Compartir

Nefrostomía percutánea: cuidados y complicaciones

Nefrostomía percutánea: cuidados y complicaciones

La nefrostomía es un procedimiento que consiste en cambiar el curso de la orina desde su origen, colocando una sonda pequeña o catéter flexible a través de la piel, por la espalda o el costado, para llegar al riñón y drenar por esta vía la orina. Esta técnica es utilizada cuando una persona sufre trastornos que dificultan el recorrido fisiológico de la orina, provocando que la misma se acumule en los riñones y pudiendo generar diversas alteraciones que comprometan el correcto funcionamiento renal.

La nefrostomía es un método muy utilizado tanto para casos de emergencia como para quienes el médico recomiende realizar un drenaje del tracto urinario del sector superior. Del mismo modo, existen algunos casos en los que dicha técnica es usada para supervivencia, convirtiéndose en una forma de derivación definitiva de la orina. Si quieres conocer más sobre este procedimiento médico, en el siguiente artículo de ONsalus, lo explicamos todo sobre la nefrostomía percutánea: cuidados y complicaciones.

También te puede interesar: Dolor de riñones: causas en hombres

Para qué se utiliza la nefrostomía

El especialista puede recomendar realizar la nefrostomía, también conocida como nefrostolitotomía percutánea, cuando el paciente presenta alguno de los siguientes casos:

  • El recorrido de la orina se encuentra bloqueado y no puede fluir con normalidad.
  • Se experimenta fuerte dolor abdominal producido por cálculos renales.
  • Existen cálculos muy grandes que no pueden trasladarse y ser expulsados.
  • Se filtra orina hacia adentro del cuerpo.
  • Se presenta un cálculo renal que provoca infecciones urinarias.
  • Los cálculos renales están causando daños en el riñón.
Nefrostomía percutánea: cuidados y complicaciones - Para qué se utiliza la nefrostomía

Consideraciones de la nefrostomía percutánea

Cuando la nefrostomía percutánea se hace mediante un procedimiento quirúrgico tradicional, sus cuidados del postoperatorio son similares a los que se somete cualquier paciente con intervención de anestesia. Es por esto que la persona con la nefrostolitotomía estará en constante vigilancia y con un mantenimiento del trabajo realizado de los profesionales.

Para mantener el catéter cuidado correctamente, se debe tener en cuenta diversos aspectos. El primero tiene que ver con la fijación, la cual dependerá de las consideraciones del médico; sin embargo, es frecuente que la sonda sea colocada dándole un punto a la piel, protegiendo este sector con gasas y utilizando un dispositivo de sujeción para fijarlo correctamente.

Los profesionales también pueden optar por utilizar una bolsa de urostomía para colocar el catéter y protegerlo de posibles accidentes como un tirón. A pesar de esto, existe la posibilidad de que la sonda sea fijada con una placa de sujeción de hidrocoloide, por lo que la opción seleccionada dependerá de cada caso particular.

Asimismo, es importante que se controle la permeabilidad del catéter debido a que si hay ausencia de orina, puede existir alguna salida accidental de la sonda, un problema en la funcionalidad o una obstrucción en el procedimiento utilizado. Del mismo modo, hay que tener en consideración que la zona en la que fue colocada la sonda no debe estar en contacto con la orina, ya que podría macerarse.

Nefrostomía percutánea: cuidados

Además del control médico, es importante que el paciente ejerza un correcto autocuidado de la nefrostomía para evitar complicaciones, y para ello tiene que:

  • Lavarse las manos adecuadamente antes de realizar cambios de apósitos.
  • Retirar las gasas con precaución sin tracción del catéter.
  • Utilizar suero fisiológico para limpiar el área alrededor del catéter.
  • Desinfectar la zona en cuestión con gasas estériles y una solución desinfectante.
  • Aplicar el dispositivo que el profesional escogió para la sujeción.
  • Vincular la bolsa del drenaje de forma correcta.
  • Cambiar esta bolsa de drenaje cada 24 horas como máximo.
  • Bañarse a diario utilizando o no el apósito.
  • Ingerir de 2 a 3 litros de agua todos los días.
  • Vigilar que la bolsa de drenaje no se encuentre encima de la cintura, debido a que podría causar el reflujo de la orina.
  • Estar atento a diversas alteraciones que pueden aparecer, ya sea en la piel o problemas con la nefrostolitotomía.

Aún siguiendo estos cuidados, es fundamental ir a un médico con urgencia si se llega a presentar fiebre, inflamación local, dolor, enrojecimiento cutáneo, ausencia de orina, variaciones importantes en el volumen de drenado o salidas accidentales de orina del catéter.

Nefrostomía percutánea: cuidados y complicaciones - Nefrostomía percutánea: cuidados

Nefrostomía percutánea: complicaciones

Si bien la nefrostomía percutánea es muy segura, existen algunos riesgos que podrían complicar el cuadro clínico, por ejemplo, que existan pedazos de cálculos que queden atrapados en el cuerpo. Esto puede provocar diversas alteraciones, por lo que es posible que se necesite diversos tratamientos para eliminarlos.

Asimismo, otra complicación de este procedimiento puede suceder frente a la presencia de sangre alrededor del riñón. Del mismo modo, una infección urinaria o trastornos en el funcionamiento de los riñones también son riesgos que pueden ocurrir.

Que haya pedazos de cálculos en el organismo igual puede suponer una gran complicación, ya que podrían bloquear el flujo de orina al riñón, lo que puede causar mucho dolor y daños a este órgano. Por ello, ante cualquier molestia o indicio de anormalidad, es importante acudir al médico para una revisión.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Nefrostomía percutánea: cuidados y complicaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.

Escribir comentario sobre Nefrostomía percutánea: cuidados y complicaciones

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
BLAS GUIRAO
Buenos días, tengo un cliente en mi farmacia que tiene dos bolsas de nefrostomía, y me pregunta si existe algún dispositivo para el día para llevarlos sujetos, una especie de cinturón con bolsa o alguna solución similar. Espero vuestra respuesta. Muchas Gracias
Su valoración:
liliana
buenas noches
tengo una inquietud mi papa tiene cáncer a el le hicieron hace dos meces una nefrostomia
pero hoy no le dreno un riñon eso es malo? QUEDO ATENTA MUCHAS GRACIAS

Nefrostomía percutánea: cuidados y complicaciones
1 de 3
Nefrostomía percutánea: cuidados y complicaciones

Volver arriba