Compartir

Oliguria: qué es, causas y síntomas

 
Por Irene Juste. Actualizado: 5 abril 2018
Oliguria: qué es, causas y síntomas

Los problemas en el sistema urinario son unos de los más comunes en todo el mundo, ya que es este el que se ocupa de ayudarnos a eliminar todos los residuos del organismo y es muy sensible. Existen problemas que pueden ir desde una infección de orina hasta cálculos renales, presentándose algunos signos, como la oliguria, la poliuria o la anuria, de que estas afecciones están presentes. Así, siempre que nos demos cuenta de que orinamos de forma distinta a la habitual, sea menos o más cantidad, de distintos color, con ardor o dolor, etcétera, deberemos acudir al médico porque esto será síntoma de que algo no va bien.

De hecho, la oliguria es uno de los signos más frecuentes de infección de orina, la pérdida excesiva de líquidos y fluidos, la presencia de quistes o tumoraciones en la uretra o la vejiga y otros problemas. Si te interesa conocer todos sobre la oliguria: qué es, causas y síntomas, además de cuál es su tratamiento, continúa leyendo este artículo de ONsalus en el que te lo detallamos.

Qué es la oliguria y cuáles son sus valores

La oliguria es la disminución de secreción y excreción urinaria, es decir, es la condición en la que el organismo está produciendo y expulsando menos orina de la habitual. Por lo tanto, no es una enfermedad en sí, sino que se trata de un efecto de alguna afección en el cuerpo y, por lo tanto, de un síntoma de algunas enfermedades. Así, este signo que principalmente indica problemas en la salud urinaria, sobre todo en la renal, puede darse en cualquier persona, independientemente de su sexo o edad.

Valores de oliguria

Cuando el médico quiere saber en qué grado estamos sufriendo este disminución de producción de orina, ya que esto ayuda en el diagnóstico del origen de este síntoma. Los médicos consideran que la oliguria empieza a darse cuando la diuresis o secreción de orina es inferior a los 500 ml/día, aunque los hay que consideran que se da en menos de 400 ml/día. Si este valor llega a ser inferior a los 100 ml/día, entonces se trata de anuria, que se define como la ausencia de orina. En cambio, se trata de poliuria cuando se duplica o incluso triplica la producción habitual de orina.

Oliguria: qué es, causas y síntomas - Qué es la oliguria y cuáles son sus valores

Causas de la oliguria

La oliguria puede tener origen prerrenal, renal o posrenal, es decir, que la enfermedad o problema causante esté antes de los riñones, se dé en los riñones en sí o bien, se halle después de estos.

Las afecciones o enfermedades que pueden provocar oliguria no son solo propias del sistema urinario, sino que existen otras condiciones que afectan al organismo que pueden hacer que este secrete menos orina de la normal. Entre las principales causas de la oliguria encontramos las siguientes:

  • Deshidratación: si el cuerpo ha perdido líquidos es normal que la producción de orina disminuya, lo que sería un caso de oliguria prerrenal. Esto sucede normalmente en casos de diarrea, vómitos, sudoración excesiva, hemorragias, etcétera.
  • Glomerulonefritis: engloba diversas enfermedades renales que reducen la capacidad de estos órganos de producir y excretar los líquidos con residuos y deshechos. Por ejemplo, puede tratarse de un síndrome nefrítico.
  • Necrosis tubular aguda: es un problema que se da cuando los tejidos de los túbulos o conductos de los propios riñones se empobrecen, quedan dañados y mueren. Por lo tanto, se trata de un problema renal serio del cual uno de los síntomas principales es la disminución de orina.
  • Piedras, cálculos y otras obstrucciones urinarias: cuando hay cuerpos que obstruyen los riñones, la vejiga o la uretra lo primero que solemos notar es la falta o reducción considerable de este líquido. En algunos casos se puede sentir la necesidad de ir al baño y en otras no. Así, ya sean piedras o cálculos renales, quistes o tumores es necesario dar con ellos y tratarlos, incluso con cirugía si es necesario.
  • Infección de orina: cuando la infección urinaria es grave, ya no solo hay sensación de ganas de ir al baño constantes sino que además se da oliguria.
  • Embarazo y menopausia: en estas dos etapas de la vida femenina puede reducirse la producción y expulsión de orina.
  • Algunos medicamentos: igual que algunos son altamente diuréticos los hay que hacen lo contrario y, ya sea de forma directa o como efecto secundario, reducen la actividad del sistema urinario.

Síntomas de la oliguria

Como esta condición en sí es un síntoma, más bien podemos hablar de los principales signos de la oliguria para poder reconocer que la padecemos:

  • Reducción importante de la cantidad de orina expulsada en un día.
  • Aumento de la frecuencia de las ganas de orinar.
  • Malestar generalizado.
  • Sensación de pesadez en todo el cuerpo, especialmente en las piernas y los brazos.
  • Dolor en el bajo vientre y el abdomen.
  • Pulso acelerado.
  • Décimas y fiebre.
  • Mareos, náuseas, vómitos.
  • Tobillos hinchados.

No todos estos signos deben darse a la vez, ya que tan solo con la reducción importante de la cantidad diaria de orina, llegando a los valores mencionados antes, es suficiente para decir que se padece oliguria. Sin embargo, los demás síntomas son comunes a la vez que se da esta condición y es fácil presentarlos a la vez o que vayan apareciendo tras pasar varios días, ya que forman parte de los cuadros sintomáticos que suelen producir las enfermedades causantes de la oliguria antes comentadas.

Tratamiento para la oliguria

El tratamiento para la oliguria o disminución de la producción de orina debe tener en cuenta dos partes, una dirigida a recuperar la falta de líquido que se puede haber perdido y la otra parte dependerá totalmente de la causa subyacente, ya que tratando el origen se solucionará la condición. Estas son algunas pautas que se suelen seguir como tratamiento en estas situaciones, pero solo el médico será quien decida cuál es el mejor para cada paciente:

  • Beber mucho líquido, incluidas infusiones diuréticas como la cola de caballo o el diente de león.
  • Si fuese necesario usar suero intravenoso.
  • Medicamentos que estimulan la producción de orina.
  • Medicamentos específicos para tratar la causa subyacente.
  • Si hay fallo renal es necesario también realizar un tratamiento de diálisis.
  • Tratamiento para eliminar piedras o cálculos en el riñón, la vejiga o la uretra, si esta es la causa, e incluso puede ser necesaria una cirugía.
  • Cirugía si hay quistes, pólipos o tumores.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Oliguria: qué es, causas y síntomas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.

Escribir comentario sobre Oliguria: qué es, causas y síntomas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Oliguria: qué es, causas y síntomas
1 de 2
Oliguria: qué es, causas y síntomas

Volver arriba