Compartir

Tejido adiposo blanco: función, características y localización

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 12 febrero 2019
Tejido adiposo blanco: función, características y localización

El término tejido adiposo comúnmente se asocia a obesidad, lo cual entre mujeres y hombres que cuidan su cuerpo y su apariencia corporal genera preocupación por conocer la función que cumple en el organismo y si es bueno o malo tenerlo, además de conocer en qué partes del cuerpo debe estar sin que afecte a la apariencia física y estética de las personas.

El exceso de tejido adiposo se asocia a trastornos metabólicos o enfermedades de origen endocrino que alteran el normal funcionamiento del organismo en las personas que los padecen. Sin embargo, es importante saber cuáles son las funciones que cumple en el organismo y las ventajas que tiene tenerlo en ciertas ocasiones. Existen dos tipos de tejido adiposo: el blanco y el pardo, cada uno con funciones y ubicación diferentes. En este artículo de ONsalus, explicaremos todo acerca del tejido adiposo blanco: función, características y localización.

¿Qué es el tejido adiposo?

El tejido adiposo comúnmente se le conoce como la grasa corporal, este tejido está constituido por células redondas y fijas que contiene en su interior grasa denominadas adipocitos, los cuales sirven para almacenar la energía en forma de grasa. El desarrollo del tejido adiposo es de manera continua a lo largo de la vida.

Este tejido es uno de los más abundantes a nivel corporal, lo que da origen al panículo adiposo de la piel y del interior de los huesos. Se debe tener en cuenta que tanto la falta como el exceso de tejido adiposo pone en riesgo la salud de las personas y, en muchos casos, aumenta el riesgo de padecer enfermedades graves.

Diferencia entre tejido adiposo pardo y tejido adiposo blanco

Se conoce de la existencia de dos tipos de tejido adiposo:

  • Tejido adiposo blanco: se caracteriza por contener adipocitos con una única gota de lípido en su interior. Este tejido interviene en la secreción de sustancias que actúan en muchos procesos metabólicos, regulando diferentes sistemas a nivel endocrino y metabólico.
  • Tejido adiposo pardo: es un tejido multilocular, posee gran cantidad de citoplasma de células pequeñas con núcleo redondeado y excéntrico con abundantes mitocondrias. Tiene muy poca distribución en las personas adultas, pero sí se puede ver en los recién nacidos a nivel interescapular y cervical. Posee una función térmica.

Ambos tejidos se diferencian el uno del otro por su color, funciones, morfología y genética.

Localización del tejido adiposo blanco

Habitualmente, el tejido adiposo tiene preferencia por el tejido subcutáneo. Su distribución depende de varios factores; el sexo es uno de ellos, en las mujeres la localización de la grasa es hacia la periferia. En los hombres, es central, específicamente a nivel abdominal.

El tejido adiposo blanco, además de la localización según el sexo, también se localiza en diferentes partes del cuerpo, como entre las vísceras (intestinos, riñones, hígado, musculo, etc.) y específicamente debajo de la piel. La ubicación del tejido adiposo a nivel de las vísceras puede dar origen a diversas enfermedades entre las que se encuentra el síndrome metabólico.

Las personas se preocupan más del tejido adiposo que se encuentra a nivel subcutáneo que el que se encuentra a nivel de las vísceras, debido a que el primero afecta a su apariencia y modifica su cuerpo.

Tejido adiposo blanco: función, características y localización - Localización del tejido adiposo blanco

Tejido adiposo blanco: funciones y características

El tejido adiposo cumple con diferentes funciones en beneficio de la salud del organismo, dentro de ellas podemos mencionar:

  • A nivel de los adipocitos, permite el almacenamiento de energía bajo la forma de triglicéridos. Cuando se necesita, esta grasa que se encuentra almacenada en el interior de los adipocitos es utilizada.
  • Actúa como tejido de sostén, un soporte a nivel estructural.
  • Se comporta como un aislante tanto del frío como del calor, ayuda a mantener la temperatura corporal
  • Se comporta como un almacén de reservas nutritivas.
  • Secretar moléculas encargadas de la regulación de funciones como hormonas que regulan el apetito.
  • Secreta hormonas que actúan regulando la sensibilidad de la insulina como las citoquinas inflamatorias y la adiponectina.
  • En las áreas subcutáneas, actúa como tejido de relleno.

Es importante tener en cuenta que la grasa blanca es necesaria, en muchas ocasiones, se puede observar a simple vista el exceso de grasa, el cual puede afectar al organismo produciendo obesidad o sobrepeso, y poniendo en riesgo a todo el organismo con la aparición de enfermedades metabólicas que alteran la salud de las personas que las padecen.

Se debe tener en cuenta los factores que ayuden a evitar la alteración de la distribución adecuada del tejido adiposo blanco, entre ellos, buenos hábitos alimenticios, practicar algún deporte, el control de enfermedades metabólicas, además del estrés.

Si presentas alteraciones metabólicas, sobrepeso o sufres de obesidad no dudes en consultar con tu medico de confianza, él te indicará los exámenes necesarios para saber cómo está el metabolismo y hacer las correcciones necesarias para restablecer tu estado de salud.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tejido adiposo blanco: función, características y localización, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema endocrino.

Bibliografía
  • Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular. El tejido adiposo, protagonista en las alteraciones metabólicas de la obesidad. Disponible en: https://www.sebbm.es/revista/articulo.php?id=323&url=el-tejido-adiposo-protagonista-en-las-alteraciones-metabolicas-de-la-obesidad

Escribir comentario sobre Tejido adiposo blanco: función, características y localización

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tejido adiposo blanco: función, características y localización
1 de 2
Tejido adiposo blanco: función, características y localización

Volver arriba