menu
Compartir

Por qué orino poco si tomo mucha agua

 
Por qué orino poco si tomo mucha agua

La sequedad corporal es un mal común y mucho tiene que ver con nuestros hábitos de vida. Esto puede hacer que tus riñones no trabajen bien y eliminen menos orina de la normal. Algunas condiciones médicas también pueden favorecer esto, tales como infecciones, problemas cardíacos o el consumo de ciertos fármacos.

A continuación, encontrarás en este artículo de ONsalus todo lo que necesitas saber para responder a tu pregunta: "¿por qué orino poco si tomo mucha agua?".

También te puede interesar: Oliguria: qué es, causas y síntomas

¿Cuántas veces es normal orinar al día si tomo 2 litros de agua?

Esta pregunta tiene múltiples respuestas debido a que somos todos diferentes y el funcionamiento de nuestro cuerpo y, en este caso, del sistema urinario también es distinto.

Hay personas que beben 2 litros de agua pero ingieren muchos alimentos secos y astringentes o tienen hábitos que generan resequedad, entonces, el agua que ingieren no es suficiente para hidratar su organismo. Hay otros que beben poca agua pero ingieren alimentos más oleosos, untuosos o que contienen líquido en sí mismos o bien su cuerpo tiende a acumular más líquido. En ese caso, es posible que aunque ingieran poca agua como tal, orinen normal.

Se considera que es normal orinar varias veces al día, sin excesiva espuma y de un color amarillento medio (ni muy oscuro ni muy claro), pero las variaciones de esto dependerán del estado de equilibrio o desequilibrio de tu cuerpo. No obstante, no puede decirse que es normal orinar 2, 3, 4 o 10 veces, ya que esto depende de tu propia individualidad.

Por otro lado, hay personas que orinan pocas veces, pero en mayor cantidad y otras que van muchas veces a hacerlo pero orinan poco. Por lo tanto, tener en cuenta solo la cantidad de veces que orinas tampoco define si orinas mucho o poco.

Se considera que una persona orina poco si elimina menos de 400 ml de orina en 24 h, es lo que se conoce como oliguria y puede tratarse de una condición grave si se mantiene en el tiempo.

A continuación, ahondaremos en las razones por las cuales puedes estar orinando menos de lo que tu cuerpo necesita.

Síntomas de sequedad corporal

Existen muchas razones por las cuales puede que no estés orinando lo suficiente y esto no necesariamente se soluciona tomando mucha agua.

Cuando un organismo tiende a la sequedad, es necesario revisar los hábitos, los alimentos que ingieres y los desequilibrios para encontrar la causa de esa sequedad. De por sí, hay personas que tienden más a la sequedad si no se cuidan apropiadamente, en ellas es aún más importante identificar qué sucede para encontrar una solución verdadera y no solo superficial.

Además de orinar poco, existen otros signos que pueden advertirte de que tu cuerpo tiende a estar seco, tales como:

  • Estreñimiento: es decir, defecar de manera irregular, no hacerlo cada día, con características más bien secas (en bolitas), tener gases, hinchazón abdominal, reflujo gastroesofágico.
  • Sed, boca seca.
  • Piel seca.
  • Manos y pies secos.
  • Grietas en los talones.
  • Tendencia a tener arrugas en la piel.
  • Ojeras.
  • Sueño liviano, insomnio.
  • Mente agitada.
  • Falta de memoria.
  • Distracción fácil.
  • Problemas articulares.

¿Por qué tomo mucha agua y orino poco?

A continuación, encontrarás algunos problemas médicos, hábitos y alimentos que pueden hacer que estés orinando poco aunque tomes mucha agua:

Gastroenteritis

Si padeces de diarrea o vómitos es posible que tu cuerpo esté perdiendo mucho líquido. Es importante evitar la deshidratación.

¿Qué hacer? Si puedes tolerar líquidos es necesario que bebas agua en cantidad suficiente, mantengas una dieta muy liviana y que los alimentos que consumas sean más bien astringentes como: agua de arroz, arroz integral, manzana, pan integral tostado, pan de maíz. Evita todo tipo de alimentos procesados.

Si no puedes tolerar líquidos por boca, deberías acudir a un centro de salud para evitar una deshidratación grave.

Infección

Una infección grave que va comprometiendo a todo el organismo puede generar un shock, llegado a tal punto la situación es grave y puede aparecer oliguria o incluso anuria (falta de orina).

Típicos síntomas de infección son: fiebre, escalofríos, dolor en el cuerpo, dolor de cabeza y, por supuesto, signos inflamatorios (hinchazón, enrojecimiento, supuración) en alguna zona del cuerpo.

¿Qué hacer? Si crees que es tu caso, urgentemente, deberías consultar si se ha reducido la cantidad de orina que eliminas. Si realmente existe una infección, se investigará de dónde procede y de acuerdo a ello se instaurará un tratamiento, probablemente, con antibióticos, entre otras medidas.

Problemas cardiovasculares

Algunas patologías cardíacas graves pueden cursar con una disminución brusca de la producción de orina, tal es el caso de un infarto de miocardio, una insuficiencia cardíaca o una embolia pulmonar.

Evidentemente, no solo habrá falta de orina sino otros síntomas notorios como dolor de pecho, dolor abdominal, en el cuello o brazos, falta de aire, desvanecimiento, mareos, palpitaciones, etc.

¿Qué hacer? Antes que nada, no entres en pánico. La mayoría de las veces no es este el problema, pero sí es importante descartarlo. Si tienes algunos de los síntomas anteriores, te aconsejo que acudas a un centro de salud para descartar el problema.

Obstrucción de las vías urinarias

Por diversas razones, puede existir un freno en la salida de orina en los uréteres, vejiga, uretra. Puede haber inflamación, cálculos e incluso un tumor. No es lo más frecuente, pero debería ser tenido en cuenta.

Esto puede hacer que tengas otros síntomas como dolor abdominal, molestias para orinar, fiebre, náuseas, entre otros.

¿Qué hacer? Si notas que tienes necesidad de orinar y no puedes hacerlo es necesario que acudas sin retraso a una consulta médica. Allí te interrogarán, revisarán y buscarán la razón de la obstrucción, si la hubiera. Si se tratara de una infección se administrará antibióticos, si fueran cálculos existe medicación para ayudar a eliminarlos, si se tratara de una tumoración también puede requerirse medicación y, en algunos casos, una cirugía.

Rabdomiólisis

Se trata de la rotura de fibras musculares, con lo cual se produce una circulación excesiva de proteínas por el organismo. Esto genera obstrucción o daño en los riñones y, por lo tanto, disminuye la producción de orina.

Los síntomas que pueden aparecer son: dolor muscular, calambres, rigidez, dolores articulares, fatiga y, en casos más graves, pueden incluso aparecer convulsiones, fiebre, náuseas, vómitos y una coloración muy oscura de la orina.

Algunas posibles causas de rabdomiólisis son:

  • Esfuerzos musculares demasiado intensos.
  • Accidentes con aplastamientos musculares.
  • Sobredosis de alcohol, cocaína u otras drogas.
  • Quemaduras graves y extensas.
  • Fármacos como las estatinas (usadas para bajar el colesterol) o las anfetaminas.

¿Qué hacer? Es muy importante una consulta médica de manera urgente, ya que el daño renal puede ser grave. Debes beber mucha agua y evitar la sobrecarga de proteínas de otro tipo, algo muy común en deportistas o quienes siguen una dieta cetogénica.

Fármacos

Algunas medicaciones pueden hacer que orines menos de lo habitual, algunos ejemplos son:

  • Algunos antihipertensivos.
  • Antiinflamatorios.
  • Gentamicina.

¿Qué hacer? Es importante que si sospechas que una medicación puede estar relacionada con tu problema no la suspendas por ti mismo, sino que previamente realices una consulta médica.

Si, por el contrario, has abusado de medicación sin indicación, no ingieras fármacos sin consultar con el médico y si la falta de orina persiste, no dudes en acudir al centro de salud más cercano.

Sobrecarga proteica

Se han puesto de moda las dietas paleo, keto o cetogénicas. En ellas se impulsa a un alto consumo de proteínas para nada deseable, que poco tiene que ver con el funcionamiento normal de tu cuerpo y que genera una sobrecarga en diferentes órganos como el páncreas, el hígado y, por supuesto, los riñones.

Es verdad que esta dieta ayuda a perder peso rápidamente, pero a un coste demasiado elevado para tu organismo. Algunos síntomas de desequilibrio que puedes percibir son: mal aliento, orina con olor, sequedad corporal, estreñimiento, piel seca, mala digestión, reflujo.

¿Qué hacer? Mi recomendación es que dejes de seguir este tipo de alimentación poco saludable. Una dieta debe estar dirigida a cada persona individualmente, es imposible que a todos nos funcione lo mismo. Es importante tener en cuenta el desequilibrio que se padece y no solo los kilitos de más que quieren perderse. Delgadez no es siempre sinónimo de salud y mucho menos si se logra perjudicando a nuestro cuerpo.

Alimentos que secan el cuerpo

Este es un punto muy importante y que no suele tenerse en cuenta. Se extienden las recomendaciones acerca de los beneficios de consumir suplementos, frutos secos, alimentos crudos y demás, pero no se tiene en cuenta la manera de combinarlos, si favorecen o no la digestión y si en cada caso son beneficiosos o no. Es por ello que te doy algunos consejos para evitar que tu dieta favorezca la sequedad corporal:

Cómo consumir frutos secos

Debes saber que todo lo seco tomará humedad de tu cuerpo. Por ello, es importante remojar almendras, castañas, maní y nueces por al menos 6 horas antes de comerlos.

También es importante saber que no es bueno mezclarlos entre sí y que no deberías consumirlos en grandes cantidades. No más de 5 o 6 almendras al día, 7 u 8 castañas, 4 o 5 nueces y unos 15 maníes.

Evita procesados

Todos los alimentos que incluyan conservantes, colorantes y demás productos químicos favorecen los desequilibrios corporales y disminuyen tu energía.

Alcohol, café, té, mate

Si bien en poca cantidad pueden ser bien tolerados, no es recomendable que los incorpores cada día y mucho menos en grandes cantidades. Es más, si tu cuerpo tiende a la sequedad deberías más bien evitarlos por completo.

Incorpora cereales integrales

Son la principal fuente de regulación del sistema digestivo y de nutrición de los tejidos. No es lo mismo que los productos refinados. Es importante que tu alimentación incluya: arroz, maíz, trigo, quínoa, amaranto, mijo y cebada integrales.

Acerca de las frutas y verduras

No todas tienen el mismo efecto en el organismo, algunas te secan más que otras. Por lo tanto, si padeces de sequedad corporal te recomiendo que evites el exceso de manzana, berenjena, coles y verduras de hoja verde.

Forma de cocción

Así como la calidad y el tipo de alimentos, también su preparación es importante. El remojo previo de cereales, legumbres y frutos secos es muy importante. También lo es el modo de cocinar los alimentos. Está comprobado que tu cuerpo tiende a secarse más si consumes alimentos:

  • Tostados.
  • Asados.
  • Quemados.

Hábitos que secan tu cuerpo

Algunos hábitos diarios también contribuyen a la sequedad corporal y, por lo tanto, a hacer que orines poco, tales como:

  • Exceso de actividad física.
  • Acostarse tarde por la noche.
  • Uso excesivo de pantallas: móvil, tablet, TV, ordenador.
  • Excesiva actividad mental.
  • Falta de rutinas diarias (comer en distintos horarios, por ejemplo).

¿Qué pasa cuando una persona orina poco?

Si una persona orina menos de 400 ml al día cae en una situación llamada oliguria, lo cual es grave si perdura en el tiempo.

Por lo tanto, si crees que puede ser tu caso no dudes en acudir prontamente a un centro de salud.

Si tu caso no es tan extremo, procura leer tranquilamente las recomendaciones que acabo de darte y busca qué puede estar ocasionando mayor sequedad en tu organismo.

Si no orinas bien tus riñones no pueden colaborar en las tareas tan importantes que les toca realizar, sobre todo, en la limpieza y depuración de tu organismo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué orino poco si tomo mucha agua, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué orino poco si tomo mucha agua
Por qué orino poco si tomo mucha agua

Volver arriba