Compartir

Parasitosis: síntomas y tratamiento

Por Melanie Re. Actualizado: 18 abril 2018
Parasitosis: síntomas y tratamiento

Se conoce como parasitosis a las enfermedades ocasionadas por algún parásito, es decir, por organismos que viven a expensas de otra, alimentándose de distintos elementos que se originan en el hospedero, ocasionándoles problemas de salud. Existen parásitos de distintos tamaños y tipos, que pueden encontrarse dentro del cuerpo o viviendo en la piel.

La mayoría de las parasitosis se registran en niños, pero afectan a todo tipo de persona y de cualquier edad. Los parásitos se transmiten de varias maneras, frecuentemente por la ingesta de alimentos o agua contaminada, por la picadura de un insecto infectado, entrar en contacto con su ambiente natural o con otro animal que lo porte, como ocurre con los piojos.

La mayor incidencia de casos de parasitosis es en zonas tropicales y en países en vías de desarrollo, pero pueden presentarse en cualquier zona del planeta y es importante estar informado sobre los efectos que producen y coómo combatirlos. Por este motivo, en ONsalus te informamos acerca de la parasitosis: síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Anisakis: síntomas y tratamiento

Tipos de parasitosis

Son muchos los organismos que pueden perjudicar al cuerpo de otro ser vivo por obtener de él su alimento y forma de vida, pero es posible dividirlos en tres grupos, de acuerdo a la zona en la que se encuentran:

  • Parasitosis intestinales: los parásitos se fijan en la pared del intestino grueso o delgado del hospedero, en ocasiones en otras partes del tubo digestivo. Pueden ser organismos unicelulares hasta algún tipo de gusano y producen enfermedades como amebiasis, teniasis y ascariasis.
  • Parasitosis hemáticas y de tejidos: los parásitos viven o se reproducen en el torrente sanguíneo o en alguno de los tejidos del hospedero. Son organismos unicelulares y causantes de patologías importantes, entre ellas el paludismo o malaria, toxoplasmosis, enfermedad de Chagas y leishmaniasis.
  • Parasitosis cutánea: en este caso los parásitos se encuentran en alguna zona fuera del cuerpo del hospedero, pero aun dependen de él para vivir. Suelen ser organismos artrópodos y las afecciones más reconocidas son la sarna o escabiosis y la pediculosis.

Principales síntomas de parasitosis

La posible sintomatología de parasitosis dependerá del tipo de parásito, el área que afecte y la predisposición del hospedero. En algunos casos, como en la amebiasis, el paciente podría no presentar indicios de la enfermedad, pero en general, algunos de los síntomas de parasitosis intestinales que pueden observarse son: diarrea aguda o crónica, heces con sangre o con moco, dolor abdominal, inflamación del abdomen por gas intestinal, nauseas, vómitos, fiebre, pérdida de peso, deshidratación, inflamación del intestino grueso, problemas respiratorios, irritación o picazón anal, nasal o genital.

Por otro lado, en la parasitosis hemática y de tejidos, alguno de los síntomas que se destacan son los dolores de cabeza, la fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos, problemas cardiológicos, nódulos o ronchas persistentes y acumulación de líquidos generalizada.

En la parasitosis cutánea pueden encontrarse síntomas como picor intenso en la zona afectada, erupciones o granitos y lesiones por rascarse.

Parasitosis: síntomas y tratamiento - Principales síntomas de parasitosis

Tratamientos para combatir la parasitosis

Es importante que si detectas alguno de los síntomas de parasitosis acudas lo más pronto posible al médico para que haga el diagnostico correcto y te otorgue el tratamiento adecuado, puesto que algunos medicamentos son dirigidos para ciertas especies de parásitos.

En general los tratamientos no son prolongados y suelen incluir fármacos en tabletas o en solución, shampoos medicados y cremas. Sin embargo, dependiendo de tu estado de salud y si has desarrollado otro trastorno, el médico puede recetar suministrar líquidos por vía intravenosa u otros remedios para combatir complicaciones, como problemas respiratorios o cardíacos.

Además, lo más recomendable es que a las personas que conviven mayormente con el paciente se les aplique el tratamiento para parasitosis aunque no padezcan síntomas, con el motivo de evitar que se contagie nuevamente.

Parasitosis: síntomas y tratamiento - Tratamientos para combatir la parasitosis

Medidas preventivas contra parásitos

Para alejar los parásitos del cuerpo se aconseja:

  • Limpiarse las manos con abundante agua antes de cocinar o comer y luego de ir al baño.
  • Lavar las frutas, verduras y vegetales antes de consumir.
  • En lugares sin agua potable, hervirla durante 10 minutos.
  • Tener siempre las uñas cortas para evitar la transmisión de parásitos que entran por la boca al colocarse los dedos en esta cavidad.
  • Mantener la casa siempre limpia y seca.
  • Si la zona en la que vives es propensa la parasitosis, se recomienda que te desparasites varias veces al año. Acude al médico para que te indique la dosis.
Parasitosis: síntomas y tratamiento - Medidas preventivas contra parásitos

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Parasitosis: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre Parasitosis: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Parasitosis: síntomas y tratamiento
1 de 4
Parasitosis: síntomas y tratamiento

Volver arriba