Compartir

Cómo quitar el hipo a un bebé

Por Melanie Re. Actualizado: 11 abril 2018
Cómo quitar el hipo a un bebé

El hipo es una alteración sin importancia pero que puede llegar a ser muy molesta, especialmente para un niño pequeño. Esta alteración es provocada por una irritación existente en los nervios que se encargan de controlar los músculos en la respiración, principalmente en el diafragma, sin embargo, en la mayoría de los casos se debe a la inmadurez que existe en el sistema nervioso.

Es posible que el bebé produzca sonidos raros que pueden asustar a sus padres, es algo muy común que no les provoca ningún tipo de dolor ni molestia. Si bien, generalmente, no indica algún problema de salud, es importante consultar con un pediatra para despejar dudas. Si ya lo hiciste y el especialista aseguró que la causa no era ninguna patología, en ONsalus te explicamos cómo quitar el hipo a un bebé.

Hipo en bebés: a qué se debe

Si bien el hipo es muy habitual en todas las personas sin importar la edad, pocas conocen en qué consiste realmente, ya que al no tener un significado de importancia para la salud, no se le presta atención.

Se conoce como hipo a una inspiración repentina, fuerte y violenta que es provocada por una contracción involuntaria de los músculos intercostales y el diafragma. Como los órganos implicados en el hipo se encuentran controlados por un nervio llamado frénico, cuando el mismo sufre una gran cantidad de estímulos, se produce la alteración.

En ocasiones el hipo puede ser un síntoma de patologías graves, pero es muy poco frecuente; no obstante, es importante consultar con un especialista para despejar cualquier tipo de duda. En los bebés, el hipo puede ser muy común debido a que el sistema digestivo del mismo no ha alcanzado la madurez suficiente, por lo que puede ser más usual en niños prematuros.

Hipo en lactantes: causas

Son muy reducidos los casos en los que el hipo es provocado por un trastorno crónico o grave en un recién nacido. La contracción involuntaria de los músculos intercostales y el diafragma suele durar entre 10 y 30 minutos y puede deberse a que el bebé:

  • Llenó su estómago de leche materna
  • Se encuentra expuesto a enfriamiento
  • Traga mucho aire mientras se alimenta

Evitar el hipo en bebés

Por otra parte, el niño pequeño puede tener hipo a causa de la retención de gases, por lo que es indispensable tomar diversas precauciones para evitar que suceda. Por ejemplo, para que el bebé no ingiera aire mientras come es importante que la madre se asegure de que agarre bien su pezón o contar con la tetina del biberón correcto para la boca de su hijo.

Asimismo, es necesario que el agujero existente en la tetina sea de un tamaño adecuado y deje pasar el líquido justo. Esto se comprueba fácilmente colocando el biberón boca abajo y observando que solo salgan gotas.

Es indispensable que la mujer evite que el bebé se alimente rápidamente si se busca prevenir que sufra de hipo luego. Para esto, es recomendable realizar pequeñas pausas para bajar el ritmo con el que el niño se está alimentando y, durante los mismos, se puede aprovechar a ayudarlo a que expulse los gases, al igual que se debe hacer de forma rigurosa al finalizar cada comida.

Cómo quitar el hipo a un bebé - Hipo en lactantes: causas

Quitar el hipo en bebés: trucos

Es posible que varias veces la madre intente prevenir por todos los medios que el niño sufra de hipo, pero en muchas ocasiones, aparece de igual forma. Si bien es cierto que puede ser molesto, es importante saber que el bebé no sufre dolores, por lo que no se debe intentar quitarlo de cualquier forma, aunque existen algunos métodos que pueden ayudar:

Se puede intentar calmar el hipo realizando masajes en la espalda y en la panza del pequeño. Pero no debe buscar eliminar su contracción involuntaria del diafragma con diversos métodos caseros populares tales como un susto o tapar la nariz, ya que esto podría ser perjudicial para su salud.

Si el bebé retiene muchos gases intestinales es importante realizar una consulta con un pediatra y nunca optar por remedios caseros como limón, miel o azúcar, ya que el recién nacido no puede ingerir ningún otro líquido más que su leche hasta los 6 o 12 meses de edad. En el siguiente artículo de ONsalus te hablamos sobre los trucos para sacar los gases a un bebé.

Una opción es acostar al pequeño sobre su costado derecho para evitar la presión en el estómago y así reducir el tiempo que sufra de hipo. Por otra parte, se puede quitar estas molestias al bebé dándole leche caliente o, en caso de que aparezca luego de alimentarse, darle un rato su chupete para que se vaya la alteración.

Por último, es importante que el recién nacido se encuentre siempre bien abrigado para evitar que agarre frío y aparezca el hipo. Asimismo, no se debe acostar al pequeño apenas termina de comer sin antes asegurarse de haberlo hecho eructar por lo menos una vez.

Cómo quitar el hipo a un bebé - Quitar el hipo en bebés: trucos

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo quitar el hipo a un bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Cómo quitar el hipo a un bebé

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo quitar el hipo a un bebé
1 de 3
Cómo quitar el hipo a un bebé

Volver arriba