Compartir

Esperma ácido: causas

 
Por Melanie Re. 31 agosto 2018
Esperma ácido: causas

El especialista puede indicar al hombre someterse a un análisis de semen, conocido como seminograma o espermiograma, con el objetivo de analizar el estado de los espermatozoides y que las características de los fluidos seminales sean los correctos. Uno de estos parámetros es el pH, el cual es ligeramente alcalino y su valor normal está entre 7.2 y 7.8, por lo que un resultado fuera de estos intervalos puede ser el reflejo de una alteración seminal, que incluso podría poner en riesgo la fertilidad masculina.

Generalmente, el pH por debajo de 7 va acompañado de otras alteraciones en el semen como la baja concentración de ciertos compuestos, el volumen eyaculado y la presencia, ausencia o movilidad de los espermatozoides. Determinar estas características es de ayuda para un mejor diagnóstico y definir qué está ocasionando el pH bajo. Si te interesa saber sobre el esperma ácido: causas, te invitamos a leer el siguiente artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Esperma con olor muy fuerte: causas

Obstrucción de los conductos eyaculadores

Los conductos eyaculadores son pequeños tubos que inician con la unión de los conductos deferentes, por los que viajan los espermatozoides desde el epidídimo y del conducto excretor de la vesícula seminal, en la cual se forma el 60-70% del volumen del líquido seminal, y desembocan en la uretra prostática.

Una de las alteraciones en estos conductos son las obstrucciones congénitas o adquiridas, ya sea por quistes, traumas, cálculos, patologías inflamatorias, un mal procedimiento quirúrgico o colocación de catéter en la zona, entre otros. El cierre de estos conductos impide la liberación del líquido seminal con los espermatozoides durante la eyaculación, es decir, solo se expulsan los fluidos prostáticos que tienen un pH ácido y las secreciones de las glándulas bulbouretrales, que aunque son alcalinas se libera en menor proporción.

Debido a esto, se puede notar un reducido volumen de semen y el análisis del mismo determina la ausencia total de espermatozoides y una cantidad baja de fructosa, esto último relacionado con el pH bajo, lo que vuelve al esperma ácido.

Ausencia de los vasos deferentes

Dentro de las causas de semen ácido, cuya característica suele ir acompañada de otras alteraciones como un volumen muy bajo de dicho fluido y la falta total de espermatozoides, destaca la anomalía conocida como ausencia bilateral congénita de los conductos deferentes, que como su nombre indica, el paciente no presenta los conductos que, normalmente, comunican al epidídimo con el conducto eyaculador para hacer llegar los espermatozoides y los fluidos de la vesícula seminal que se incorporan casi al final.

Durante el desarrollo del feto existe, por una mutación genética, una interrupción en el proceso normal del mantenimiento de los conductos deferentes, haciendo que en los mismos se produzca una mucosidad muy espesa que los obstruye y hace que se deterioren antes del nacimiento, por lo que es una enfermedad con la que se nace y que se transmite por herencia genética.

Afecta a 1 de cada 1.000 hombres de la población mundial y es una de las principales causas de infertilidad masculina y de fibrosis quística, que puede perjudicar al sistema respiratorio y digestivo. A pesar de que no hay tratamiento para corregir esta anomalía, los hombres que desean tener hijos pueden hacerlo con la ayuda de técnicas de reproducción asistida.

Esperma ácido: causas - Ausencia de los vasos deferentes

Mal funcionamiento de las vesículas seminales

En las vesículas o glándulas seminales, se produce un liquido denso con hormonas y rico en azúcares, especialmente en fructosa, que es el compuesto que le otorga al semen un pH alcalino. Además, su presencia es necesaria para que los espermatozoides obtengan una mejor movilidad y es utilizada también como el parámetro principal para evaluar si dichas vesículas están funcionando correctamente.

Cuando se hace un estudio y resulta esperma ácido, bajo en fructosa y con espermatozoides con poca o nada de movilidad puede estar indicando un problema en las glándulas seminales, que podría ser congénito, como quistes y la ausencia de las vesículas, o adquirido, por ejemplo, tumores, vesiculitis, mala evolución de una cirugía en las vesículas o cualquier patología que pueda causar la obstrucción del conducto excretor de las glándulas seminales.

Enfermedades infecciosas o inflamatorias crónicas

La infección en alguna de las partes del sistema reproductor y urinario es la causa de esperma ácido más frecuente, siendo los testículos, el epidídimo, la próstata y la uretra las estructuras más afectadas por agentes patógenos, como bacterias y virus, adquiridos mayormente por transmisión sexual. La invasión de estos microorganismos puede alterar la calidad y pH del semen, mientras que la inflamación que desencadenan puede obstruir cualquier nivel en la vía seminal.

Además de someterse a un seminograma, detectar en una etapa temprana alguna infección seminal puede no ser fácil debido a que en su mayoría no manifiestan síntomas importantes. Por ello, hay que poner mayor atención y acudir a consulta médica si se siente, por muy mínimo que sea, ardor al orinar, irritación, comezón o dolor en los genitales, además de notar cambios en la coloración, olor y consistencia del semen.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Esperma ácido: causas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor masculino.

Escribir comentario sobre Esperma ácido: causas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Esperma ácido: causas
1 de 2
Esperma ácido: causas

Volver arriba