Compartir

Cifosis dorsal: síntomas, tratamientos y ejercicios correctivos

 
Por Gennesis González, Médico. Actualizado: 7 noviembre 2018
Cifosis dorsal: síntomas, tratamientos y ejercicios correctivos

La columna puede sufrir algunas alteraciones dependiendo de diversos factores o causas destacando entre todas ellas la mala postura, la cifosis dorsal es una desviación de la columna vertebral en la que el cuerpo generalmente se inclina hacia adelante, suele manifestarse con dolor intenso y aunque éste problema cuando surge muy pocas veces refleja alguna sintomatología en específico, es una afección seria de tratar que requiere la pronta atención para evitar las complicaciones que implica padecer de cifosis dorsal. En este artículo de ONsalus te hablaremos de la cifosis dorsal: síntomas, tratamientos y ejercicios correctivos.

También te puede interesar: Dorsalgia crónica: causas y tratamiento

Cifosis dorsal: causas comunes

La espalda es una de las partes centrales de nuestro cuerpo, la que nos permite mantenernos erguidos. Por eso mismo, esta es una de las zonas más propensas a sufrir dolores y lesiones. Una de estas lesiones es la cifosis dorsal o hipercifosis. Médicamente la cifosis está definida como la curvatura de la parte superior de la espalda que a veces suelen llamarle como joroba.

Aunque la cifosis dorsal no discrimina edad, lo cierto es que es mucho más común en mujeres, especialmente mayores. Esta afección de la columna vertebral se produce cuando las vértebras la parte superior de la columna se vuelve mucho más curva o acuñada.

Algunas de las causas comunes de la cifosis dorsal son:

  • Malas posturas: frecuentemente la cifosis dorsal es conocida como la cifosis postural, y suele hacerse evidente durante la adolescencia. Esto representa la primera razón por la cual se puede presentar la cifosis dorsal. De acuerdo a un estudio[1] en el que se realizó una evaluación postural y prevalencia de hipercifosis e hiperlordosis en 80 estudiantes masculinos de enseñanza básica siendo la hipercifosis prevalente en un 25,7%.
  • Osteoporosis: esta enfermedad degenerativa también está relacionada la aparición de la cifosis dorsal, la osteoporosis se encarga de debilitar los huesos y provocar un acortamiento o aplastamiento de las vértebras pronunciándose la cifosis de la columna. La osteoporosis generalmente está ligada a la vejez por ese motivo es frecuente que a partir de los 50 años aproximadamente se comience a evidencia un pronunciamiento de la curvatura de la columna (cifosis) formándose los que muchos conocen como joroba.
  • Cáncer: esta enfermedad debilita la columna vertebral haciendo evidente la desviación de la columna o cifosis dorsal.
  • Causas genéticas: la herencia genética también está relacionada a la aparición de la cifosis dorsal. Esto suele evidenciarse en la etapa de la adolescencia y suele mantenerse y progresar durante la vida adulta, es lo que en términos médicos se denomina como cifosis de Scheuermann.
  • Por otro lado la cifosis dorsal tiene un componente emocional, ciertamente nuestro estado de ánimo puede influir en la modificación de la postura, estar deprimido o triste puede producir esta alteración.
Cifosis dorsal: síntomas, tratamientos y ejercicios correctivos - Cifosis dorsal: causas comunes

Síntomas de la cifosis dorsal

El síntoma principal y evidente de la cifosis dorsal es la alteración postural y estética que se tiene con esta alteración de la columna, sin embargo, todos ellos están relacionados a la gravedad de la cifosis por lo que se puede evidenciar:

  • Joroba visible que puede desencadenar dolor muscular.
  • Hombros redondeados.
  • Fatiga.
  • Rigidez de la columna.

A medida que la cifosis dorsal se pronuncia aún más se van a ir generando progresivamente dolores y contracturas tanto en la zona de la desviación como en el resto de la columna que intenta compensar a la cifosis exagerada.

En los casos graves la cifosis dorsal suele afectar a los pulmones y nervios generando dolores mucho más intensos y complicaciones severas.

Finalmente en casos severos un síntoma que se puede manifestar en la dificultad respiratoria esto es debido a que la curvatura de la columna puede presionar los pulmones disminuyendo su función respiratoria.

Cifosis dorsal: diagnóstico y tratamiento

Es importante que el médico especialista realice el diagnóstico apropiado de esta afección el médico suele realizar un examen físico completo del paciente antes de indicar los exámenes necesarios:

  • En primer lugar la radiografía será útil para visualizar desde diferentes ángulos la columna además permite con esto medir el grado de la cifosis dorsal.
  • Por otro lado, la prueba de funcionamiento pulmonar se indicará en dado caso que se manifiesta en síntomas que interfieren con la función respiratoria normal.
  • Por último, en el caso de que el médico requiera realizar el diagnóstico de un tumor puede indicar una resonancia magnética.

Una vez establecido el diagnóstico por el médico especialista, éste suele indicar el tratamiento ideal esto se suele dividir en tratamiento no quirúrgico y tratamiento quirúrgico. El tratamiento siempre va a depender del grado de la cifosis dorsal además de los síntomas con que se está manifestando esta fracción en la persona lo importante es evitar complicaciones tras la presencia de esta afección

Dentro de las opciones del tratamiento no quirúrgico se puede incluir:

  • Vigilancia médica esto implica que el médico mantenga observación constante de la curvatura para cerciorarse de que no haya progreso a la misma.
  • Practicar ejercicios de estiramiento mejorar la flexibilidad de la columna y a su vez disminuye el dolor que se suele manifestar con esta afección.
  • El tratamiento farmacológico con analgésicos no suele ser beneficioso salvo que el médico indique algunos otros bajo receta médica mucho más potentes.

Por último el tratamiento quirúrgico es recomendado en casos de padecer cifosis dorsal de nacimiento y que no haya mejorado con el tratamiento no quirúrgico.

Cifosis dorsal: síntomas, tratamientos y ejercicios correctivos - Cifosis dorsal: diagnóstico y tratamiento

Ejercicios correctivos para la cifosis dorsal

Para evitar que la cifosis vaya avanzando alternado las la morfología de la columna y afectando a la capacidad pulmonar, es importante realizar ejercicios correctivos en el caso en los que puedan resultar útiles:

  • El primer ejercicio recomendado es fácil de realizar en casa, solo se requiere como herramienta un palo, este se debe colocar detrás de la espalda para mantener una buena posición por más tiempo posible, esto se realiza tratando de unir los huesos de la espalda o escapulas llevando los hombros hacia atrás.
  • El segundo entrenamiento recomendado es el face pull, este permite trabajar la parte muscular y fortalecerlos. Se necesita una banda elástica para la realización de este práctico ejercicio correctivo. La banda elástica se debe fijar en un extremo a una superficie fija, tomamos el extremo sobrante y flexionaremos los brazos hacia atrás para estirar la banda elástica, este ejercicio también permite unir las escapulas, una vez llegada a la posición de máximo soporte se debe contar hasta 5 y regresar a la posición inicial. Este ejercicio permite fortalecer los músculos que se pueden ver afectados tras presentar la afección de la cifosis dorsal.
  • Otra práctica que se puede realizar fácilmente se denomina postura de la langosta, acostado boca abajo en una manta sobre el piso, se procede a realizar el estiramiento de brazos y piernas hacia arriba, manteniendo además la vista hacia el frente, se recomienda sostener esta posición durante aproximadamente 30 segundos.
  • También se puede realizar otro ejercicio, este requiere una superficie plana u horizontal, como una camilla. Uno de los brazos se deja caer fuera de la superficie girando el cuello de lado contrario, este ejercicio permite estirar los músculos.

Todos estos ejercicios son beneficiosos para el cuerpo tanto para la mejora de postura como para el fortalecimiento muscular, sin embargo, es importante tomar en cuenta que si tienes dudas de realizar algún ejercicio consultes a los especialistas quienes te pueden brindar herramientas útiles para mejorar la cifosis dorsal.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cifosis dorsal: síntomas, tratamientos y ejercicios correctivos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Referencias
  1. Leonidas Brito-Hernández; Omar Espinoza-Navarro; Jorge Díaz Gamboa & Pablo A. Lizana (2018). Evaluación Postural y Prevalencia de Hipercifosis e Hiperlordosis en Estudiantes de Enseñanza Básica. International Journal of Morphology. 36(1):290-296. Recuperado el 07 de noviembre de 2018 de: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-95022018000100290

Escribir comentario sobre Cifosis dorsal: síntomas, tratamientos y ejercicios correctivos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cifosis dorsal: síntomas, tratamientos y ejercicios correctivos
1 de 3
Cifosis dorsal: síntomas, tratamientos y ejercicios correctivos

Volver arriba