menu
Compartir

Cara hinchada por estrés: causas y tratamiento

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 27 noviembre 2023
Cara hinchada por estrés: causas y tratamiento

El estrés forma parte de la vida cotidiana de las personas. El hecho de no saber controlarlo puede acarrear consecuencias, como el surgimiento de afecciones en diferentes partes del cuerpo, incluida la cara. El edema facial se manifiesta mediante una piel cansada e hinchada.

A medida que los niveles de estrés aumentan, la cara puede experimentar alteraciones que podrían pasar desapercibidas en otras circunstancias. El estrés se erige como una causa común del edema facial, actuando como un indicador de que algo está ocurriendo en el organismo.

Para profundizar en este tema, te invitamos a que continúes la lectura de este artículo de ONsalus. En él, descubrirás por qué la cara se hincha debido al estrés, cómo reducir la inflamación y cuál es el tratamiento médico recomendado.

Por qué se hincha la cara por estrés

El estrés desempeña un papel crucial en la aparición de la hinchazón facial. Al afectar el sistema nervioso, desencadena la liberación de cortisol y adrenalina, hormonas que ejercen efectos en diversas partes del cuerpo, incluida la cara. Específicamente, el cortisol, al dilatar los vasos sanguíneos, permite un mayor flujo de sangre y líquidos hacia la cara. Cuando esta condición persiste a lo largo del tiempo, puede resultar en la hinchazón facial.

La mala circulación sanguínea, originada por el estrés, también contribuye al edema facial. Es esencial tener en cuenta que en situaciones de tensión, el flujo sanguíneo se redirige hacia los órganos vitales y los músculos encargados de preparar el cuerpo para la acción. Como consecuencia, los vasos sanguíneos suministran una menor cantidad de sangre y nutrientes a la piel facial, generando así inflamación.

Además de estos mecanismos fisiológicos, es importante señalar que el estrés afecta muy negativamente a hábitos de vida importantes, como la alimentación y la calidad del sueño, lo cual también se verá reflejado en la salud de la piel. Por ello, es necesario adoptar una serie de medidas efectivas que nos permitan gestionar el estrés, ya que además de beneficiar a la salud mental, también contribuyen a mantener una piel mucho más saludable y libre de inflamación.

Cómo desinflamar la cara hinchada por estrés

La mejor manera de tratar la hinchazón facial causada por el estrés es adoptar hábitos saludables que incluyan el manejo efectivo de estas situaciones. Entre estos hábitos, se encuentran:

  • Adoptar una dieta saludable y equilibrada baja en sodio: el exceso de sal puede agravar la hinchazón facial provocada por el estrés, ya que contribuye al aumento de la retención de líquidos.
  • Mantener una buena hidratación: lo recomendable es beber abundante agua a lo largo del día para mantener el equilibrio hídrico en el organismo. La deshidratación puede causar retención de líquido, contribuyendo así al edema facial.
  • Prevenir y controlar alergias o sinusitis: si padeces alergias o sinusitis, es crucial prevenir y controlar estos trastornos. La congestión nasal crónica puede obstruir los conductos de drenaje linfático en la cara, empeorando la hinchazón facial.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol y tabaco: el consumo excesivo de alcohol y tabaco puede agravar la retención de líquidos, aumentando el riesgo de edema en diversas partes del cuerpo, especialmente en la cara.

Además, hay otros consejos que pueden ayudarte a desinflamar la cara hinchada por estrés. Estos son los siguientes:

  • Aplica compresas frías sobre la cara para reducir la inflamación. Puedes usar paños fríos o bolsas de hielo envueltas en un paño delgado. Asegúrate de no aplicar el hielo directamente sobre la piel para evitar quemaduras.
  • Realiza suaves masajes circulares en la cara con las yemas de los dedos. Esto puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea y reducir la retención de líquidos.
  • Eleva la cabeza al dormir: al elevar la cabeza mientras duermes, puedes prevenir la acumulación de líquidos en la cara. Utiliza almohadas adicionales o ajusta la altura de la almohada para mantener la cabeza elevada.
  • Realiza técnicas de relajación: practica técnicas de relajación como la meditación, el yoga o la respiración profunda. Estas actividades pueden ayudar a reducir los niveles de estrés y, por ende, la hinchazón facial.
  • Utiliza productos de cuidado facial específicos para pieles sensibles e hidrata la piel con cremas o lociones suaves.

Tratamiento médico del edema facial

Ante la presencia de un edema facial, en la mayoría de los casos, es posible realizar tratamientos en casa. Sin embargo, si la condición empeora rápidamente y experimentas dolor o la aparición de otros síntomas que afectan tu capacidad para llevar a cabo actividades cotidianas como lavarte los dientes, comer o mantener los ojos abiertos, es crucial buscar ayuda médica. Tras una revisión previa, el profesional indicará el curso de acción adecuado para abordar esta situación.

El tratamiento médico del edema facial puede incluir lo siguiente:

  • Antiinflamatorios no esteroides (AINEs): en casos de inflamación moderada, los AINEs como el ibuprofeno pueden ayudar a reducir la hinchazón y aliviar el malestar por sus propiedades analgésicas.
  • Antihistamínicos: si el edema facial está relacionado con alergias, los antihistamínicos pueden ser recetados para reducir la respuesta alérgica y la inflamación.
  • Diuréticos: en casos de retención de líquidos, los diuréticos pueden ser recetados para aumentar la eliminación de líquidos a través de la orina y reducir la hinchazón.
  • Corticosteroides: en situaciones de inflamación más severa, los corticosteroides pueden ser recetados para reducir la respuesta inmune y disminuir la hinchazón. Estos medicamentos suelen administrarse en forma de crema o se inyectan localmente.
  • Terapia de drenaje linfático: para casos de edema facial relacionados con problemas en el sistema linfático, la terapia de drenaje linfático puede ayudar a mejorar el flujo de la linfa y reducir la hinchazón.
  • Tratamiento de la causa subyacente: si el edema facial es consecuencia de una condición médica específica, como problemas renales o cardíacos, el tratamiento se dirigirá a abordar la causa subyacente.
  • Cirugía: en casos raros y graves, cuando el edema facial está relacionado con bloqueos en los conductos linfáticos, puede considerarse la cirugía para mejorar el drenaje linfático.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cara hinchada por estrés: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Bibliografía
  • Fernández-Figueras, M. T. (2007). Reacciones cutáneas a tratamientos farmacológicos y cosméticos. Revista Española de Patología, 40(2), 69-78.
  • Orlandini, A. (2012). El estrés: qué es y cómo evitarlo. Fondo de cultura económica.

¿Tienes dudas? ¿Quieres ampliar información? Pregúntale a nuestro experto

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Cara hinchada por estrés: causas y tratamiento
Cara hinchada por estrés: causas y tratamiento

Volver arriba