Enfermedades de la piel

Tipos de queratosis y su tratamiento

 
Ivonne Nieves Blanco
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 14 julio 2023
Tipos de queratosis y su tratamiento

La piel es el órgano más extenso del cuerpo y puede verse afectado a cualquier edad y por múltiples razones: el clima, el sol e incluso agentes químicos capaces de desencadenar reacciones que se manifiestan en dicho órgano.

La queratosis es una afección de la piel que no es grave y que dependiendo del tipo de queratosis, se puede aliviar de forma rápida. Existen varios tipos de queratosis, cada una de ellas debe ser tratada de acuerdo al tipo de lesión.

Para que conozcas un poco más acerca de los tipos de queratosis y sus respectivos tratamientos, te invitamos a que continúes con la lectura de este artículo de ONsalus, en el que encontrarás toda la información.

También te puede interesar: Ronchas en los brazos: causas y tratamiento
Índice
  1. Queratosis pilaris
  2. Queratosis seborreica
  3. Queratosis actínica

Queratosis pilaris

La queratosis pilaris es una alteración de la piel que se produce cuando la piel presenta obstrucción de los folículos pilosos por exceso de producción de queratina. Esto hace que el vello al salir encuentre un obstáculo, quedando atrapado en el interior de la piel. A su vez, esto provoca la aparición de los bultos característicos de esta afección.

Tratamiento

Este tipo de queratosis no es perjudicial para la salud, por lo que no necesita tratamiento médico. De ser necesario, el médico recomendará el uso de cremas hidratantes para mejorar el aspecto de la lesión. Es importante el uso de bloqueador independientemente de la presencia de sol. Las cremas hidratantes utilizadas de forma continua ayudan a mantener la piel más hidratada y previene la aparición de este tipo de lesiones.

Queratosis seborreica

La queratosis seborreica es un crecimiento benigno muy común, son lesiones elevadas que tienen una forma redondeada u ovalada, tienen aspecto de una verruga, por lo que pueden causar preocupación.

Aparecen a mediana edad, pero pueden aumentar en la medida que se envejece, no son lesiones cancerosas, sin embargo, pueden parecerse a otras lesiones que sí lo son. Estas son inofensivas y semejantes a un lunar, por lo tanto, no requieren de tratamiento, pero pueden ser eliminadas si así se desea.

Estas lesiones se pueden ubicar en el rostro, el pecho los hombros o la espalda, habitualmente se presentan en grupos.

También se les conoce con el nombre de tumores epidérmicos, esto indica que son grupos de células adicionales en la epidermis.

Tratamiento

El médico especialista en dermatología será el encargado de hacer el diagnóstico. Si se trata de una queratosis seborreica no se necesita tratamiento, ya que no son lesiones dañinas para la salud y no son contagiosas. Estas lesiones pueden ser extirpadas por motivos estéticos o cuando causen molestias como irritación o puedan sangrar con el roce de la ropa.

Es importante acudir al médico si aparecen muchas lesiones en un corto tiempo o si se evidencian otras llagas o heridas en la piel que no se curan. El láser o la fulguración con bisturí eléctrico es una opción recomendada por el médico dependiendo del tipo de alteración que presentes. Los resultados se verán de forma inmediata, sin tener que recurrir a cirugías.

Queratosis actínica

Conocida también como queratosis solar, es una mancha áspera y escamosa que aparece en la piel producto de la exposición por años al sol, se presenta con frecuencia en áreas con exposición frecuente al sol.

El desarrollo de esta queratosis es lento, puede aparecer por primera vez en personas mayores de 40 años, esta afección se hace presente principalmente en la cara, labios, cuello, orejas, antebrazos y cuero cabelludo.

Estas lesiones provocan picor o ardor, en algunos casos pueden asemejar una verruga tomando una coloración marrón o rosa.

Un pequeño porcentaje de estas pueden generar cáncer de piel. Cualquier persona se encuentra en riesgo de padecer queratosis actínica, quienes tienen un riesgo mayor son las que:

  • Trabajan al aire libre.
  • Habitan en lugares muy soleados.
  • Padecen de debilidad del sistema inmune.
  • Tienen antecedentes de exposición solar.

Tratamiento

La queratosis actínica en algunos casos desaparece por si sola, pero puede reaparecer luego de un contacto directo con el sol, esta enfermedad debe ser tratada por un médico especialista en dermatología, él será quien indique el tratamiento a seguir.

  • Medicamentos: el médico especialista en dermatología, dependiendo de la lesión, indicará la aplicación de cremas, geles como el fluorouracilo, imiquimod o diclofenaco.
  • Crioterapia: o congelación, como también se le llama a esta técnica, es utilizada en la queratosis actínica para extirpar la lesión por medio de nitrógeno líquido.
  • El médico que realiza el procedimiento, será el encargado de aplicar la sustancia en la piel donde se encuentra la lesión. En la medida que la piel va sanando, las células que se encuentran afectadas se desprenden; lo cual da paso a la aparición de piel nueva. La crioterapia es el procedimiento que con más frecuencia se emplea.
  • Legrado: este procedimiento se le conoce también como raspado; para realizarlo se requiere de anestesia local. A través de esta técnica, se elimina la lesión por medio de electrocorriente.
  • Terapia con láser: es una de las técnicas más utilizadas en el tratamiento de la queratosis actínica, de esta manera, se trata la lesión y da paso al surgimiento de piel nueva.
  • Terapia fotodinámica: consiste en la aplicación de una sustancia o medicamento que se activa cuando entra en contacto con la luz, esta sustancia es conocida como fotosensibilizador, tiene como función actuar de manera curativa en la queratosis actínica.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de queratosis y su tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Bibliografía
  • Carmena-Ramón, R., Mateu-Puchades, A., Santos-Alarcón, S., & Lucas-Truyols, S. (2017). Queratosis actínica: nuevo concepto y actualización terapéutica. Atención Primaria, 49(8), 492-497.
  • Freundlich, A., & Valenzuela, F. (2018). Queratosis pilar: una revisión. Piel: Formación continua en dermatología, 33(8), 503-506.
  • Méndez Mathey, V. E. (2017). Queratosis seborreica. Revista Medica Herediana, 28(4), 266-266.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Tipos de queratosis y su tratamiento