menu
Compartir

Qué es una equimosis y sus causas

 
Por Delfina Viana. Médica.. 25 mayo 2021
Qué es una equimosis y sus causas

Equimosis es una colección de sangre justo por debajo de la piel, lo cual puede ocurrir por muy diferentes motivos: desde una infección, un traumatismo por succión o una enfermedad más complicada como una leucemia.

Es por ello que saber cuál es el problema ayudará a resolver más fácilmente la equimosis. Puede ser necesario aplicar frío, una pomada o incluso ciertas hierbas pueden ser de utilidad, pero en otros casos es necesario corregir el problema de base para que puedan desaparecer estas lesiones.

Te explico qué es y cuáles son las causas de una equimosis en el siguiente artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Por qué me duran tanto los moretones

Qué es una equimosis

La equimosis, también conocida como cardenal o moretón, es una lesión plana de la piel (es decir, que no tiene relieve al tocarla). Esta lesión se forma a partir de la salida de sangre desde un pequeñísimo vaso sanguíneo, desde allí se expande a través de los tejidos que están por debajo de la piel y se puede observar como si fuera una mancha.

Puede verse de forma más notoria si hay mayor inflamación y acumulación de edema. Lo que la diferencia de otro tipo de lesiones, que cursan con eritema o enrojecimiento de la piel, es que no desaparece cuando la presionas.

La equimosis es un tipo pequeño de hematoma. Desde el punto de vista médico-legal, se consideran diferentes estos dos términos en pos de identificar la causa de los mismos. Como te he comentado, la equimosis es una lesión plana y menor de 5 mm, en cambio, un hematoma es mayor que esta y suele tener colección de líquido, con lo cual no es plana.

El color de la equimosis irá variando a medida que van pasando los días. Al principio será de un tono rojizo, para luego pasar a ser más azulado, luego, verde y, por último, amarillento. Todo esto en la medida que la sangre se vaya transformando y reabsorbiendo.

El tiempo que dura una equimosis varía de acuerdo a muchos factores y puede ir de 2 a 4 semanas, a veces, un poco más.

Existen diferentes razones por las cuales pueden aparecer las equimosis. A continuación, te describiré las más causas de equimosis más frecuentes y qué puedes hacer para mejorarlas.

Traumatismo

Un golpe es una de las causas de una equimosis más frecuentes. Si se produjo un traumatismo justo donde hay pequeños vasos sanguíneos, es posible que se produzca un hematoma pequeño y superficial, sin colección de líquido.

Si es limitado a la zona donde se produjo el golpe y poco a poco va cambiando de color para, finalmente, desaparecer, no debes preocuparte.

¿Qué hacer?

  • Una manera de evitar que el moretón sea muy marcado es utilizar ghee o manteca clarificada en cuanto se produjo el traumatismo. Este tiene propiedades hemostáticas y antiinflamatorias y, al penetrar fácilmente en los tejidos, llega a la zona de traumatismo de manera rápida y, por ello, es muy efectivo.
  • El hielo local también es una excelente opción cuando recién se ha producido el golpe. De esa manera, se produce vasoconstricción, es decir, el cierre de los pequeños vasos sanguíneos para que no siga saliendo sangre y agrandando la equimosis. Además de mantener a raya la inflamación y calmar el dolor.
  • Otra opción es aplicar árnica. Esta sustancia, ya sea preparada en gel o ungüento, es muy efectiva para reducir los hematomas rápidamente, lo cual es debido a que actúa reduciendo la hinchazón. Debe aplicarse entre 2 y 4 veces por día. Algo importante es que no debe ser usada sobre la piel dañada.
  • El aloe vera también es muy útil en casos de inflamación y moretones. Se puede aplicar directamente sobre la piel afectada el gel que se obtiene de cortar una hoja y repetir el procedimiento varias veces al día.
  • La vitamina K también es una aliada en el momento de combatir las equimosis. Si bien su principal acción es interna al favorecer la buena circulación y coagulación, también puede aplicarse de forma externa. Existen cremas que la incluyen y ayudan a la desinflamación y a disminuir el tiempo de duración de los moretones.

En el siguiente artículo, puedes ver más Remedios caseros para golpes inflamados.

Intervenciones quirúrgicas y estéticas

Desde tratamientos estéticos aparentemente simples como la colocación de botox, la masoterapia o una cirugía abdominal pueden generar equimosis en la piel. Puede tratarse de lesiones pequeñas o grandes que irán cambiando de color conforme vayan pasando los días.

Cuando se trata de procedimientos estéticos hay muy poca tolerancia con estas lesiones, precisamente, porque lo que se intentaba era dejar mejor la apariencia y los moretones no son nada estéticos.

Es por ello que para reducir la inflamación y el tiempo que están estas lesiones en la piel puedes recurrir a alguna de las prácticas que nombré en el apartado anterior como el frío, el ghee, el aloe vera, el árnica o cremas con vitamina K.

Mala circulación

Muchas veces, en casos de mala circulación venosa como en personas que están mucho de pie, por ejemplo, pueden aparecer equimosis con simples golpes.

En esos casos suele haber hinchazón con el paso del día, sensación de piernas cansadas e incluso adoloridas.

Para mejorar la circulación puedes adoptar algunas medidas como:

  • Realizar ejercicio físico al menos 30 minutos al día.
  • Si pasas mucho tiempo en un mismo asiento puedes mover las piernas en el lugar, con el tobillo hacia arriba y luego hacia abajo. De esa manera, favoreces que la sangre no se estanque en las piernas y pueda retornar al corazón. Lo ideal en esos casos es dar una pequeña caminata de no más de 2 o 3 minutos al menos cada una hora.
  • Alimentarte de manera saludable. Esto es fundamental para favorecer la circulación sanguínea. Deja de lado alimentos procesados, alcohol, refinados (sal, azúcar, harina blancas), aceites vegetales. Cuanto más natural sea tu dieta mejor.
  • Si notas sequedad en tu cuerpo es bueno que la disminuyas a partir de tu alimentación y de usar aceites naturales de modo externo. Esto es clave para recuperar la circulación sanguínea.

Si ya notas equimosis puedes recurrir a algunos de los consejos que te he dado en los apartados anteriores, pero ten en cuenta que si las lesiones son muy frecuentes, son muchas o tardan demasiado en desaparecer es deseable que realices una consulta médica. Es importante descartar diferentes enfermedades que pueden ser más complicadas.

Envejecimiento de la piel

Se ha descrito que en algunos casos pueden aparecer pequeños hematomas o equimosis cuando la piel va perdiendo elasticidad y humedad. Esto no tiene realmente que ver con los años que pasen o no, sino más bien con el cuidado que das a tu cuerpo.

La humectación de la piel es resultado de la humectación del cuerpo entero, entonces, no son útiles solamente los tratamientos externos, es importante que tus hábitos y mente te acompañen de manera saludable.

Si se han descartado todas las otras causas de equimosis y se llega a la conclusión de que solo es un proceso de envejecimiento de la piel, puedes seguir alguno de estos consejos:

  • Externamente puedes aplicar alguna de las medidas que te sugerí: aloe vera, ghee, árnica, etc.
  • Procura que tu alimentación sea lo más natural posible. Puedes elegir sobre todo aquellos alimentos que favorecen la humectación del cuerpo como: cereales integrales (sobre todo el arroz), frutas y vegetales de estación, si consumes frutos secos debe ser en poca cantidad y debes remojarlos previamente.
  • Evita sustancias irritantes y que secan como: el alcohol, el café, el té negro, el tabaco.
  • Realiza masajes con aceite en todo tu cuerpo antes de bañarte.
  • Practica ejercicio físico a diario, pero de manera moderada acorde a tu capacidad física.
  • Dale importancia a un buen descanso nocturno.

Infecciones

En casos de infección grave diseminada (septicemia) pueden aparecer equimosis en diversas zonas del cuerpo.

En este caso habrá otros síntomas notorios como, por ejemplo:

  • Fiebre.
  • Malestar general.
  • Dolor de cuerpo.
  • Decaimiento.
  • Baja tensión.
  • Pulso acelerado.
  • Falta de apetito.

Suelen utilizarse antibióticos para tratar la infección. Se debe tener en cuenta que tanto o más importante es el estado de salud de la persona infectada, ya que la resolución de la infección depende de sus propias defensas. Estas mejoran cuando la persona toma buenos hábitos (de alimentación, sueño) y así es más fácil y pronta su recuperación.

Fármacos

Algunos medicamentos pueden generar sangrados leves por debajo de la piel. Es el caso de fármacos como:

  • Warfarina.
  • Aspirina.
  • Heparina.
  • Corticosteroides.

Es importante acudir a quien recetó este fármaco para informar este efecto adverso, ya que ese sangrado puede acontecer en otras zonas del cuerpo. Es importante aclarar que no debería suspenderse la medicacion sin revisión médica.

Enfermedades de la coagulación

Si existe algún trastorno por el cual la sangre no coagule apropiadamente pueden aparecer múltiples equimosis o hematomas sin motivo, así como sangrados espontáneos o sangrado importante que no cede en caso de heridas.

Puede deberse a un déficit vitamínico, problemas con las plaquetas o enfermedades hereditarias, por ejemplo.

Las equimosis en este tipo de casos podrán mejorar en cuanto mejore el problema de coagulación, para lo cual es importante llegar al diagnóstico correcto.

Leucemia

Esta y algunas otras enfermedades proliferativas pueden presentarse con equimosis o hematomas sin razón aparente.

Es por ello que si observas moretones sin haber sufrido un golpe importante, o bien observas muchas equimosis o estas demoran en irse, sería importante acudir a un centro médico. Así podrá descartarse esta y otras causas de equimosis.

El tratamiento debería apuntar a resolver la enfermedad de base, de esa manera, las equimosis también mejorarán.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es una equimosis y sus causas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Bibliografía
  • Epperla N, Mazza JJ, Yale SH. A Review of Clinical Signs Related to Ecchymosis. WMJ. 2015 Apr;114(2):61-5. PMID: 26756058.
  • Ho D, Jagdeo J, Waldorf HA. Is There a Role for Arnica and Bromelain in Prevention of Post-Procedure Ecchymosis or Edema? A Systematic Review of the Literature. Dermatol Surg. 2016 Apr;42(4):445-63. doi: 10.1097/DSS.0000000000000701. PMID: 27035499.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es una equimosis y sus causas
Qué es una equimosis y sus causas

Volver arriba