Compartir

Fimosis: qué es, síntomas y tratamiento

Valoración: 5.0 | 4 votos
Fimosis: qué es, síntomas y tratamiento

La fimosis es una afección de lo más común entre la población masculina. Ocurre cuando el prepucio, la piel que recubre el pene, es demasiado estrecha y no permite descubrir el glande, sea total o parcialmente. Puede producirse tanto en estado de erección como de flacidez, por lo que esta condición resulta un problema a la hora de asear el pene, mantener relaciones sexuales con normalidad e incluso al momento de orinar.

Algunos niños nacen con esta condición, pero a menudo suele resolverse de manera espontánea a lo largo de los tres primeros años de edad. Si eso no ocurre, hay que corregir este trastorno. En ONsalus te explicamos todo lo que debes saber sobre la fimosis, especialmente sus síntomas y las opciones de tratamiento que existen.

  • Síntomas y complicaciones de la fimosis

    Ante la fimosis pueden darse una serie de síntomas y complicaciones que impidan desarrollar una vida normal. Algunas de estas condiciones son:

    • Micción dolorosa: si el prepucio no puede retraerse, es probable que la orina se acumule en la zona final del pene, inflamándola y provocando dificultades y dolor para orinar.
    • Infecciones comunes: la fimosis suele impedir una correcta higiene de los genitales, de manera que la suciedad permanezca en la zona y produzca inflamación, secreciones y dolor al orinar. La irritación puede extenderse por la uretra hasta la vejiga y producir infección de orina.
    • Coito doloroso: la falta de un correcto deslizamiento del prepucio sobre el glande y el pene provoca dolor e incomodidad a la hora de mantener relaciones sexuales.
    • Balanitis: se trata de una inflamación del glande causada principalmente por la falta de higiene y que se produce cuando unas secreciones genitales llamadas esmegma se acumulan en la parte final del pene.
    • Parafimosis: ocurre cuando, al realizar un esfuerzo para dejar el glande al descubierto, el prepucio queda atrapado en el surco balanoprepucial, ubicado por debajo del mismo glande, y no puede volver a la posición original. Eso provoca una inflamación del glande que puede aumentar progresivamente por culpa de la presión, lo que requiere tratamiento quirúrgico urgente.
  • Tratamiento de la fimosis

    El tratamiento para la fimosis debe llevarse a cabo de forma imprescindible con el fin de prevenir las molestias y lesiones que produce esta condición. En este aspecto existen dos posibles opciones:

    • Corticoides: por lo general, debe intentarse evitar la cirugía. Por ello, suelen administrarse corticoides en crema que se aplican en la unión entre prepucio y glande, mientras se realizan a su vez pequeñas retracciones de manera suave y progresiva. Eso debilita los tejidos y dota al prepucio de mayor elasticidad. Es recomendable no utilizar corticoides durante períodos demasiado largos, por lo que si el tratamiento se alarga más de unas cuatro semanas es mejor pararlo un tiempo y retomarlo en unos meses, o tomar otras medidas sugeridas por un urólogo.
    • Cirugía: cuando la fimosis no remite tras el procedimiento anterior, suele optarse por el tratamiento quirúrgico. Es recomendable esperar al menos a los cuatro años de edad para asegurarse de que la fimosis no remite de manera natural, lo más habitual es operar entre los cinco y siete años. El tratamiento más común es la circuncisión y consiste en la extirpación de la parte del prepucio que impide descubrir el glande. Se trata de una intervención sencilla realizada por un urólogo que sólo requiere unos días de reposo y no suele provocar complicaciones.

    Es recomendable que, cuando se trate de un bebé, los padres no intenten forzar la retracción del prepucio, puesto que puede resultar doloroso para el niño y provocar heridas o traumatismos en el pene que acaben en complicaciones peores. Lo mejor es tener paciencia durante los primeros años y recurrir, sino, a ayuda profesional.

  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Fimosis: qué es, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor masculino.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre fimosis: qué es, síntomas y tratamiento