Enfermedades de la piel

Bulto en el lóbulo de la oreja: causas y tratamiento

 
Ivonne Nieves Blanco
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 29 septiembre 2023
Bulto en el lóbulo de la oreja: causas y tratamiento

¿Has sentido recientemente un bulto en el lóbulo de la oreja y no sabes qué hacer? ¿Desconoces por qué está allí? El aumento de volumen que se puede presentar en este lugar del cuerpo es causado con frecuencia por quistes de naturaleza benigna, así como otras afecciones entre las que se encuentran queloides, así como también lipomas.

Vale mencionar que el tamaño de esta lesión puede variar, es decir, pueden ser muy pequeños o muy grandes. Por lo general, no suelen ser peligrosos; incluso suelen desaparecer solos, sin embargo, existen lesiones que pueden requerir resolución quirúrgica.

Si deseas conocer más acerca de las causas que pueden generar la presencia de un bulto en el lóbulo de la oreja y sus respectivos tratamientos, te invitamos a que continúes con la lectura de este artículo de ONsalus donde conocerás todo lo relacionado con este tema.

Índice
  1. Acné
  2. Quiste sebáceo
  3. Quiste epidermoide
  4. Queloides
  5. Lipoma
  6. Queratosis seborreica

Acné

El acné es una afección que se presenta en la piel producto de la obstrucción de los poros por acumulación de sebo. Este es secretado por las glándulas sebáceas, las cuales se mezclan con las células muertas de la piel ocasionando la obstrucción de los poros de la piel.

Esto se puede presentar en diferentes partes del cuerpo como la cara, cabeza, espalda y en la oreja, lo cual incluye el cartílago y el lóbulo. Estas lesiones pueden ser dolorosas producto de la inflamación, incluso pueden llegar a infectarse al contacto con bacterias. En este caso, las lesiones suelen contener pus y también causan mucho dolor.

Tratamiento

Ante el diagnóstico de acné, el dermatólogo será el encargado de indicar el tratamiento. Para ello, recomendará limpieza del lóbulo de la oreja o del lugar donde se encuentra la lesión con jabón medicado. Posteriormente, sugerirá la colocación de gel, además de lociones que contengan antibiótico en caso de infección o salicílico. El peróxido de benzoilo y el ácido retinoico serán buenas opciones.

Quiste sebáceo

El quiste sebáceo es un quiste que se forma en la piel cuando la glándula sebácea se infecta y su conducto se bloquea. Se trata de una lesión muy dolorosa, sensible, de coloración roja que puede llegar a perder un líquido con mal olor de color amarillo.

Este tipo de quiste puede aparecer en los lugares del cuerpo donde se encuentren glándulas sebáceas (incluido el lóbulo de la oreja), con excepción de las plantas de las manos y los pies. Es de crecimiento rápido, provoca dolor e hinchazón.

Tratamiento

Para el tratamiento del quiste sebáceo, el médico recomendará antibióticos. En algunos casos, es necesario eliminar por completo todo el quiste sebáceo se procederá a drenar su contenido y el revestimiento para evitar futuras infecciones recurrentes. Esto se hará de forma ambulatoria con anestesia local.

Quiste epidermoide

El quiste epidermoide es el que con más frecuencia causa bultos en el lóbulo de la oreja. Se caracteriza por ser una protuberancia encapsulada debajo de la piel que contiene queratina. Estos quistes pueden desarrollarse en cualquier parte del cuerpo. Afortunadamente, estos quistes son pequeños y benignos.

Este tipo de quiste se presenta con frecuencia después de la pubertad, asimismo, se puede evidenciar entre los 30 y 40 años de edad. Tiene una apariencia lisa, brillante, pálido o del color de la piel, puede parecerse a un grano y puede presentar pus en su interior, el cual es necesario drenar.

Su tamaño en un inicio puede ser semejante a un guisante y luego crecer con el paso del tiempo. Las lesiones en la piel así como el uso de aretes pueden provocar el surgimiento de este tipo de quiste.

Tratamiento

Muchos de los quistes que se ubican en el lóbulo de la oreja no requieren tratamiento, ya que se mantienen y no se infectan. No obstante, cuando el quiste crece, se vuelve doloroso y causa deformidad, por lo que el médico especialista en dermatología indicará su extirpación.

Queloides

Los queloides son bultos duros e indoloros de tejido cicatricial que se pueden presentar en el oído externo, incluyendo el lóbulo de la oreja. Aparecen con frecuencia después de perforaciones, ya que estas se pueden infectar y provocarlos.

Cuando los queloides comienzan a formarse, crecen lentamente hasta hacerse más grandes causando dolor a la presión o deformidad en el sitio donde aparecen, por lo que resultan antiestéticos.

Tratamiento

El tratamiento de los queloides es la cirugía, son removidos por extirpación quirúrgica. Generalmente, se inyectan medicamentos esteroides en el área del queloide y el tejido blando circundante. Durante este procedimiento, se intenta retirar todo el tejido queloide antes de inyectar los intraqueloides. Se trata de conservar suficiente piel para cerrar la herida sin que el lóbulo de la oreja luzca deformado.

Lipoma

Un lipoma es un crecimiento de tejido adiposo (grasa) entre el músculo y la piel. No es doloroso, sin embargo, si crece mucho o irrita un nervio puede llegar a serlo. Los lipomas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluso en el lóbulo de la oreja.

Cuando se presentan en el lóbulo de la oreja, se caracterizan por ser pequeños y no generan dolor, los lipomas se presentan en algunas personas por predisposición genética, lo cual es un factor de riesgo a que aparezcan en diferentes partes del cuerpo.

Tratamiento

Generalmente, los lipomas no tienen tratamiento pero cuando comienzan a crecer demasiado pueden molestar ocasionando dolor. El médico previa evaluación indicará su extirpación quirúrgica, la cual se realizará de forma ambulatoria utilizando anestesia local.

Queratosis seborreica

Son protuberancias del color de la piel o negras y marrones parecidas a una verruga. Estas pueden aparecer en diferentes partes del cuerpo como cabeza, cuello, espalda, además del lóbulo de la oreja. Estas lesiones son ásperas e indoloras, pero pueden irritarse hasta sangrar cuando sufren un traumatismo o se cortan.

De igual forma, pueden inflamarse y picar. En la medida que pasa el tiempo, pueden aumentar su tamaño para volverse irregulares con cambios de coloración.

Tratamiento

La queratosis seborreica muchas veces no necesita tratamiento, sin embargo, si los bultos molestan, pican o llegan a sangrar, es necesario acudir con el especialista en dermatología, el cual indicará congelarlos con nitrógeno líquido o extirparlos y quemar la base para disminuir la posibilidad de que se vuelvan a producir.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Bulto en el lóbulo de la oreja: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Bibliografía
  • Auñón, J. D. D., & Ríosa, F. L. (2003). Lesiones noduloquísticas en ambas orejas. Piel, 18(4), 205-206.
  • Carbajosa, J. (1992). Queloides del lóbulo de la oreja: tratamiento con compresión externa. Dermatol. rev. mex, 366-8.
  • Gómez, M. G. Z., & Montes, I. S. Manejo de lipomas, quistes y verrugas. MANUAL DE PROCEDIMIENTOS MÉDICO--QUIRÚRGICOS PARA EL MÉDICO GENERAL, 347.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Bulto en el lóbulo de la oreja: causas y tratamiento