menu
Compartir

Temblores en el cuerpo por ansiedad: causas y tratamiento

 
Por Delfina Viana. Médica.. 31 mayo 2021
Temblores en el cuerpo por ansiedad: causas y tratamiento

La ansiedad es un mal común que aqueja a gran parte de las personas por estos días. Estamos acostumbrados a un ritmo de vida acelerado, a tener todo disponible inmediatamente y la vida real no suele acompañar esa aceleración que pretendemos imponer. Existen ciclos y tiempos en todo lo que nos rodea y no comprenderlos nos puede hacer caer en la ansiedad.

La ansiedad también llega cuando nuestra mente no descansa y da vueltas sin parar sobre el mismo tema, que la gran mayoría de las veces nosotros mismos transformamos en problemas.

Estas y algunas otras son las principales causas de la ansiedad y uno de los síntomas de una ansiedad importante son los temblores. ¿Quieres conocer un poco más acerca de este tema? Te invitamos a continuar leyendo este artículo de ONsalus sobre las causas y tratamientos de los temblores en el cuerpo por ansiedad.

Síntomas de ansiedad

La ansiedad puede estar provocada por diversas causas que veremos a continuación y sobre las que tienes un gran poder de modificar la mayoría de las veces.

En caso de ansiedad, los temblores aparecen como un signo de demasiada adrenalina y cortisol en tu organismo. Es una respuesta de lucha primitiva, que en algún momento de nuestra evolución nos sirvió para evitar ser comidos por un tigre, pero ¿Qué sucede cuando ese tigre no es real?, ¿Cuándo la amenaza tremenda que sientes se debe a una cuenta por pagar, al simple hecho de ir en el coche o a creer que alguien pensó que tu blusa no combinaba con tu pantalón? Lo que quiero decir es que si se desata esa respuesta de alerta tan fuerte ante mínimos estímulos, las repercusiones en tu organismo son demasiado intensas y demasiado molestas como para poder estar bien.

Esos temblores pueden aparecer durante todo el día, pueden ser más notorios cuando sientes cansancio o cuando pasas muchas horas frente a pantallas, ya que esto incrementa la ansiedad, por ejemplo.

Algunos síntomas de la ansiedad que puedes percibir junto con los temblores son:

  • Sequedad en la boca.
  • Sequedad en la piel.
  • Problemas para dormir (para conciliar el sueño o despertarse en mitad de la noche).
  • Falta de concentración.
  • Olvidos.
  • Miedos.
  • Mala digestión.
  • Dolor abdominal.
  • Náuseas.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Estreñimiento.
  • Problemas menstruales.
  • Sensación de ahogo.
  • Falta de aire.
  • Dificultad para tragar.

A continuación, encontrarás aquellas causas o factores que pueden ayudar a que sientas mayor ansiedad y algunos consejos que puedes tomar para sentirte mucho mejor.

Una mente demasiado inquieta

Esta es una de las principales causas de la ansiedad y, en consecuencia, de los temblores que percibes.

Es lo más frecuente, hables con quien hables lo habrá pasado alguna vez. La mente busca identificarse con algo y, generalmente, es con nuestro pasado o con el futuro. Con el pasado porque da vueltas una y otra vez sobre cosas que han sucedido y que ya no puedes modificar. Y si ya sucedió y ya no puedes cambiarlo, ¿por qué transformarlo en un problema que no te deja estar en paz?

Por otro lado, la mente vive para el futuro, haciendo planes de qué dirás, qué harás, qué problemas vendrán, viviendo con miedo y temiendo cosas que no te han sucedido. Y si no han sucedido, ¿puedes modificarlas? ¿son realmente un problema?

Lo único cierto es lo que tienes aquí y ahora y, muchas veces, por estar con la mente en el pasado o en el futuro te pierdes lo que vives. No significa vivir a la deriva y no hacer ninguna planificación, sino más bien tener objetivos y cumplirlos en la medida que vayas pudiendo, pero sin poner toda la expectativa en el resultado final. Como quien dijo o cantó sabiamente: "Amar la trama más que el desenlace".

¿Qué hacer?

Si logras identificar qué es lo que te genera ansiedad tienes un punto ganado. Y si, además, logras darle la trascendencia que realmente tiene en tu vida y en tu ser, tal vez deje de ser un problema.

Por otro lado, puedes recurrir a alguna de las siguientes recomendaciones para ayudar a tu mente a aquietarse:

  • Concentrarte en tu respiración.
  • Practicar ejercicios de respiración profunda y rítmica.
  • Leer un libro. Es especialmente útil para dejar el móvil de lado en las últimas horas antes de dormir.
  • Focalizar tu atención completa en lo que haces: si cocinas, solo cocinar y prestar atención a los alimentos a tus manos y no divagar con tu mente por otro lado.
  • Realizar alguna actividad que requiera de tu concentración y que no le permita a tu mente volar como, por ejemplo, bailar o tocar un instrumento.

Lo más importante es poner el foco en el aquí y el ahora.

Malos hábitos de sueño

Nuestros hábitos pueden hacer que la ansiedad empeore, pero la buena noticia es que si logras modificarlos la ansiedad puede disminuir.

Entre estos hábitos algo importantísimo es el sueño. Nuestro organismo cumple diferentes funciones durante el día y la noche, es por ello que respetar esos ciclos favorece su funcionamiento.

Así mismo, si tu sueño es errático, te acuestas muy tarde, cenas justo antes de tumbarte, utilizas pantallas antes de dormir o las ves durante muchas horas en el día, es más fácil que produzcas o mantengas los temblores por ansiedad.

¿Qué hacer?

Es importante:

  • Dormir entre 7 y 8 horas.
  • Dormir solo por la noche.

El horario de ir a dormir es muy importante, esto puede variar ligeramente de acuerdo a las estaciones, pero lo ideal es acostarse entre las 22.30 y las 23 h, ya que más tarde el organismo se ocupa de actividades metabólicas importantes de limpieza, regeneración de tejidos y para las que es muy importante que ya estés durmiendo.

Deberías evitar dormir de día, ya que empeora la digestión y favorece el desarrollo de enfermedades como, por ejemplo, la diabetes.

Por último, pero muy importante es hacer un uso racional y consciente de las pantallas. Estas generan sobreestimulación del sistema nervioso y favorecen la sequedad en el organismo. Móvil, tablets, ordenador, TV..., todos estos dispositivos deberían apagarse al menos 1 hora antes de dormir. Además, se ha visto que más de 2 horas diarias de uso de pantallas favorece la ansiedad y la sequedad corporal y, en consecuencia, los temblores.

Ansiedad por estrés

Va muy ligado con lo de no poder aquietar la mente por sobrecargarnos con cosas que muchas veces no deseamos hacer ni vivir, con vivir un ritmo de vida que tal vez no nos hace bien.

Lo cierto es que gran parte de las personas se someten a una vida que no desean para cumplir objetivos que tal vez no son propios. Es muy difícil que todos tengamos los mismos objetivos y deseos de vida, ¿no lo crees?

¿Qué hacer?

Es difícil responder a esta pregunta, porque solo tú sabes qué deseas, qué necesitas realmente, qué te hace bien realmente y a las personas que quieres.

El estrés podría manejarse con técnicas de mindfulness como las que te sugerí cuando hablábamos de aquietar la mente, pero en definitiva las elecciones de vida son las que determinan a largo plazo si seguirás viviendo en estrés o podrás vivir más en sintonía con lo que quieres, y más aún si ya está teniendo repercusiones en tu cuerpo a través de los temblores y la ansiedad.

En el siguiente artículo puedes ver más Consejos para reducir el estrés.

Exceso de ejercicio

Existe el concepto erróneo de que cuanta más actividad física realices, más descargas el estrés y menos ansiedad tendrás, pero déjame decirte que esto no es tan así.

El ejercicio físico tiene múltiples beneficios, ya que mejora la circulación, genera endorfinas y hace que tengas tu mente enfocada en el ejercicio y no en crear problemas, pero el exceso de actividad física es tan perjudicial como su falta. No solo porque sobrecargas demasiado tus articulaciones, músculos y huesos, los cuales con el paso del tiempo mostrarán lesiones, sino que además el exceso de ejercicio favorece la sequedad en el cuerpo, la secreción de cortisol y adrenalina, y esto es lo que también se genera con la ansiedad.

Por otro lado, también se ha comprobado que estas sustancias generan cierta adicción. Cuanto más ejercicio haces, más quieres hacer y, si no lo haces, te sientes mal. Esto no es nada bueno. Los extremos en general no suelen ser buenos, más aún si lo que buscas es disminuir la ansiedad.

¿Qué hacer?

No quiero decir que no practiques actividad física, pero hazlo de forma moderada. Todos los días media hora de ejercicio acorde a tu capacidad física es lo razonable. Te invito a comprobarlo y a manejar tu ansiedad también de esta manera.

Cómo quitar el temblor por ansiedad

Puedes recurrir a diversos tratamientos para calmar la ansiedad. De todas las opciones la que menos recomiendo es la medicación sedante o psiquiátrica, ya que no estarás yendo a la causa real de tu ansiedad, sino que solo estarás calmando los síntomas a la fuerza. En algunos casos es necesario, pero sabiendo que lo más importante es corregir la causa por la cual ha aparecido la ansiedad y, en consecuencia, los temblores.

Evitar sustancias irritantes

Es clave evitar aquellas sustancias que favorecen la ansiedad y la sequedad corporal y que muchas veces se utilizan para calmar esta sensación:

  • El café.
  • El alcohol.
  • El tabaco.
  • El té negro.

Alimentación

Algunos alimentos pueden ayudarte a disminuir la ansiedad. Partiendo de la base de que los estados de ansiedad suelen asociarse con mayor sequedad en el cuerpo, te invito a incluir en tu dieta:

  • Cereales integrales (sobre todo el arroz).
  • Frutas y vegetales de estación. Prefiere los más coloridos, evita una gran cantidad de manzana, coles y berenjena.
  • Grasas saludables: el ghee o mantequilla clarificada es un complemento ideal para tus comidas y ayuda de manera importante a mejorar la ansiedad y sus síntomas físicos.

Fármacos

En el tratamiento de la ansiedad suelen usarse algunos medicamentos que en un intento de calmar la mente agitada adormecen un poco también otras funciones. Tal es el caso de ansiolíticos, antidepresivos e incluso algunas preparaciones herbales como el tilo. Este último aunque es natural pretende cumplir la misma función de tapar el síntoma pero sin resolver la causa.

Si crees que en tu caso puede ser necesario, deberías acudir a un profesional para que te indique la opción adecuada a tu situación.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Temblores en el cuerpo por ansiedad: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Bibliografía
  • Hofmann SG, Gómez AF. Mindfulness-Based Interventions for Anxiety and Depression. Psychiatr Clin North Am. 2017 Dec;40(4):739-749. doi: 10.1016/j.psc.2017.08.008. Epub 2017 Sep 18. PMID: 29080597; PMCID: PMC5679245.
  • Holding SJ, Lew AR. Relations between psychological avoidance, symptom severity and embarrassment in essential tremor. Chronic Illn. 2015 Mar;11(1):69-71. doi: 10.1177/1742395314544554. Epub 2014 Jul 22. PMID: 25053752.
  • da Silva DC, Tavares MG, do Nascimento CKB, Lira EC, Dos Santos ÂA, Maia LMSS, Batista-de-Oliveira Hornsby M. Can coconut oil and treadmill exercise during the critical period of brain development ameliorate stress-related effects on anxiety-like behavior and episodic-like memory in young rats? Food Funct. 2018 Mar 1;9(3):1492-1499. doi: 10.1039/c7fo01516j. Epub 2018 Mar 8. PMID: 29517774.
  • Sharma R, Kabra A, Rao MM, Prajapati PK. Herbal and Holistic Solutions for Neurodegenerative and Depressive Disorders: Leads from Ayurveda. Curr Pharm Des. 2018;24(22):2597-2608. doi: 10.2174/1381612824666180821165741. PMID: 30147009.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Temblores en el cuerpo por ansiedad: causas y tratamiento
Temblores en el cuerpo por ansiedad: causas y tratamiento

Volver arriba