Compartir

¿La salmonelosis es contagiosa?

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 26 agosto 2019
¿La salmonelosis es contagiosa?

Según organizaciones internacionales de la salud, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salmonelosis es una infección causada por una bacteria: la Salmonella. Es una enfermedad muy común, transmitida por los alimentos, tiene la particularidad de que afecta a millones de personas en el mundo entero por su fácil contagio. Esta se presenta en adultos y niños, la mayoría de los casos son leves y su recuperación es rápida, sin complicaciones en la mayoría de los casos. No obstante, especialmente en los niños y los ancianos, puede ser más grave la enfermedad dando lugar a cuadros de deshidratación que ponen en riesgo la vida del que lo padece. Si te preguntabas si la salmonelosis es contagiosa y deseas conocer más acerca de esta enfermedad, te aconsejamos que sigas leyendo el siguiente artículo de ONsalus, pues te contamos todo acerca de ella.

También te puede interesar: Remedios caseros para la salmonelosis

Qué es la salmonelosis

Es una intoxicación alimentaria producida por una bacteria conocida con el nombre de Salmonella. Esta bacteria vive de forma habitual en los intestinos de los animales, incluidos los de los humanos, y es expulsada al exterior a través de las heces. Se trata de una enfermedad bacteriana que ocurre con relativa frecuencia y que afecta al aparato intestinal. Cabe destacar que los humanos sufren esta enfermedad con cierta frecuencia por no implementar hábitos higiénicos adecuados, como veremos a continuación.

¿La salmonelosis es contagiosa? - Qué es la salmonelosis

¿La salmonelosis es contagiosa?

SÍ, la salmonelosis es una enfermedad contagiosa, se transmite por el contacto con la bacteria denominada Salmonella que habita en el intestino de los animales y de las personas, las cuales, como hemos indicado ya, son expulsadas al exterior a través de las heces. Es una bacteria muy resistente, por lo que puede sobrevivir durante semanas en ambientes secos y por meses en el agua.

La salmonelosis se puede transmitir de forma directa, cuando se consumen alimentos contaminados, o de forma indirecta cuando el contagio es a través de animales y personas infectados y, por ejemplo, en este caso es común que se dé por el contacto de las manos cuando no se han lavado correctamente.

Causas de la salmonelosis

El hábitat de la bacteria Salmonella se encuentra en el intestino de los humanos al igual que de los animales, esto se produce, como forma directa de contagio, al ingerir alimentos contaminados con partículas de heces. Entre los alimentos que se contaminan de Salmonella con mayor facilidad tenemos:

  • Carnes crudas de aves, res y pescado: al entrar en contacto las heces con las carnes antes mencionadas durante la matanza de estos animales. En los casos de pescados o mariscos contaminados es producto de la contaminación del agua.
  • Huevos crudos: la presencia de gallinas infectadas pueden dar origen a huevos contaminados por Salmonella. El consumo de huevos crudos como en el caso de la mayonesa o de cremas y salsas pueden poner en riesgo a la población.
  • Frutas y otros vegetales: pueden correr este riesgo de contaminarse, bien sea por haber sido regada con agua contaminada con Salmonella o bien, la contaminación puede ocurrir en la cocina, al momento de preparar los jugos o manipular las frutas y vegetales.
  • Otra forma de contaminación es cuando los alimentos como verduras o vegetales para preparar ensaladas, entran en contacto con los jugos de las carnes crudas, de res o de aves.

Otras causas que no sean ingerir alimentos, es decir en forma de contagio indirecto, son malos hábitos como:

  • Las personas que no toman las debidas medidas higiénicas, como lavarse las manos después de haber manipulado pañales de bebés o ir al baño.
  • La manipulación de animales también puede ser una causa de contaminación, sobre todo los pájaros o los reptiles, y luego llevarse las manos a la boca o cerca de esta o bien, después tocar un alimento que luego ingerimos.

Al mismo tiempo, las probabilidades de contraer esta enfermedad aumentan si:

  • Tienes el sistema inmunológico débil.
  • En caso de que hayas consumido antibióticos recientemente.
  • Te encuentras cercano a personas que hayan padecido recientemente una salmonelosis.

Para aprender más sobre este tema, puedes consultar este otro artículo de ONsalus en el que te ofrecemos información completa sobre la Salmonelosis, sus síntomas, causas y tratamiento.

¿La salmonelosis es contagiosa? - Causas de la salmonelosis

Síntomas de salmonelosis

Las infecciones por Salmonella frecuentemente producen una gastroenteritis bacteriana. Los síntomas de la salmonelosis que se pueden presentar con mayor facilidad son los siguientes:

  • Diarrea.
  • Fiebre.
  • Escalofrió.
  • Nauseas.
  • Vómitos.
  • Calambres abdominales.
  • Dolor de cabeza.
  • Pérdida del apetito.
  • Deshidratación.
  • Sangre en las heces.

Estos síntomas empiezan a hacerse evidentes entre las 2 y las 72 horas tras la ingesta de un alimento contaminado. Pueden durar alrededor de 2 a 7 días, pero la diarrea podría tener una duración de 10 días, incluso varios meses hasta que los intestinos vuelvan a la normalidad.

Salmonelosis: tratamiento

El tratamiento de la salmonelosis será indicado previa consulta médica debido a los cuidados que se deben tener por los síntomas que presentan las personas contaminadas, teniendo especial cuidado con la deshidratación.

En los casos leves, basta con la prescripción médica de medicamentos para la salmonelosis, así como en casos de otros tipos de infecciones intestinales por bacterias.

  • Antibióticos: esta es la primera opción cuando se trate de una salmonelosis, a través de él se mata la bacteria de forma segura, evitando que se agrave el cuadro clínico del paciente.
  • Antipirético: en caso de fiebre como el acetaminofén.
  • Antiespasmódicos: con esto se alivia la presencia de los cólicos que caracterizan esta alteración.

Si se está ante la presencia de un cuadro de deshidratación, se indica la administración de líquidos y electrolitos para restituir los líquidos perdidos. Esto se logra con la ingesta de sueros por vía oral o con la indicación de líquidos endovenosos en casos graves, previa hospitalización del paciente.

Si quieres conocer más información sobre esta enfermedad intestinal y aprender sobre las opciones naturales para tratarla, no dudes en consultar este otro artículo en el que te hablamos de los mejores Remedios caseros para la salmonelosis.

¿La salmonelosis es contagiosa? - Salmonelosis: tratamiento

Prevención de la salmonelosis

Para prevenir el contagio de la salmonelosis es importante poner en práctica las siguientes medidas:

  • Mantén refrigerados los alimentos, sobre todo los huevos o las carnes, pues el frío impide que se desarrollen estas bacterias.
  • Se debe almacenar la carne cruda de res, aves y pescado, lejos del resto de los alimentos en el refrigerador.
  • No debes colocar otros alimentos en un plato donde antes estuvo carne cruda o pescado crudo.
  • Cocinar los alimentos, como mínimo, a 65 °C durante unos 10 minutos.
  • Mantener las medidas higiénicas mínimas, como el lavado de las manos luego de haber ido al baño o haber cambiado los pañales.

La salmonelosis es una enfermedad que se puede prevenir y tratar de manera segura de la mano de tu médico de confianza, así que si en tu caso tienes estos síntomas, u otros parecidos, no dudes en acudir al médico, él/ella te indicará el tratamiento adecuado a los síntomas que presentes.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿La salmonelosis es contagiosa?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre ¿La salmonelosis es contagiosa?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿La salmonelosis es contagiosa?
1 de 4
¿La salmonelosis es contagiosa?

Volver arriba