Compartir

Salmonelosis: síntomas, causas y tratamiento

Salmonelosis: síntomas, causas y tratamiento

La salmonelosis es una intoxicación alimenticia causada por una infección bacteriana conocida como salmonella. Se trata de una de las intoxicaciones alimentarias más comúnes y afecta a millones de personas cada año, especialmente en verano. Provoca daños en gran medida al sistema digestivo y el torrente sanguíneo, por lo que la persona infectada presenta síntomas como diarrea, fiebre y vómitos. Es importante conocer las medidas para evitar la salmonelosis y acudir al médico en cuanto se detectan los primeros síntomas. En Onsalus te explicamos los síntomas, causas y tratamiento de la salmonelosis.

También te puede interesar: Remedios caseros para la salmonelosis

Síntomas de la salmonelosis

La salmonella suele presentar sus primeras señales tras su período de incubación, es decir, entre las 8 y 72 horas después de ser infectado. Entre los daños que implica en el sistema digestivo, se encuentra la gastroenteritis, el cual no suele derivar en complicaciones pero puede ser más peligroso en niños y personas mayores. La enfermedad puede durar entre 2 y 7 días, y los síntomas suelen ser leves, aunque en algunos casos puede verse en peligro la vida por una mayor gravedad de la enfermedad por deshidratación severa cque causa la diarrea o síndrome de Reiter. Este último, también conocido como artritis reactiva, que puede causar artritis, problemas urinarios y enrojecimiento de los ojos. Los síntomas más comunes de la salmonella son:

  • Nauseas y vómitos.
  • Diarrea leve o severa.
  • Dolor de estómago.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores musculares.
  • Sangre en las heces.
  • Fiebre y escalofríos.
Salmonelosis: síntomas, causas y tratamiento - Síntomas de la salmonelosis

Causas de la salmonelosis

La principal causa de contraer salmonelosis es el contacto con alimentos infectados con la bacteria.

  • Huevos. El consumo de huevos crudos, sin que estos sean fritos o cocidos también puede provocar la contaminación. Esto se debe a que la gallina infectada produce los huevos directamente con la bacteria de la Salmonella. Asimismo, aquellos productos elaborados a base de huevos como la mayonesa y otras salsas pueden provocar la infección.
  • Carne cruda, aves y mariscos. Las carnes puedes ser contaminadas durante su procesamiento por el contacto con heces. En el caso de los mariscos, es probable que estos hayan estado en contacto con aguas contaminadas con la bacteria.
  • Frutas y verduras. Estos alimentos pueden ser lavados con agua contaminada con la bacteria de la salmonelosis. Si estos alimentos no son cocinados para su consumo, lo que puede ser muy usual en el caso de las ensaladas, la bacteria puede transmitirse a los humanos.

Además de los alimentos contaminados, también existe el riesgo de que una persona contaminada contagie a otra mediante el contacto, incluso cuando manipula alimentos o toca algún objeto que posteriormente utiliza otra persona.
La bacteria Salmonella puede estar presente también en animales domésticos, puesto que puede encontrarse en la comida con la que se alimenta a estos, como piensos, facilitando el contagio de animales vivos a humanos.

Salmonelosis: síntomas, causas y tratamiento - Causas de la salmonelosis

Tratamiento de la salmonelosis

En los casos en los que la infección se considera leve, lo habitual es mantener a la persona hidratada a través de complementos alimenticios como potasio, cloruro y sodio. En casos más graves donde los síntomas se presentan con más intensidad, puede ser necesaria la hospitalización. Los medicamentos que suelen administrarse para tratar la salmonelosis son antidiarreicos, para aliviar los cólicos, y antibióticos en el caso de que la Salmonella se encuentre en torrente sanguíneo o si el caso es considerado de gravedad. Además, se debe tener especial cuidado con en la dieta que se lleve durante el proceso de recuperación:

  • Líquido. Es uno de los pasos más importantes. La diarrea y vómitos puede generar deshidratación, por lo que beber agua frecuentemente evitará que se produzca. Se pueden consumir líquidos como el té y caldos sin grasa, además de agua. Por el contrario, se debe evitar la cafeína debido a que contribuye a la deshidratación.
  • Alimentos blandos. Cuando se nota mejoría en los síntomas, especialmente en la diarrea, se puede empezar a incorporar una dieta blanda, compuesta por arroz, patata, zanahoria, pescado y pollo hervidos o al horno. Esto ayudará a que el cuerpo recupere nutrientes y se encuentre mejor.
Salmonelosis: síntomas, causas y tratamiento - Tratamiento de la salmonelosis

Factores de riesgo y prevención

Algunos de los factores de riesgo ante la salmonelosis son los siguientes:

  • Viajar a lugares donde la sanidad es más precaria y donde la infección tiende a ser más común, como países en vías de desarrollo. Asimismo, estos países pueden presentar unas condiciones higiénicas deficientes que faciliten el contagio.
  • Convivir o tener contacto frecuente con animales, especialmente las aves y reptiles.
  • Personas que tienen un sistema inmunológico débil, por ejemplo aquellas que padecen sida o malaria, entre otras.
  • Consumir habitualmente carnes, aves y huevos crudos.

Por otro lado, podemos tener en cuenta medidas de prevención para evitar el contagio de la salmonelosis. En muchas ocasiones, se produce la llamada contaminación cruzada. Esta tiene lugar cuando manipulan alimentos contaminados, posteriormente se entra en contacto con otros alimentos sin una higiene adecuada, es decir, sin lavarse las manos. Por ello, lavarse las manos antes de entrar en contacto con cualquier alimentos es fundamental como medida de prevención, además de cocinar los alimentos. Algunas de las medias que podemos tener en mente son:

  • No lavar los huevos por fuera. Esto hace que los poros de la cáscara se abran haciendo que la bacteria entre al interior. Cuando cocinamos un huevo y la cáscara de huevo entra en contacto con el mismo, por ejemplo, cuando se parte el huevo, debemos retirar la cáscara y cocinarlo bien echando aceite hirviendo por encima. Además, debemos cocinar la yema echando aceite por encima en el caso del huevo frito.
  • En el caso de elaborar mayonesa casera, no se debe dejar fuera de la nevera mucho rato ni guardarla más de 24 horas. Por ello, es mejor consumir mayonesa envasada, la cual se elabora con huevo pasteurizado.
  • Lavarse las manos cuando se vaya a cocinar y limpiar bien los utensilios y el espacio que se ha utilizado, como tablas o encimeras.
Salmonelosis: síntomas, causas y tratamiento - Factores de riesgo y prevención

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Salmonelosis: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre Salmonelosis: síntomas, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
cecilio perez perez
Puede la salmonella atacar a los riñones y hacer que extirpen, uno de estos. Gracias por su respuesta.

Salmonelosis: síntomas, causas y tratamiento
1 de 5
Salmonelosis: síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba