados de una prueba de Coombs

Valores normales

Cuando la prueba de Coombs, directa o indirecta, arroja un resultado dentro del rango, se puede asegurar que no existe agrupación de células y, por lo tanto, no hay anticuerpos que ataquen los glóbulos rojos.

Prueba de Coombs directa positiva

Este resultado determina la existencia de anticuerpos que actúan en contra de los glóbulos rojos. Una vez recibidos los resultados, el especialista médico deberá buscar la causa de dicho desorden, entre las cuales resaltan:

  • Anemia hemolítica.
  • Leucemia linfocítica crónica.
  • Enfermedad hemolítica del recién nacido.
  • Mononucleosis infecciosa.
  • Infección por micoplasma.
  • Reacciones adversas a transfusión.
  • Lupus.
  • Sífilis.
  • Edad anciana.

Prueba de Coombs indirecta positiva

Significa que en el cuerpo existen anticuerpos que actúan contra los glóbulos rojos porque estos son interpretados como cuerpos extraños. Esto puede ser ocasionado por:

  • Anemia hemolítica autoinmune a causa de medicamentos.
  • Incompatibilidad sanguínea.
  • Enfermedad hemolítica del recién nacido.

Ambas pruebas se llevan a cabo en un laboratorio químico con la extracción de una muestra de sangre de la persona.

Prueba de Coombs directa e indirecta: qué es y cómo se realiza - Análisis de los resultados de una prueba de Coombs

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Prueba de Coombs directa e indirecta: qué es y cómo se realiza, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre Prueba de Coombs directa e indirecta: qué es y cómo se realiza

¿Qué te ha parecido el artículo?

Prueba de Coombs directa e indirecta: qué es y cómo se realiza
1 de 3
Prueba de Coombs directa e indirecta: qué es y cómo se realiza

Volver arriba