Otros medicamentos

Flagyl: para qué sirve, cómo tomar y efectos secundarios

 
Isbelia Farias
Por Isbelia Farias. 13 junio 2024
Flagyl: para qué sirve, cómo tomar y efectos secundarios

El Flagyl es un medicamento que pertenece al grupo de los fármacos clasificados como imidazoles. Se usa para tratar ciertas infecciones, como las causadas por bacterias anaerobias, Trichomonas, amebiasis y otras.

En este artículo de ONsalus te daremos más detalles sobre el Flagyl, para qué sirve, cómo tomarlo y cuáles son sus posibles efectos secundarios.

Índice
  1. Qué es Flagyl y para qué sirve
  2. Cómo tomar Flagyl
  3. Efectos secundarios de Flagyl

Qué es Flagyl y para qué sirve

El Flagyl suele venir en presentación de comprimidos de 250 mg. Es un medicamento que combate las infecciones y se clasifica entre los fármacos imidazoles. Esto significa que su uso está indicado para el tratamiento de infecciones de origen parasitario o bacteriano.

Algunas de las infecciones que el Flagyl puede ayudar a eliminar son la lambliasis, la amebiasis hepática e intestinal, y otras causadas por Bacteroides fragilis, bacterias anaerobias, y Clostridium perfringens, así como afecciones causadas por Trichomonas, capaces de originar inflamación en la vagina (vaginitis) y en la uretra (uretritis).

Este tipo de medicamento solo funciona para tratar infecciones bacterianas y parasitarias, pero no es efectivo para infecciones causadas por virus, como el catarro o la gripe.

Cómo tomar Flagyl

Las dosis de Flagyl se prescriben dependiendo de la infección a tratar.

En el caso de la infección causada por Trichomonas, en adultos y adolescentes, se suele indicar:

  • Una dosis única de 2.000 mg, o 200 mg por tres veces al día, durante 7 días, o 400 mg, dos veces al día, durante 5 o 7 días.
  • Para los niños que no han cumplido 10 años, el médico les puede indicar una dosis única de 40 mg/kg o de 15 a 30 mg, dividido en 2 o 3 dosis, por 7 días.

Para las personas que se han enfermado de giardiasis o lambliasis:

  • En personas mayores de 10 años, se les indica una dosis de 2.000 mg al día, por 3 días, o 400 mg, tres veces al día, por 5 días. Otra opción puede ser de dos dosis de 500 mg al día, por 7 o 10 días.
  • Si se trata de niños entre 7 y 10 años, la dosis solo se administra hasta 1.000 mg al día, por 3 días.
  • Si son pequeños de 3 a 7 años, la dosis es una sola vez al día, por 3 días, de 600 mg.
  • Si son niños de 1 a 3 años, entonces la dosis es de 500 mg 1 sola vez al día, por tres días.

Al administrar este fármaco, el médico toma en consideración el peso corporal. Por ejemplo, 15-40 mg/kg/días, divididos en 2 o 3 dosis.

Si la afección es la vaginosis bacteriana:

  • La dosis para adolescentes sería de 400 mg, dos veces al día, por 5 o 7 días.
  • También, podría ser una dosis única de 2.000 mg. Es importante que la pareja siga el tratamiento en conjunto, incluso si no presentan síntomas.

Cuando la persona presenta amebiasis, las dosis suelen ser repartidas de la siguiente forma:

  • Mayores de 10 años, con 400 a 800 mg, 3 veces al día, pudiendo ser desde 5 hasta 10 días.
  • Si son niños de 7 años, la dosis puede ser 3 veces al día, entre 200 y 400 mg, durante 5 o 10 días.
  • Cuando son niños cuyas edades son de 3 a 7 años, las dosis pueden ser de 100 a 200 mg, 4 veces al día, por 5 o 10 días.
  • En niños de 1 a 3 años, las dosis son de 100 mg 3 veces al día, por 5 o 10 días. La fórmula que se sigue es de 35 a 50 mg/kl, divididos en 3 dosis diarias, por 5 o hasta 10 días.

En afecciones causadas debido a anaerobios:

  • Los adultos suelen ingerir 500 mg cada 8 horas.
  • En el caso de los niños, el médico evaluará la severidad de la infección y el tratamiento puede durar hasta 7 días. Las dosis pueden ser de 20 o 30 mg, siguiendo la fórmula m/kg/día, como dosis única, o se divide 7,5 mg/kg, cada 8 horas.
  • Si los niños son menores de 8 semanas, la dosis prescrita pudiese ser de 15 mg/kg, como dosis única, o ser dividida en 7,5 mg/kg, cada 12 horas.
  • En el caso de recién nacidos, es necesario que el médico realice una monitorización, ya que el metronidazol se podría acumular, en especial durante la primera semana de vida.

Si una persona olvida tomar el Flagyl, no debe doblar las dosis para compensar aquellas que ha olvidado, sino que debe consultar con su médico de cabecera. De igual modo, si se están tomando medicamentos para otras condiciones, también se le debe informar al médico, ya que podrían interactuar y provocar reacciones adversas.

Efectos secundarios de Flagyl

Como el resto de los medicamentos, el Flagyl también puede producir efectos secundarios. No siempre afecta a todas las personas que lo ingieren, pero sí hay una posibilidad. Entre los más comunes, se encuentran los siguientes:

  • Inflamación del páncreas.
  • Trastornos en la piel.
  • Erupciones cutáneas.
  • Urticaria.
  • Fiebre.
  • Irritaciones en la piel.
  • Inflamación en las manos, los pies, la garganta, las vías respiratorias y los labios.
  • Dolor de cabeza.
  • Vértigo.
  • Confusión.
  • Temblores.
  • Miopía u otros trastornos oculares.
  • Reducción de glóbulos blancos.
  • Trastornos del habla.
  • Alteración de la marcha, entre otros.

Ante la presencia de cualquiera de los síntomas descritos, debes consultar al médico para que considere modificar la dosis, en caso de ser posible, o te administre fármacos que puedan ayudar a atenuar los síntomas. El especialista es el único experto capacitado para hacer cualquier modificación en el tratamiento, así como para prescribir las dosis exactas para cada paciente. La automedicación jamás debe ser considerada.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Flagyl: para qué sirve, cómo tomar y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Bibliografía
  • Durel, P., Couture, J., Collart, P., & Girot, C. (1960). Flagyl (metronidazole). British Journal of Venereal Diseases, 36(3), 154.
  • Rodin, P., King, A. J., Nicol, C. S., & Barrow, J. (1960). Flagyl in the treatment of trichomoniasis. British Journal of Venereal Diseases, 36(3), 147.
  • Steinitz, H. (1972). The treatment of chronic amoebic infection with metronidazole (flagyl). Digestion, 6(2), 75-82.
  • Sylvestre, L., Belanger, M., & Gallai, Z. (1960). Urogenital trichomoniasis in the male: review of the literature and report on treatment of 37 patients by a new nitroimidazole derivative (Flagyl). Canadian Medical Association Journal, 83(23), 1195.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Flagyl: para qué sirve, cómo tomar y efectos secundarios