Compartir

Granitos en el pezón: por qué salen y cómo quitarlos

 
Granitos en el pezón: por qué salen y cómo quitarlos

La presencia de lesiones en la mama puede ser realmente preocupante y molesto, ya que es una de las zonas con mayor sensibilidad del cuerpo. Tal vez estás pensando en lo peor, en un diagnóstico raro o preocupante, pero debes saber que la gran mayoría de las veces se trata de cuestiones simples.

El contacto con sustancias o prendas irritantes, las alergias o las infecciones son las opciones más frecuentes que pueden causar granitos en el pezón. El crecimiento de tejido anormal en la mama también podría originar estas lesiones, pero es algo más bien raro.

Si quieres saber con detalle por qué salen granitos en el pezón y cómo quitarlos con los tratamientos adecuado, continúa leyendo este artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Por qué tengo el pezón duro y me duele

Tubérculos de Montgomery

Todas las mujeres tenemos unos pequeños granitos en las areolas llamados glándulas areolares, aunque en algunas mujeres son más visibles que en otras. También se llaman tubérculos de Morgagni.

Durante el embarazo, las hormonas propias de esta etapa hacen que estos aumenten de tamaño, haciéndose mucho más notorios. Es aquí cuando pasan a llamarse tubérculos de Montgomery.

La función de estas glándulas es segregar una sustancia oleosa que lubrica el pezón, lo cual es fundamental para la protección de las mamas frente a la humedad e irritación, previniendo la formación de grietas. Además, la secreción tiene un olor muy particular que ayuda a que el bebé se alimente mejor, ya que estimula su apetito y lo orienta mejor.

Por lo tanto, saber cuidar adecuadamente esta zona es clave para una lactancia exitosa. Puedes tener en cuenta los siguientes consejos:

  • No exprimas esas bolitas en el pezón.
  • Limpia esa zona con mucha suavidad y solo con agua una vez al día. Al usar jabón, quitas la capa protectora que generan.
  • No es necesario limpiar la mama antes y después de amamantar, ya que quitas esa capa oleosa tan necesaria.

Granitos en el pezón y comezón por irritación

Las pieles más sensibles pueden verse afectadas por el contacto con sustancias irritantes o prendas muy sintéticas. También es posible que sufras alergia.

Si sueles tener este tipo de reacciones en otras zonas de la piel o si tu piel es más bien seca, puede que tengas mayor predisposición a sufrir erupciones de este tipo en los pezones.

Otra posibilidad es que a causa de la fricción con la ropa interior, tus pezones se hayan irritado y den lugar a lesiones de este tipo.

En estos casos, la aparición de enrojecimiento, granitos y picazón suele ser lo más común.

Tratamiento

Para quitar los granitos en el pezón que son causados por irritación, debes procurar evitar todo aquello que pueda generarte ese tipo de reacción en la piel: evita usar productos cosméticos en la zona y no uses ropa interior sintética, prefiere la de algodón.

También puedes mejorar notablemente si mantienes seca la piel y expones el área al aire.

En consulta médica pueden indicarte antialérgicos orales y cremas con corticoides. Si hay infección por rascado, pueden sugerirte un antibiótico.

Granitos en el pecho por obstrucción

En el pezón hay dos tipos de tejidos que pueden obstruirse e inflamarse:

Obstrucción de los conductos galactóforos

Los conductos que llevan la leche desde la mama al exterior pueden obstruirse e inflamarse, aún fuera del período de lactancia.

En esos casos, pueden aparecer pequeños bultos como granitos, inflamación, ardor y dolor.

Obstrucción de las glándulas apocrinas

Estas pequeñas glándulas son las encargadas de producir y excretar la sudoración en zonas de la piel como los pezones, axilas e ingle.

Cuando se obstruyen las glándulas que están en el pezón pueden dar lugar a manchas rojizas y pequeños granitos en el pezón. A menudo, no hay más síntomas que esos, pero también pueden causas un gran dolor y picazón.

Tratamiento

En ambos casos es muy importante evitar el rascado y la manipulación de las lesiones, ya que de lo contrario es posible que se genere una infección.

Puedes aplicar paños de agua tibia en la zona o aplicar infusiones antiinflamatorias, como la de caléndula o manzanilla.

En ocasiones, puede necesitarse una crema con antiinflamatorios y antibióticos. La medicación oral se prescribirá cuando se trate de un caso más importante o haya sobreinfección.

Infecciones

Una lesión por rascado o la irritación provocada por el amamantamiento pueden ocasionar que se produzca una infección. En este caso, pueden aparecer síntomas como:

  • Inflamación.
  • Granitos en el pecho o lesiones inflamatorias.
  • Dolor.
  • Supuración.
  • Malestar general.
  • Fiebre.

Otra posibilidad es que el pezón se altere a causa de un molusco contagioso. Esta infección viral genera lesiones indoloras pero, que si se lastiman o tocan, pueden contagiarse a otras áreas de la piel. Suele resolverse por sí misma al cabo de un tiempo.

Tratamiento

En caso de infección, es importante evitar los irritantes locales. Un o una profesional médico probablemente te indicará antibióticos locales o por boca.

El molusco contagioso suele requerir solo tiempo. Mejorar la digestión y, por ende, la salud es una manera de acortar el tiempo de curación.

Puedes recuperarte mucho más rápido si tienes en cuenta estos consejos:

  • Mantén el área limpia y seca.
  • Evita manipular las lesiones.
  • Expone las mamas al aire.
  • Puedes aplicar compresas frescas y luego secar la zona.
  • Las infusiones de caléndula y manzanilla son muy útiles para disminuir la inflamación.

Enfermedades tumorales

Entre las posibilidades de aparición de granitos en el pezón también está la enfermedad de Paget. Esta es una expresión inflamatoria de un tumor.

Aparecerán, en este caso, granitos y bultos en el seno, dolor, supuración, picazón, piel escamosa.

Tratamiento

Si notas lesiones en el pezón que no desaparecen, úlceras que no curan, supuración o los tratamientos que has hecho no han dado resultado, es conveniente que realices una consulta médica.

Es probable que te hagan preguntas, te revisen y te soliciten algunos estudios tales como análisis de sangre, ecografía, mamografía, entre otros. Si hay sospecha de una lesión tumoral, pueden solicitarte una biopsia.

De acuerdo a la extensión de la lesión, pueden indicarse diferentes tratamientos como cirugía, radio o quimioterapia.

Estos tratamientos lo que intentan es extirpar o resecar un crecimiento anormal del tejido, pero no van a la causa real que los hizo crecer.

Es importante que también indagues y cuestiones tus hábitos, alimentación, sueño y forma de lidiar con la vida. Si logras revertir lo que te perjudica, es muy probable que puedas mejorar tu salud.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Granitos en el pezón: por qué salen y cómo quitarlos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Bibliografía
  • Song HS, Jung SE, Kim YC, Lee ES. Nipple eczema, an indicative manifestation of atopic dermatitis? A clinical, histological, and immunohistochemical study. Am J Dermatopathol. 2015 Apr;37(4):284-8. doi: 10.1097/DAD.0000000000000195. PMID: 25079201.
  • Ives C, Green M, Wright T. Molluscum Contagiosum: A Rare Nipple Lesion. Breast J. 2017 Jan;23(1):107-108. doi: 10.1111/tbj.12693. Epub 2016 Sep 26. PMID: 27670745.
  • Sandoval-Leon AC, Drews-Elger K, Gomez-Fernandez CR, Yepes MM, Lippman ME. Paget's disease of the nipple. Breast Cancer Res Treat. 2013 Aug;141(1):1-12. doi: 10.1007/s10549-013-2661-4. Epub 2013 Aug 9. PMID: 23929251.
  • Spencer JP. Management of mastitis in breastfeeding women. Am Fam Physician. 2008 Sep 15;78(6):727-31. PMID: 18819238.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Granitos en el pezón: por qué salen y cómo quitarlos
Granitos en el pezón: por qué salen y cómo quitarlos

Volver arriba