Compartir

Hipoxia cerebral: causas, síntomas y tratamiento

 
Por Melanie Re. 5 octubre 2017
Hipoxia cerebral: causas, síntomas y tratamiento

Se considera hipoxia cerebral cuando el cerebro no está recibiendo la cantidad de oxígeno suficiente para que el mismo funcione correctamente. En otras palabras, se define como hipoxia a un bajo nivel de oxígeno que llega a ser deficiente para los tejidos corporales. Esto se diferencia de la hipoxemia, ya que, en esta última, se hace referencia a la poca cantidad de oxígeno que se traslada en la sangre, lo que puede traer diversos síntomas y trastornos.

A pesar de lo anterior, la hipoxia puede deberse a la hipoxemia; sin embargo, existen otras causas que pueden ocasionarla. Si bien la hipoxia puede afectar a todo el cuerpo, también es posible que solo se encuentre comprometido un órgano o un sector, por lo que el cerebro es uno de los casos más importantes y en el que se debe tener mayor cuidado.

Si te interesa saber más sobre este tema, en el siguiente artículo de ONsalus encontrarás la mejor información sobre hipoxia cerebral: causas, síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Síntomas de un ictus

Hipoxia cerebral: causas

Existen numerosas condiciones médicas y diversos factores que pueden llegar a interrumpir el flujo de oxígeno al cerebro, todas representando una situación de peligro para la salud de la persona. Entre las causas más frecuentes de esta alteración, se encuentran las siguientes:

  • Padecer arritmias cardíacas, es decir, dificultades con el ritmo del corazón.
  • Tener un paro cardíaco.
  • Sufrir un accidente cerebrovascular.
  • Presentar baja presión arterial o hipotensión arterial.
  • Tener parálisis cerebral.
  • Padecer complicaciones provocadas por anestesias generales.
  • Ser drogadicto y sufrir una sobredosis.
  • Por ahogamiento.

A pesar de esto, existen otras causas menos comunes pero que igual pueden provocar la hipoxia cerebral, por ejemplo:

  • Que el sujeto haya inhalado humo, como pasaría en un incendio.
  • Por asfixia.
  • Intoxicarse con monóxido de carbono.
  • Tener parálisis de los músculos que permiten la respiración, por ejemplo, sufrir de esclerosis lateral amiotrófica (ELA).
  • Encontrarse a una gran altura.
  • Incremento del sofoco.
  • Tener una presión en la tráquea.
Hipoxia cerebral: causas, síntomas y tratamiento - Hipoxia cerebral: causas

Hipoxia cerebral: síntomas

Existen diversos síntomas de la hipoxia cerebral y algunos de ellos indican la gravedad de la condición, siendo importante saber detectarlos y acudir de inmediato al médico. Cuando se trata de un grado leve de la misma, la sintomatología más común está integrada por:

  • Distracción, existen cambios en el nivel de atención.
  • Los movimientos del paciente no son coordinados.
  • Se deteriora la capacidad de discreción, por lo que muchos creen que pierden la cordura.

Cuando la hipoxia cerebral es severa, los síntomas que se pueden experimentar son:

  • El paciente puede caer en coma, es decir, inconsciente y sin poder reaccionar.
  • No hay una respuesta de la pupila de su ojo.
  • Puede existir la falta de respiración.

Tratamiento para la hipoxia cerebral

La hipoxia cerebral es un trastorno que constituye una emergencia, por lo que se necesita un tratamiento de forma inmediata, ya que el objetivo del mismo estará basado en restaurar la llegada del oxígeno al cerebro. De esta forma, el riesgo existente de daño cerebral grave o de muerte disminuye considerablemente dependiendo de la cantidad de tiempo que lleve lograr este objetivo.

Si bien el tratamiento siempre va a depender de la causa de la hipoxia, es indispensable una reanimación cardiopulmonar por más básica que sea. Entre los métodos más frecuentes, el tratamiento puede incluir una asistencia médica para una ventilación mecánica, que se mantenga controlada la frecuencia y el ritmo del corazón, que se suministren medicamentos o líquidos para aumentar la presión arterial y que se proporcionen diversos fármacos para calmar las convulsiones.

Por otra parte, en algunas ocasiones, se le baja la temperatura corporal al paciente para disminuir la actividad de las células y, por consiguiente, su necesidad de oxigenación; sin embargo, este método no ofrece resultados contundentes como un tratamiento esencial para la hipoxia cerebral.

Hipoxia cerebral: causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento para la hipoxia cerebral

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hipoxia cerebral: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cerebro y nervios.

Escribir comentario sobre Hipoxia cerebral: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Hipoxia cerebral: causas, síntomas y tratamiento
1 de 3
Hipoxia cerebral: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba