Compartir

Fractura de Colles: tratamiento y rehabilitación

Por Melanie Re. 26 octubre 2016
Fractura de Colles: tratamiento y rehabilitación

Por diferentes accidentes, puede que sufras una fisura o una fractura en los diferentes huesos. La primera es una pequeña rotura con continuidad, mientras que la segunda es una rotura con discontinuidad, es decir, se parte y se separa el hueso. Entre las zonas más expuestas y con mayor peligro de que sufras una fractura está el antebrazo, principalmente su mayor hueso conocido como radio.

La fractura distal del radio o fractura de Colles es una lesión muy común y por su gran proximidad a la articulación de la muñeca muchos la confunden con un trastorno en esta área. Es por eso que si tienes molestias y no sabes de qué se trata, es importante que visites a un médico, mientras en ONsalus te explicamos todo sobre la fractura de Colles: tratamiento y rehabilitación. Por otro lado, es indispensable que lleves una dieta adecuada, acompañada de ejercicio moderado para fortalecer los huesos de tu cuerpo y evitar lesiones que pueden llegar a ser muy molestas.

Detalles de la fractura de Colles

Una fractura distal del radio, generalmente, sucede aproximadamente a 1 pulgada del extremo del hueso; sin embargo, esta fractura puede ocurrir de diversas maneras. Una de las lesiones del radio más comunes es la llamada fractura de Colles, la cual se caracteriza porque el fragmento que se encuentra quebrado se inclina hacia arriba.

Existen otras formas en las que se puede quebrar el radio distal, por ejemplo, una fractura intra-articular, la cual se extiende al interior y afecta a la articulación de la muñeca, diferente a la extra-articular, que no se extiende hasta el interior. También está la fractura abierta o expuesta, que es aquella que ocurre cuando el hueso roto rompe la piel; mientras que, la fractura conminuta se caracteriza porque el hueso se rompe en dos o más pedazos.

Si bien existen numerosas causas por las que puedes presentar una fractura de Colles, lo más común es que suceda por una caída sobre el brazo extendido. Si sufres de osteoporosis, un golpe o un accidente mínimo te puede causar una fractura distal del radio, aunque es más normal en las personas mayores a los 60 años.

El síntoma más característico que sientes es un dolor intenso en la zona afectada al instante en que se produce el accidente. Luego, presentas inflamación, molestias al tacto y podrías llegar a sufrir una deformación en la muñeca según la intensidad de la fractura.

Fractura de Colles: tratamiento y rehabilitación - Detalles de la fractura de Colles

Tratamiento no quirúrgico de la fractura de Colles

Para cualquier tipo de fractura, el tratamiento que debes seguir tiene una sola regla general, simplemente es que te coloquen el hueso en el lugar correcto y evitar el movimiento hasta que vuelva a soldarse. El método dependerá tanto del tipo de fractura como de la elección del profesional.

Si sufres de una lesión en la cual el hueso partido queda ubicado en la posición correcta, el especialista podría optar por aplicarte una enyesadura por el tiempo que se necesite hasta que la estructura ósea vuelva a consolidarse.

En cambio, si la fractura ha hecho que tus huesos se encuentren fuera de lugar, el médico deberá ubicarlos en su posición y luego inmovilizar el área. Cuando esto sucede y el especialista puede alinear los huesos nuevamente sin necesidad de abrirte la piel se llama reducción cerrada, lo que conlleva a que posteriormente necesites un cabestrillo para sostener el brazo los primeros días por la inflamación que se produce y, finalmente, enyesar el brazo.

El tiempo que necesitas mantener la zona sin movimiento puede variar y también depende de la gravedad del trastorno; sin embargo, suele tardar aproximadamente 6 semanas, aunque es indispensable que tu médico mantenga monitoreada constantemente la lesión y, de esta manera, indique el tiempo necesario correcto para ti.

Tratamiento quirúrgico de la fractura de Colles

Existen situaciones en las cuales el hueso se encuentra totalmente fuera de lugar haciendo imposible que se pueda corregir de otra forma que no sea a través de una cirugía. Además, muchas veces este procedimiento resulta indispensable para que no sufras una interferencia con el funcionamiento normal del brazo en un futuro.

La cirugía para la fractura de Colles, normalmente, lleva a una incisión para tener acceso directo a los huesos quebrados y, de esta forma, mejorar la posición de los mismos. Para que mantengas el hueso alineado hasta que se solde, existen diferentes opciones, entre las cuales destacan los clavos de metal, un fijador externo, enyesadura o combinar varias de estas técnicas.

Cuando la fractura que presentas es del tipo abierta, es indispensable someterte al tratamiento quirúrgico con urgencia. En estos casos, es probable que el médico te recete antibióticos para evitar infecciones en la zona lesionada y, después de la cirugía, puede optar por un fijador externo o uno interno en el cual se coloque primero una placa y, días después, unos tornillos.

Ejercicio 1 de rehabilitación para la fractura de Colles

Si bien la rehabilitación de la fractura de Colles estará guiada por un especialista, puedes realizar diferentes ejercicios que ayuden al proceso de recuperación para favorecer la movilidad y la fuerza que se pierde en la zona por el tiempo de inmovilización.

En este primer ejercicio debes estar sentado y apoyar el antebrazo sobre una mesa dejando fuera de la misma la mano para que se encuentre doblada. Luego, levanta la mano suavemente todo lo que puedas, mantenlo así durante 5 segundos y vuelve a la posición inicial para realizar 15 o 20 repeticiones.

Ejercicio 2 de rehabilitación para la fractura de Colles

Para que recuperes la fuerza perdida en el período en el que no podías coger nada con la mano lesionada, puedes realizar numerosos ejercicios para la fractura de Colles que te ayuden poco a poco a poder agarrar las cosas de la misma forma que hacías antes de la lesión.

Para esto, simplemente debes apretar una pelotita de goma durante 5 o 7 segundos, descansar 2 o 3 segundos y volver a realizar la fuerza. De esta forma, vuelves a activar y ejercitar los músculos de la muñeca y del antebrazo, por lo que debes realizar 10 repeticiones como mínimo.

Fractura de Colles: tratamiento y rehabilitación - Ejercicio 2 de rehabilitación para la fractura de Colles

Ejercicio 3 de rehabilitación para la fractura de Colles

La movilidad que pierdes por la fractura no solamente afecta al brazo y la muñeca, sino también a los dedos, por lo que diferentes ejercicios pueden ayudarte a volver a utilizar la mano con normalidad.

Mantén tu mano abierta y separa todos los dedos en forma de abanico, con la mayor distancia que puedas y quédate en esta posición durante 10 segundos para luego descansar. A continuación, cierra la mano todo lo posible sin incluir al pulgar en el puño y mantenlo durante 5 segundos para regresar a la posición inicial y volver a comenzar el ejercicio.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Fractura de Colles: tratamiento y rehabilitación, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Fractura de Colles: tratamiento y rehabilitación

¿Qué te ha parecido el artículo?

Fractura de Colles: tratamiento y rehabilitación
1 de 3
Fractura de Colles: tratamiento y rehabilitación

Volver arriba