Compartir

Diálisis: qué es, cuidados y complicaciones

Por Ingrid Cruz, Auxiliar de farmacia. Actualizado: 14 marzo 2018
Diálisis: qué es, cuidados y complicaciones

La diálisis es un tratamiento sustitutivo de las funciones del riñón, en el cual se eliminan las sustancias que son dañinas para el organismo y que los riñones ya no pueden hacer. El proceso de diálisis se lleva a cabo a través de dos formas la hemodiálisis y la diálisis peritoneal y generalmente, las personas que necesitan de este proceso es porque se encuentran en una fase de insuficiencia renal. En ONsalus te explicamos en profundidad qué es la diálisis, sus cuidados y complicaciones.

Qué es la diálisis

La diálisis es un tratamiento que sustituye la función de los riñones, cuando estos se ven comprometidos en su proceso de limpiar la sangre. Las personas que necesitan de este procedimiento es porque tienen una insuficiencia renal y aunque a simple vista parece sencillo, el proceso de diálisis puede ser bastante estresante y los efectos secundarios generan bastantes molestias en el paciente. Mientras ocurre la diálisis, el médico nefrólogo habrá colocado al paciente en una lista para trasplante, cuando aparezca un riñón compatible, será el final de la diálisis.

Diálisis: qué es, cuidados y complicaciones - Qué es la diálisis

Tipos de diálisis

La función de los riñones es eliminar las toxinas y los líquidos sobrante de la sangre, ya que la acumulación de estos puede ser peligroso para nuestra salud. Cuando este proceso no puede cumplirse, será necesario ayudar a los riñones a través de la diálisis. Existen dos tipos de diálisis:

  • Diálisis peritoneal: se encarga de eliminar el líquido restante, a través del peritoneo, una membrana que recubre el abdomen. En este caso se coloca un catéter en el abdomen y se llena con solución de diálisis, que contiene un tipo de azúcar que se encargará de eliminar los deshechos, los cuales pasarán por los vasos sanguíneos a través del peritoneo. Para insertar el catéter hace falta una cirugía, este se colocará cerca del ombligo. Este tratamiento puede llevarse a cabo en casa, si cuentas con el material necesario y previa autorización médica, lo que te aportará mayor independencia.
  • Hemodiálisis: en este caso el acceso se crea en un vaso sanguíneo en el brazo, donde la sangre pasa a través de un filtro que se divide en dos partes, por un lado se extraen los residuos que el cuerpo no necesita y por el otro la sangre regresa al cuerpo, ya limpia. Este procedimiento se lleva a cabo en un centro médico, tres veces por semana por 3 o 4 horas.
Diálisis: qué es, cuidados y complicaciones - Tipos de diálisis

Cuidados después de una sesión de diálisis

Después de una sesión de diálisis es normal que aparezcan los siguientes síntomas:

  • Fatiga.
  • Debilidad.
  • Temblores.
  • Cambios en la presión arterial.

Los cuidados que se deben tener después de la diálisis y durante todo el proceso irán dirigidos a evitar infecciones en el área donde se encuentra el catéter. Algunos de estos son:

  • La higiene personal será muy importante, utilizando jabones neutros para evitar la picazón propia de esta enfermedad.
  • Mantén tapado el orificio del catéter.
  • Consulta a tu médico si ves cualquier cambio en la fístula.
  • Si recibes hemodiálisis y sientes el brazo inflamado, mantenlo en alto por un rato.
  • Evita hacer esfuerzos con el brazo donde tienes la fístula.
  • No duermas sobre el lado donde está el catéter.
Diálisis: qué es, cuidados y complicaciones - Cuidados después de una sesión de diálisis

Complicaciones de la diálisis

Las complicaciones de la diálisis no son muy frecuentes, sin embargo hay muchos riesgos de infecciones:

  • Peritonitis: en vista de que la diálisis peritoneal se realiza en el interior del cuerpo, existe un riesgo muy alto de que el peritoneo se inflame, generalmente esta infección responde al tratamiento con antibióticos.
  • Infección de la fístula: la punción para crear el acceso en el vaso sanguíneo debe realizarse entre tres y cuatro veces por semana, por lo que el riesgo de infección es bastante elevado.
  • Obstrucción de los vasos sanguíneos: la punción continua puede generar trombos que vuelvan el vaso sanguíneo inutilizable para la diálisis. Se deberá realizar una cirugía para eliminar la obstrucción.
  • La alimentación: como los riñones no son capaces de llevar a cabo su función, los pacientes con insuficiencia renal, deben cuidar muy bien su alimentación y la cantidad de líquido que consumen.
  • Arteriosclerosis: las personas con insuficiencia renal tienen una acumulación de fosfatos en la sangre, lo que produce un daño en los vasos sanguíneos y pueden aparecer alteraciones como la arteriosclerosis.
Diálisis: qué es, cuidados y complicaciones - Complicaciones de la diálisis

Recomedaciones

Iniciar un proceso de diálisis, produce un cambio importante en el estilo de vida y las rutinas, por lo que te damos algunas recomendaciones para hacer el tratamiento más llevadero:

  • Practica algún ejercicio físico que no sea violento o agotador, como la natación, la gimnasia, bicicleta o caminar. Siempre cuidando el acceso que te haya colocado para la diálisis (peritoneal o vascular.
  • Comunica en tu puesto de trabajo la situación para que puedan tomar las medidas necesarias con respecto a tu horario.
  • No te aísles, las relaciones sociales te ayudarán a hacer este proceso más llevadero.
  • Evita el consumo de tabaco, esto puede ser un riesgo para enfermedades cardiovasculares.
  • Lee las etiquetas de los alimentos y elije los que son bajos en sodio.
  • Controla la ingesta de líquidos.
  • Elimina el líquido delas verduras, salteándolas después que están hervidas.
  • Evita las bebidas gaseosas, ya que incrementan la sed.
  • Los cambios en el ámbito personal, social y laboral son importantes, por lo que no dudes en consultar a un psicólogo si lo consideras necesario.
  • Limita la ingesta de comidas saladas.
Diálisis: qué es, cuidados y complicaciones - Recomedaciones

Cuándo contactar al médico

  • Si hay sangrado o infección en el acceso vascular o peritoneal.
  • Fiebre mayor a 38 ºC.
  • Si la mano donde está el catéter se siente fría.
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Náuseas o vómitos.
  • Problemas para dormir.
  • Picazón.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diálisis: qué es, cuidados y complicaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.

Escribir comentario sobre Diálisis: qué es, cuidados y complicaciones

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Ismael barrios
Mi especialidad es la reflexologia. la pregunta es bueno para una persona con es.tipo de problema. o es contradictorio cuando hay . hinflamacion, aplicar la terapia?
Marta Vicente (Editor/a de ONsalus)
Hola Ismael, te recomendamos que consultes esta información con un especialista.

Saludos

Diálisis: qué es, cuidados y complicaciones
1 de 6
Diálisis: qué es, cuidados y complicaciones

Volver arriba