Compartir

¿Se puede tomar colchicina y diclofenaco?

 
¿Se puede tomar colchicina y diclofenaco?

La colchicina es una medicación muy usada en el tratamiento y prevención de los dolorosos ataques de gota, pero no la cura. Del mismo modo, el diclofenaco es un antiinflamatorio muy usado para aliviar distintos tipos de dolor e inflamación, pero ¿pueden usarse juntos? Ambos tienen ciertas reacciones adversas y combinados pueden potenciarlas.

Si quieres saber más acerca de los efectos de tomar colchicina y disclofenaco juntos, continúa leyendo este artículo de ONsalus. Además, podrás encontrar información útil de cómo mejorar el problemas de la gota sin fármacos.

También te puede interesar: Cada cuánto tiempo se puede tomar Frenadol

¿Para qué sirve la colchicina?

La colchicina es el fármaco más utilizado para prevenir los ataques de dolor que aparecen en la gota, aunque también se usa para tratar otras patologías.

La gota es una enfermedad por acumulación de cristales de urato en distintas zonas del cuerpo, lo más habitual es que ese dolor aparezca en el dedo gordo del pie, se trata de una molestia muy intensa que puede durar varios días. La colchicina no disminuye la cantidad de uratos presentes en la sangre ni es un antiinflamatorio/analgésico típico como pueden ser el ibuprofeno o el diclofenaco. Su acción está dada por distintos mecanismos:

  • No permite que a la zona afectada lleguen unas células de la inflamación, disminuyendo de esta manera la reacción del cuerpo a la enfermedad.
  • Hace que el pH sea más básico, con lo cual los cristales de urato se acumulan menos en determinados lugares (no precipitan).

Puede, además, usarse como tratamiento preventivo de ataques, es decir, puede ser tomado en pequeñas dosis cada día en aquellas personas que suelen tener ataques frecuentes o muy fuertes.

Entre los efectos secundarios de la colchicina, se encuentran:

  • Molestias gastrointestinales como diarrea acuosa y con sangre, dolores tipo cólico, náuseas y vómitos.
  • Toxicidad en el hígado.
  • Problemas en la sangre: disminución de células de la sangre como plaquetas, glóbulos rojos (lo cual genera anemia). Esto, sobre todo, en pacientes que usan este medicamento por mucho tiempo.
  • Menor producción de orina u orina con sangre.
  • Problemas en nervios y músculos: neuritis, miopatías.
  • Pérdida de cabello.
  • Problemas en la piel: dermatosis, alergia.
  • Disminución de la producción de espermatozoides, con la consecuente posibilidad de infertilidad de tipo reversible.

Debe usarse con cuidado bajo vigilancia médica en las siguientes enfermedades:

  • Trastornos sanguíneos.
  • Insuficiencia hepática.
  • Insuficiencia renal.
  • Úlcera de estómago o duodeno.
  • Problemas cardíacos.
  • Ancianos.
  • Alcoholismo.
  • Después de haber usado los siguientes fármacos y por 14 días: inhibidores del CYP3A4 (antivirales, anticonceptivos orales, antimicóticos, fluoxetina, entre otros) y/o de la glicoproteína P (verapamilo).

No debe usarse en el embarazo ni la lactancia porque si bien no hay estudios en humanos, se ha comprobado que puede causar problemas en el embarazo de animales. Tampoco en casos de hipersensibilidad (alergia) a la medicación.

¿Se puede tomar colchicina y diclofenaco? - ¿Para qué sirve la colchicina?

¿Para qué sirve el diclofenaco?

El diclofenaco es un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que tiene distintos efectos sobre el cuerpo:

  • Disminuye la inflamación.
  • Calma dolores.

Se usa por corto tiempo en problemas como:

  • Traumatismos.
  • Dolores musculares.
  • Dolor de articulaciones.
  • Dolor ginecológico.
  • Dolor postoperatorio.

Entre los efectos secundarios del diclofenaco que puede producir, se encuentran:

  • Problemas gastrointestinales: úlcera, sangrados, dolor en la boca del estómago, acidez, reflujo gastroesofágico, náuseas, vómitos, diarrea, inflamación intestinal, hepatitis.
  • Mareos, dolor de cabeza.
  • Erupción de la piel.
  • Problemas en la sangre por disminución de plaquetas, glóbulos blancos y rojos. Esto es muy raro, pero puede suceder.
  • Problemas en el riñón.
  • Alergia.

Se debe usar con precaución en ancianos. No debe usarse durante el embarazo.

En personas que deban utilizarlo por largo plazo, deben ser controlados médicamente con periodicidad.

¿Se puede tomar colchicina y diclofenaco juntos?

Como hemos visto en la descripción de ambas medicaciones, las dos servirían para mitigar el dolor en caso de gota, pero la colchicina es más específica que el diclofenaco. Existe un problema en caso de querer hacer un tratamiento con ambas medicaciones y es debido a la posibilidad de que se sumen sus efectos adversos. Si has prestado atención, ambos fármacos pueden tener reacciones secundarias similares, entre ellas:

  • Problemas gastrointestinales: la gravedad de ellos es por la posibilidad de hemorragia e inflamación, lo cual puede tornarse en una situación de emergencia.
  • Alteraciones en las células sanguíneas con la consecuente: anemia, problemas de coagulación y hasta mayor dificultad de enfrentar infecciones.
  • Problemas de riñón: la gota ya es un cúmulo de tóxicos, si a esto se le suman dos fármacos que van dejando residuos en el cuerpo, puede entenderse la sobrecarga renal.
  • Trastornos hepáticos: lo mismo sucede en el hígado, ambos fármacos pasan por él y debido a que este es como una esponja que sirve para filtrar todo lo que el cuerpo no necesita, también puede inflamarse por tanta acumulación. Esto no solo trae problemas en ese momento, como dolor o dificultad en la digestión, sino que al ir acumulando tóxicos complica sus otras funciones (inmunidad, producción hormonal, entre otras).

Por todo esto que hemos visto, no se aconseja tomar colchicina y diclofenaco durante el mismo tratamiento.

¿Cómo aliviar la gota sin tantos fármacos?

Existen muchísimos estudios científicos que han comprobado la asociación entre la alimentación y la gota. Existen ciertos alimentos que producen un aumento de los cristales de uratos, con lo cual estos precipitan, se acumulan y dan origen a los dolorosos ataques:

  • Carne: de todo tipo (de vaca, cerdo y hasta pescado).
  • Azúcar.
  • Bebidas endulzadas.
  • Jarabe de maíz: presente en la gran mayoría de productos procesados tales como galletas, postres y demás.

Por otro lado, la acumulación de tóxicos a lo largo de toda la vida hacen que hígado y riñones (los órganos encargados de limpiar el cuerpo) se saturen, con lo cual ya no están en la capacidad de eliminar lo que deberían. Por lo tanto, mejorar tu dieta dejando de consumir productos con conservantes, colorantes, harinas mejorará tu estado de salud.

En algún momento se había visto que algunos vegetales como las espinacas podrían aumentar la cantidad de uratos, pero se comprobó que no es así, que es sano consumirlas padeciendo gotas.

Así mismo, es clave que la base de la dieta sean frutas y verduras crudas, tal vez en una primera etapa de la enfermedad y hasta que el cuerpo pueda desembarazarse de tanto acumulamiento es conveniente consumir sobre todo verduras, crudas eso sí, ya que de esa manera conservan todas sus vitaminas y su capacidad de ayudar al hígado y riñones a limpiarse. Por otro lado, contienen gran cantidad de fibra, lo cual es muy necesario para bajar los niveles de ácido úrico.

Se ha visto en algunos estudios que la leche sería un factor protectivo frente a los ataques de gota y es porque tiene entre sus componentes una sustancia llamada ácido orótico, que compite por el lugar de los cristales de urato, con lo cual al no poder precipitarse no desencadenan cuadros de dolor. No obstante, esto no significa que se cure la gota, sino que los cristales de urato siguen dando vueltas por ahí, no teniendo espacio para instalarse, pero la toxicidad sigue. Por otro lado, se ha demostrado en varios estudios que los lácteos dejan residuos en el cuerpo que se van acumulando y potencian reacciones inflamatorias, lo que significa que indirectamente contribuyen al desequilibrio corporal, favoreciendo enfermedades como diabetes, hipertensión, síndrome metabólico y hasta cáncer.

Entre otros alimentos que ayudan a curar la gota están: frutos secos, aceite de oliva, semillas, fermentados, germinados.

Bajar de peso también es clave para curar la gota, ya que el sobrepeso indica acumulación de toxinas que el cuerpo difícilmente puede eliminar solo.

¿Se puede tomar colchicina y diclofenaco? - ¿Cómo aliviar la gota sin tantos fármacos?

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede tomar colchicina y diclofenaco?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Bibliografía
  • Löffler M, Carrey EA, Zameitat E. Orotate (orotic acid): An essential and versatile molecule. Nucleosides Nucleotides Nucleic Acids. 2016;35(10-12):566–577. doi:10.1080/15257770.2016.1147580
  • Beyl RN Jr, Hughes L, Morgan S. Update on Importance of Diet in Gout. Am J Med. 2016;129(11):1153–1158. doi:10.1016/j.amjmed.2016.06.040

Escribir comentario sobre ¿Se puede tomar colchicina y diclofenaco?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se puede tomar colchicina y diclofenaco?
1 de 3
¿Se puede tomar colchicina y diclofenaco?

Volver arriba