Compartir

Cómo bajar la prolactina

 
Cómo bajar la prolactina

La prolactina es una hormona que tiene acción sobre muchas funciones de nuestro cuerpo, desde el crecimiento, la fertilidad hasta, la más importante, la lactancia. Muchas y muy diferentes pueden ser las razones por las cuales la prolactina se eleve en la sangre, causando lo que se conoce como hiperprolactinemia. Fármacos, exceso de ejercicio, hipotiroidismo o tumores son algunas de las posibilidades.

Si quieres saber cómo bajar la prolactina alta, entonces, te interesará este artículo de ONsalus. Encontrarás información acerca de cómo saber cuándo está elevada esta hormona, qué síntomas aparecen, cuáles son las causas y, por supuesto, los tratamientos posibles.

También te puede interesar: Prolactina alta: causas

Niveles normales de prolactina

La prolactina es una hormona que se fabrica en la hipófisis, un órgano que está en la base del cerebro. La prolactina tiene distintas funciones, pero la más importante es iniciar y mantener la lactancia materna. Otras funciones tienen que ver con la regulación del agua, crecimiento, metabolismo, conducta, reproducción e inmunidad.

Se considera que los siguientes son niveles de prolactina normales:

  • En hombres: 2 a 18 ng/mL.
  • En mujeres: 2 a 25 ng/mL.
  • En embarazadas: 10 a 1,000 ng/mL.

Además del embarazo, la prolactina puede elevarse en otras situaciones normales o fisiológicas. En estos casos, se considera normal hasta los 100 ng/mL:

  • Lactancia.
  • Durante el sueño.
  • Estrés.
  • Relaciones sexuales.
  • Ejercicio.

Causas de prolactina alta

Como hemos comentado, la prolactina puede elevarse en algunas situaciones normales de la vida, pero si esa elevación es permanente o sus niveles son muy altos, lo más probable es que alguna patología esté causando este problema.

Entre las principales causas de prolactina alta, se encuentran:

Ejercicio intenso o estrés severo

En ambos casos, la prolactina elevada durante mucho tiempo puede causar los síntomas de hiperprolactinemia.

Enfermedades

Medicamentos

  • Antipsicóticos.
  • Antidepresivos.
  • Psicotrópicos.
  • Terapia de reemplazo hormonal en la menopausia.
  • Anticonceptivos hormonales.
  • Metoclopramida.
  • Anabólicos.
  • Anestésicos.
  • Antihistamínicos.
  • Antihipertensivos.
  • Opiáceos.

Enfermedades de la hipófisis o el hipotálamo

  • Tumores: el prolactinoma es el más común.
  • Malformaciones de nacimiento.
  • Cirugía.
  • Radiación.
  • Traumatismo.

Drogas

La marihuana y los opioides pueden elevar la prolactina en sangre.

Síntomas de prolactina alta

Cuando la prolactina está por encima de los valores normales y se mantiene por largo tiempo en estos valores puede ocasionar diferentes síntomas:

En mujeres

  • Menstruación inexistente (amenorrea) o poco frecuente (oligomenorrea).
  • Secreción láctea por los pezones sin estar embarazada (galactorrea).
  • Infertilidad (por falta de ovulación).
  • Dolor durante relaciones sexuales.
  • Acné.
  • Crecimiento de vello de forma excesiva.

En hombres

  • Disfunción eréctil.
  • Menos vello corporal.
  • Aumento del tamaño de los pechos (ginecomastia).

En ambos sexos

  • Falta de deseo sexual.
  • Infertilidad.
  • Menos densidad ósea.

En menores

  • Pubertad tardía.
  • Galactorrea.
  • Falta de primera menstruación en niñas.

Cómo bajar la prolactina alta

Como hemos visto, las causas de la prolactina alta son muy variadas y la forma de bajarla dependerá de estas. Por lo tanto, lo primero que se debe hacer ante la hiperprolactinemia es intentar saber qué la causó. Para ello, tu médica o médico te hará un interrogatorio bien completo, te revisará y te solicitará una serie de pruebas médicas entre las cuales pueden estar:

  • Análisis de sangre de rutina, hormonales, de minerales y de embarazo.
  • Diagnóstico por imágenes del cerebro: resonancia magnética.
  • Ecografías: tiroidea, abdominal, ginecológica.
  • Radiografía de tórax.

Todo esto dependerá de tu caso y del criterio profesional de quien te esté atendiendo.

Una vez que se sabe qué está causando el aumento de prolactina, se intentará resolver esta causa para que los niveles de esta disminuyan, mejoren los síntomas y, en consecuencia, tu calidad de vida.

Ejercicio intenso o estrés

Si es tu caso y se descartan otras causas, la disminución del ejercicio excesivo y el manejo del estrés pueden hacer disminuir y hasta desaparecer los síntomas.

Medicamentos

Si se identifica a algún fármaco como responsable y puede cambiarse la medicación, es lo mejor, ya que muchas veces los síntomas mejoran después de suspenderlo. Si no pudiera cambiarse, puede indicarse otro fármaco que contrarresta los efectos: la cabergolina.

Tumor de la hipófisis

Dependiendo del tamaño del mismo, puede intentarse un tratamiento con fármacos o cirugía.

A menudo, la cabergolina suele ser suficiente para mejorar los síntomas y disminuir el tamaño del tumor, pero dependerá del caso. Suele iniciarse con dosis bajas para que los efectos adversos (como náuseas, congestión nasal o dolores de cabeza) sean menores. El tratamiento habitualmente debe ser prolongado.

En caso de mujeres que deseen volver a tener fertilidad, el medicamento elegido es otro: la bromocriptina, pero debe suspenderse si hay embarazo.

Cuando los fármacos no son suficientes, no los toleras o el tumor es grande y da síntomas visuales o neurológicos, puede requerirse una cirugía.

Cuando no puede realizarse cirugía ni pueden usarse fármacos, puede recurrirse a la radiación sobre la hipófisis para intentar reducir el tamaño del tumor.

Enfermedades generales

Claro que aquí resolver el origen de los problemas te ayudará a mejorar la prolactina: bajar el azúcar, mejorar los problemas de hígado o riñón, tratar el hipotiroidismo o un síndrome de ovario poliquístico deben ser los objetivos primarios para que la prolactina pueda normalizarse.

Por otro lado, debes saber que en una pequeña cantidad de casos no se sabe por qué la prolactina se eleva, no se encuentra la causa, estos casos se denominan de "causa idiopática". Algunas medidas pueden ayudarte a recuperar el equilibrio, también pueden ser útiles en cualquier causa para bajar la prolactina:

  • Duerme lo necesario: intentar acomodar las horas de sueño es muy importante. Un adulto debe dormir unas 8 horas y de noche, quedarse despierto hasta altas horas de la madrugada desencadena desequilibrios de todo tipo.
  • Vigila tu alimentación: evita toda clase de alimentos hiperprocesados (con colorantes, saborizantes, mantecas o aceites vegetales, refinados (azúcar, sal, harina), leche con aditivos o procesos no saludables, etc.
  • Ejercicio moderado: si realizas demasiado ejercicio, mejor disminuye la intensidad y frecuencia. Si no te mueves, comienza a hacerlo.

Intentar poner tu vida en equilibrio no es una tarea fácil, pero es muy necesario si quieres recobrar tu salud.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo bajar la prolactina, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema endocrino.

Bibliografía
  • Salazar-López-Ortiz CG et al. Guía de práctica clínica para el diagnóstico y tratamiento de la hiperprolactinemia. Ginecol Obstet Mex 2014;82:123-142
  • Vilar L, Vilar CF, Lyra R, Freitas MDC. Pitfalls in the Diagnostic Evaluation of Hyperprolactinemia. Neuroendocrinology. 2019;109(1):7‐19. doi:10.1159/000499694
  • Besnard I, Auclair V, Callery G, Gabriel-Bordenave C, Roberge C. Hyperprolactinémies induites par les antipsychotiques : physiopathologie, clinique et surveillance [Antipsychotic-drug-induced hyperprolactinemia: physiopathology, clinical features and guidance]. Encephale. 2014;40(1):86‐94. doi:10.1016/j.encep.2012.03.002
  • Andersen M, Glintborg D. Metabolic Syndrome in Hyperprolactinemia. Front Horm Res. 2018;49:29‐47. doi:10.1159/000486000

Escribir comentario sobre Cómo bajar la prolactina

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo bajar la prolactina
Cómo bajar la prolactina

Volver arriba