Compartir

¿Son peligrosas las hemorroides?

Por Melanie Re. Actualizado: 9 septiembre 2016
¿Son peligrosas las hemorroides?

Las hemorroides o almorranas son un trastorno bastante común, pero pocas personas intentan tratarlas, ya que les genera mucha vergüenza. Sin embargo, es de suma importancia que consultes con un médico si padeces esta condición para que te revise y, de esta forma, recibas el tratamiento indicado para eliminarla.

Las hemorroides pueden desarrollarse en cualquier persona, sin importar si eres hombre o mujer, pero es más probable que te aparezcan almorranas si tienes más de 30 años de edad. Se le llama de esta forma a unos bultos que aparecen en el borde del ano a causa de la dilatación de las venas de la zona y la congestión de la sangre. Inicialmente se encuentran localizadas en el interior, denominadas hemorroides internas, aunque luego pueden llegar a exteriorizarse, llamadas hemorroides o almorranas externas.

Si te preguntas ¿son peligrosas las hemorroides? en ONsalus queremos que sepas que no lo son, pero si no están bien tratadas pueden llegar a hacerlo. Además, te brindamos toda la información sobre esta patología para que puedas responder todas tus preguntas.

También te puede interesar: ¿Se pueden tener relaciones con hemorroides?

Causas de las hemorroides

Las causas más frecuentes por las que puedes desarrollar hemorroides son:

  • Embarazo: es frecuente y muy común que aparezca esta alteración si estás embarazada, principalmente en las últimas semanas, debido a que aumenta la presión que provoca el útero sobre las venas hemorroidales.
  • Estreñimiento: cuando sufres de estreñimiento, con heces muy compactas y duras, se oprimen las venas de la zona provocándote hemorroides. Aunque también es posible que te ocurra en el caso contrario, de una diarrea excesiva, por culpa de la irritación.
  • Sobrepeso: el exceso de peso corporal también te puede provocar esta alteración, ya que la grasa podría presionar las venas.
  • Dietas: si eres de las personas que se encuentran realizando dietas con un bajo consumo de fibra eres más propenso a sufrir de hemorroides, debido a que muchas dietas de este tipo tienen como consecuencia el estreñimiento. Te invitamos a leer nuestro artículo en el que te explicamos como debe ser una buena dieta para las hemorroides.
  • Mala postura: que permanezcas muchas horas en la misma posición, ya sea parado o sentado, puede generarte hemorroides.
  • Menstruación: durante el período femenino también se es más probable que padezcas las hemorroides.
¿Son peligrosas las hemorroides? - Causas de las hemorroides

Síntomas principales de las hemorroides

Generalmente, si presentas almorranas leves suelen ser asintomáticas; sin embargo, la sintomatología principal de esta patología es:

  • Dolor: si bien las hemorroides internas no suelen causarte una dolencia, las externas si lo hacen. Cuando este dolor es intenso y permanece durante algunos días podría tratarse de una trombosis de las hemorroides, por lo que puede llegar a causarte molestias grandes con un simple roce y es indispensable que realices una consulta al médico.
  • Sangrado: al ser una persona que sufre de hemorroides puedes llegar a sangrar al momento de defecar. Suele ser un sangrado leve y lo detectas un poco en las heces y manchas en el papel higiénico. Si la sangre es abundante no debes dudar en visitar a un especialista lo antes posible.
  • Secreción: existe una secreción de moco que proviene de la misma mucosa anal, lo cual es normal si tienes hemorroides interna. Esto puede provocarte irritación en la piel, picazón en el área o sensación de quemazón.
  • Inflamación: cuando se trata de hemorroides más evolucionadas, te pueden aparecer en la zona algunos abultamientos por la inflamación, que suelen estar fuera del ano y no se pueden reintroducir. Esto se denomina prolapso hemorroidal. La gravedad de las almorranas es diagnosticada por un doctor dependiendo de los síntomas que presentes.
¿Son peligrosas las hemorroides? - Síntomas principales de las hemorroides

Tratamientos de las hemorroides

Para el tratamiento de las hemorroides suele recomendarse que hagas 3 o 4 baños de asiento de agua tibia-fresca al día. Por otra parte, puedes aplicar crio-compresas o hielo en el lugar del trastorno, principalmente para que alivies los síntomas como el dolor o la picazón.

Además, existen numerosas cremas antihemorroidales que podrías utilizar, ya que funcionan como analgésico local y mejora el cuadro de manera muy rápida, aunque también tienes la opción de consumir analgésicos por vía oral. Como acompañamiento de tu tratamiento se recomienda algunos remedios naturales como infusiones con plantas especiales para este trastorno, como por ejemplo, la manzanilla y la caléndula.

Por otra parte, si sufres de hemorroides internas sangrantes o aquellas que son muy molestas, podrías emplear bandas elásticas, para estrangular las hemorroides hasta que caigan, aunque te puede causar dolor y sangrado principalmente los primeros días.

Asimismo, coagular las almorranas con láser o luz infrarroja las hace encoger y desaparecen de tu cuerpo con el tiempo. También está la posibilidad de que utilices nitrógeno líquido para congelar las hemorroides y eliminarla por completo o las inyecciones esclerosantes que se administran en el lugar para cicatrizar las hemorroides y calmes los síntomas.

Para las hemorroides internas de gran tamaño que causan muchas molestias y que no responden a otros tratamientos, existe la posibilidad de que seas sometido a una hemorroidectomía, es decir, la eliminación quirúrgica.

Si bien es el método más eficaz para que te deshagas de las almorranas, no se suele recurrir a este al menos que no respondas a ningún otro tratamiento, ya que la operación puede tener algunos riesgos. Por ejemplo, que se te formen coágulos en las piernas o haya un estrechamiento del ano llamado estenosis anal.

En el siguiente artículo profundizamos sobre los distintos tratamientos para las hemorroides dependiendo de cada tipo.

¿Se pueden prevenir las hemorroides?

Puedes mejorar los síntomas o incluso evitar la aparición de las hemorroides si corriges las causas que las desencadenen, si es posible. Si el trastorno aparece a causa de la alimentación, debes sustituir tu dieta actual por una rica en fibra, legumbres, verduras y frutas. También, se recomienda que bebas 1 o 2 litros de agua por día para evitar el estreñimiento, que disminuyas el consumo de sal y moderes la ingesta de especias, ajo, vinagre, chile, cebolla, café y grasas.

Por otra parte, practicar deporte no excesivo regularmente como caminar o nadar, puede ayudarte considerablemente porque tonifica los músculos, mejora la circulación y beneficia al tránsito intestinal. De esta forma se reduce en gran medida las probabilidades de que sufras de hemorroides.

Tampoco debes permanecer en una misma postura durante muchas horas, si trabajas sentado es importante que de vez en cuando te levantes y camines un poco o, si es el caso contrario, te sientes entre ratos.

Asimismo, evita realizar esfuerzos al defecar o mucha exigencia de fuerza como levantar objetos pesados. Tienes que intentar mantener el peso adecuado correspondiente a tu altura y sexo, y no utilices ropa muy ajustada en la zona.

¿Son peligrosas las hemorroides? - ¿Se pueden prevenir las hemorroides?

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Son peligrosas las hemorroides?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre ¿Son peligrosas las hemorroides?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Son peligrosas las hemorroides?
1 de 4
¿Son peligrosas las hemorroides?

Volver arriba