menu
Compartir

Bolitas de grasa en los senos: causas y tratamiento

 
Bolitas de grasa en los senos: causas y tratamiento

¿Has notado que tienes una nueva lesión en los senos? Antes de preocuparte acerca de lo que puede estar sucediendo, déjame decirte que la mayor parte de las veces suele tratarse de lesiones benignas, más aún si la lesión es superficial y no genera molestias.

Las bolitas de grasa en los senos suelen deberse a dos causas fundamentalmente: lipomas y quistes grasos. Ambas condiciones son benignas y que suelen remitir espontáneamente, aunque en algunos casos puede requerirse otro tipo de tratamiento.

En este artículo de ONsalus, encontrarás todo lo que necesitas saber acerca de las bolitas de grasa en los senos, sus causas y tratamiento.

También te puede interesar: Ardor en los senos: causas y tratamientos

Por qué salen bolitas de grasa en los senos

La aparición de una bolita en el seno puede ser un asunto que te genere ansiedad y preocupación, pero si se trata de una bolita de grasa, no te preocupes. Existen dos tipos de lesiones a las que puede llamarse "bolita de grasa": los lipomas y los quistes grasos.

Lipoma en el seno

Un lipoma es una proliferación anormal de tejido, de crecimiento limitado y que no invade estructuras aledañas. Por ello, es considerado un tumor benigno.

Este tipo de lesiones pueden presentarse en cualquier sitio del cuerpo, puede aparecer en la profundidad de los tejidos o ser más bien superficial.

En la mama, suelen aparecer en forma de una pequeña bolita más bien superficial. La mayoría de las veces es descubierta por casualidad en un examen ginecológico o como producto del autoexamen mamario que realizan las mujeres por sí mismas.

Los lipomas tienden a ser pequeños y no miden más de 5 centímetros, aunque a veces pueden crecer bastante más, pero no es lo que sucede frecuentemente. También pueden ocasionar otros síntomas como supuración (aunque es muy raro) o incluso dolor. Esto último suele suceder cuando el lipoma:

  • Está cerca del pezón.
  • Contiene muchos vasos sanguíneos (es decir está muy vascularizado).
  • Crece mucho y ejerce presión sobre algún nervio de la zona.

Suelen ser estructuras bastante suaves al tacto y suelen ubicarse justo por debajo de la piel, sin estar adheridas a ella con lo cual puedes moverlas un poco.

Quiste en el seno

La otra posibilidad de aparición de bolitas de grasa en el seno es el quiste graso, también conocido como nódulo mamario de necrosis grasa.

Este tipo de lesiones suelen aparecer en distintas situaciones en las cuales el seno sufre una lesión:

  • Tras un golpe.
  • A causa de un traumatismo mamario.
  • Como producto de una cirugía.
  • Después de haber recibido radiación en un tratamiento por cáncer de mama.

Lo que sucede en ese caso es que dentro del tejido adiposo o graso de la mama, se forma una pequeña bolsita de grasa que contiene líquido.

Este tipo de lesiones son más comunes en mujeres que tienen más tejido adiposo en las mamas, lo cual es más frecuente en aquellas que tienen los senos más grandes.

Al estar el antecedente del traumatismo, puedes notar que:

  • La zona donde aparece la bolita duele.
  • La piel que está por encima del quiste puede estar enrojecida o presentar hematomas.
  • La piel suele ser más gruesa por encima de la bolita.

Para llegar al diagnóstico, suele ser suficiente el interrogatorio a la paciente y un buen examen físico. En una ecografía, se puede confirmar fácilmente el diagnóstico y, si hubiera alguna duda, puede practicarse una punción aspiración guiada por ecografía para determinar la naturaleza del quiste.

Este tipo de lesiones suelen desaparecer por sí solas de manera espontánea, es decir, sin que realices ningún tratamiento.

¿Las bolitas de grasa duelen?

Esto depende de:

  • La causa que ha generado la bolita de grasa: en la mayoría de ocasiones, no suele haber dolor, pero si hubo un traumatismo fuerte previo a la aparición del quiste graso, puede haber cierta molestia.
  • La ubicación: si la bolita de grasa está por debajo del pezón puedes notar una sensación dolorosa.
  • Su vascularización: si está rodeado de muchos vasos sanguíneos, puede haber mayor sensibilidad.
  • Su tamaño: cuando la bolita de grasa crece, puede comprimir alguna estructura nerviosa cercana y ocasionar bastante dolor.

Tratamiento de las bolitas de grasa en el seno

Como primera medida, es importante realizar una consulta médica. Un o una especialista podrán determinar si la bolita que sientes en el seno es una bolita de grasa o no.

Como te he comentado, una bolita de grasa puede ser un lipoma o un quiste graso. A continuación, te explico cuál es el mejor tratamiento disponible en ambos casos.

Lipoma

Los lipomas suelen ser pequeños y benignos, por lo cual suele optarse por no hacer nada. Simplemente, el tiempo puede hacer que desaparezca por sí mismo y, si no lo hace y no da síntomas que te incomoden, puede permanecer en la mama sin ningún tipo de problema.

Si el lipoma es de un gran tamaño, genera dolor o crece rápidamente, puede ser necesaria su extirpación. Para quitar un lipoma de la mama pueden utilizarse dos métodos: la cirugía o la liposucción.

  • Cirugía: una vez que se ha determinado mediante estudios por imágenes (mamografía, resonancia magnética, tomografía computada) que la bolita es un tumor benigno, se puede programar una cirugía para extirpar la lesión. Como este tipo de lesiones suelen ser superficiales, la cirugía puede ser mínimamente invasiva, con pequeñas incisiones. Al realizarse la extirpación completa del lipoma, es más seguro que no vuelva a aparecer.
  • Liposucción: se trata de la extracción del lipoma mediante la introducción de una aguja muy fina que extrae el contenido de la lesión, pero al no retirar la capa más externa del lipoma, puede ser que este vuelva a crecer.

Quiste graso

Generalmente, estas lesiones desaparecen por sí mismas, por lo cual no es necesario en la mayor parte de los casos realizar tratamiento alguno.

Si el quiste causara muchas molestias, puede realizarse una pequeña cirugía para extraer la lesión, pero debes saber que en la mayoría de los casos, esas molestias también desaparecen con el tiempo.

En algunas ocasiones, para llegar al diagnóstico adecuado puede realizarse una punción de la lesión con aspiración de su contenido. Cuando se realiza ese procedimiento y se extrae todo el líquido, suele ser suficiente como tratamiento.

Cómo saber si una bolita de grasa en el seno es cáncer

La gran mayoría de las lesiones grasas en los senos son lesiones benignas. Si ya se ha llegado al diagnóstico de lipoma o quiste sebáceo, es muy poco probable que sea maligno, que invada y afecte otros tejidos.

No obstante, en una pequeña proporción de casos es posible que un lipoma sea en realidad un liposarcoma. Un liposarcoma es un tumor maligno del tejido adiposo, en este caso de la mama, que se caracteriza por:

  • Ser doloroso.
  • Crecer rápidamente.
  • Invadir estructuras cercanas.

Para saber si se trata de una lesión benigna o maligna, suelen bastar los estudios por imágenes, tales como la resonancia magnética o la tomografía computada.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Bolitas de grasa en los senos: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Bibliografía
  • Kirova YM, Feuilhade F, Le Bourgeois JP. Breast lipoma. Breast J. 2002 Mar-Apr;8(2):117-8. doi: 10.1046/j.1524-4741.2002.08210.x. PMID: 11896760.
  • Rowe JJ, Cheah AL, Calhoun BC. Lipomatous tumors of the breast: A contemporary review. Semin Diagn Pathol. 2017 Sep;34(5):453-461. doi: 10.1053/j.semdp.2017.05.008. Epub 2017 May 29. PMID: 28662999.
  • Genova R, Garza RF. Breast Fat Necrosis. 2020 Aug 10. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan–. PMID: 31194348.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Bolitas de grasa en los senos: causas y tratamiento
Bolitas de grasa en los senos: causas y tratamiento

Volver arriba