Compartir

¿Se pueden tener relaciones con hemorroides?

 
Por Melanie Re. 10 septiembre 2018
¿Se pueden tener relaciones con hemorroides?

Las almorranas, también conocidas como hemorroides, son un trastorno muy habitual en gran parte del mundo, aunque es posible que muchas personas que las padecen ni siquiera sepan que las tienen, ya que pueden curas asintomáticas. Se trata de la presencia de venas hinchadas en la parte inferior del recto o en el ano y puede provocar varias molestias dependiendo del grado que tenga cada paciente, sin embargo, es importante acudir a un profesional cuando se detectan.

Numerosas mujeres se confunden creyendo que sufren de hemorroides en la vagina debido ya que los bultos se encuentran de forma externa y pueden estar cerca de esta zona, pero este trastorno vaginal no existe. Cuando se sufre de esta patología y los pacientes cuentan con diferentes síntomas molestos, puede que se pregunten ¿se pueden tener relaciones con hemorroides? Por lo que te recomendamos que sigas leyendo el siguiente artículo de ONsalus para obtener mayor información.

También te puede interesar: ¿Las hemorroides pican y sangran?

Principales causas de las hemorroides

Las hemorroides son muy frecuentes y se trata del resultado de un aumento de presión en el ano, lo cual puede suceder en las mujeres embarazadas, en el parto, o estar provocadas por el estreñimiento, entre otras razones. Esta presión genera que los tejidos y las venas anales se hinchen, lo que puede ocasionar la presencia de sangre en las deposiciones.

Además de las que ya hemos explicado, las almorranas pueden aparecer por otros factores, siendo los más frecuentes:

  • Hacer mucho esfuerzo durante las deposiciones.
  • Estar sentado por tiempos prolongados, principalmente en el baño.
  • Sufrir de cirrosis o patologías similares.
  • Mantener una alimentación poco saludable y baja en fibras.

Síntomas de hemorroides

Por lo general, las hemorroides no provocan dolores constantes, sin embargo, cuando se forma un coágulo sanguíneo las molestias pueden ser frecuentes y fuertes. Por ello, es importante saber detectar los síntomas que acompañan a esta inflamación de las venas del recto y el ano para ser tratadas por el especialista y que no se alteren las actividades cotidianas. La sintomatología de las almorranas se caracteriza por:

  • Sensación de picazón en la zona anal.
  • Presencia, al limpiarse, de sangre roja brillante proveniente del ano que generalmente no provoca dolor.
  • Molestias en el ano, principalmente cuando el paciente se encuentra sentado.
  • Dolor durante las defecaciones.
  • Sentir protuberancias cercanas al ano.
¿Se pueden tener relaciones con hemorroides? - Síntomas de hemorroides

Hemorroides por relaciones sexuales

Las venas que se encuentran en el recto y el ano también se pueden inflamar dando origen a las hemorroides por el sexo anal cuando se practica sin las precauciones adecuadas. Esto ocurre cuando la penetración se hace de manera muy brusca, se realiza sin lubricar la zona o el pene u el objeto que se utilice para penetrar el ano es más ancho de lo que se puede estirar el esfínter, lo que puede causar lesiones y ejercer a su vez una mayor presión sobre los vasos sanguíneos. Sin embargo, estas alteraciones se pueden evitar siguiendo los cuidados necesarios durante el sexo anal:

  • Lubricar correctamente.
  • No realizar penetraciones muy bruscas.
  • Dilatar correctamente.
  • No seguir se causa daño.

¿Se pueden tener relaciones con hemorroides?

Por otra parte, si la persona ya padece de estas venas inflamadas es posible que se preocupe por su vida sexual y se pregunte ¿se pueden tener relaciones con almorranas? Tanto el sexo vaginal como el anal no están totalmente contraindicados en los pacientes con hemorroides, pero sí puede haber algunas restricciones dependiendo de cada caso.

Cuando se tienen relaciones sexuales únicamente por penetración vaginal no representan ningún inconveniente para la persona con almorranas, ya que no hay un contacto con las venas alteradas, sin embargo, si las hemorroides son grandes, externas o caen por fuera del ano puede resultar incomodo pero no perjudica el estado de las mismas.

En cuanto al sexo anal con hemorroides se debe tener en cuenta algunas consideraciones. Si bien se podría practicar aun teniendo esta alteración en las venas si se tiene cuidado, como lubricar muy bien la zona y no forzar la penetración, lo más aconsejable es evitarlo debido a que la fricción y la presión que se ejerce pueden empeorar las almorranas internas, haciendo que se irriten e inflamen más, produzca un fuerte dolor y que sangren durante el acto sexual.

Lo recomendable si se sufre de almorranas es esperar a que estas estén completamente curadas antes de practicar el sexo anal, ya que de lo contrario la recuperación podría ser más lenta y no le haría disfrutar plenamente su vida sexual. Asimismo, si las hemorroides han sido tratadas por cirugía, el tiempo de abstinencia dependerá de cuanto tarde en desaparecer las molestias de la operación, aplica igualmente para el sexo anal y vaginal.

Tratamiento para las hemorroides

Si bien las almorranas no representan un grave peligro para la salud, ya que las complicaciones más serias, que son poco frecuentes, son la anemia por la pérdida crónica de sangre y el estrangulamiento hemorroidal que produce un dolor extremo. Asimismo, es una alteración muy fácil de mejorar con la guía del médico, quien analizará el grado y tipo de hemorroides que tenga el paciente para ofrecer el tratamiento más adecuado, por lo que siempre es importante evitar automedicarse porque no todos los remedios caseros o productos médicos de venta libre tienen la misma efectividad para todos los casos de almorranas.

El tratamiento para las hemorroides puede incluir desde algunos cambios en los hábitos, toma de analgésicos para aliviar los síntomas y la aplicación de ciertas cremas en la zona anal cuando el grado de afectación no es muy avanzado. El especialista podría indicar el uso de cremas corticoides que pueden ser muy beneficiosas para eliminar el dolor y la inflamación, las cremas con lidocaína especialmente realizadas para las hemorroides que disminuyen el dolor y el consumo de ablandadores de heces para evitar el estreñimiento y el esfuerzo a la hora de defecar.

Aunque en la mayoría de los casos estas acciones suelen ser suficientes para mejorar la alteración, cuando el paciente tiene sangrado intenso o si las hemorroides internas son muy grandes que salen por el ano y no responden a los medicamentos el especialista podría optar por practicar algún procedimiento mínimamente invasivo como la ligadura con banda elástica o las técnicas de coagulación con rayo laser o infrarrojo. Si tampoco se consigue un alivio con este tratamiento o las almorranas son muy grandes es posible que se recomiende la extirpación mediante cirugía.

Al mismo tiempo, existen ciertos consejos que pueden ayudar a reducir los síntomas, por ejemplo:

  • Seguir una dieta rica en fibra.
  • Utilizar rompa interior de algodón.
  • Usar toallitas de bebé para limpiarse la zona.
  • Realizarse baños de asiento con agua tibia durante 10 o 15 minutos.
  • No utilizar papel higiénico de colores o perfumados.
  • No rascarse la zona afectada.

En el siguiente artículo te hablamos sobre si son peligrosas las hemorroides.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se pueden tener relaciones con hemorroides?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre ¿Se pueden tener relaciones con hemorroides?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se pueden tener relaciones con hemorroides?
1 de 2
¿Se pueden tener relaciones con hemorroides?

Volver arriba