Compartir

Vientre hinchado y duro: causas y tratamiento

Vientre hinchado y duro: causas y tratamiento

Tener inflamada la zona baja del abdomen puede ser más común de lo que parece. Una dieta rica en gluten y lácteos, la inflamación de órganos de la pelvis, infecciones y hasta tumores pueden ocasionar este tipo de síntomas. Por lo tanto, es importante llegar a saber qué lo está causando, ya que esto determinará cómo puedes mejorar.

A continuación, en ONsalus, te invitamos a descubrir las posibles causas por las cuales puedes tener el vientre hinchado y duro, cuándo recurrir de inmediato al médico y los tratamientos que pueden realizarse.

También te puede interesar: Causas del dolor en el bajo vientre

Por qué tengo el vientre hinchado y duro

Entre las causas del vientre hinchado y duro más comunes, encontramos:

Síndrome premenstrual

Los días previos a la menstruación existe una gran circulación de progesterona debido a lo cual puedes sentirte más hinchada. El vientre bajo puede estar inflamado, endurecido y hasta puedes tener algo de dolor, incluso pueden aumentar los gases.

En el siguiente artículo, puedes ver las causas y el tratamiento del síndrome premenstrual.

Distensión por gases

Una alimentación poco saludable, rica en grasas, lácteos, azúcar y gluten favorece la hinchazón abdominal. La mala digestión y el estreñimiento aumentan la producción de gases, alteran la flora intestinal y favorece la aparición de parásitos, con lo cual el vientre puede verse abultado y duro.

Mala digestión

Si tienes la costumbre de comer alimentos poco saludables, no masticas bien la comida e ingieres líquido junto con ella, es muy probable que tu digestión se dificulte y sientas el abdomen hinchado.

Cistitis

Otra posible causa de vientre bajo hinchado y duro es que padezcas una inflamación de la vejiga, frecuentemente, asociada a una infección bacteriana. Puedes notar además que orinas poco y muy frecuente o que arde al orinar.

En el siguiente artículo, te informamos acerca de las causas, síntomas y tratamiento de la cistitis.

Embarazo

Puede que durante las primeras semanas de embarazo, aún sin saber que estás embarazada, sientas la barriga hinchada. Contracciones del útero pueden ocasionar que sientas endurecida la zona abdominal baja, lo cual también puede ser ocasionado por la presión que se ejerce sobre la vejiga.

Enfermedad inflamatoria pélvica

Una infección vaginal (a menudo transmitida por relaciones sexuales sin protección) puede derivar en un cuadro complicado. La infección se extiende al útero, trompas de Falopio y ovarios causando inflamación en el bajo vientre, dolor durante las relaciones sexuales o espontáneo, flujo vaginal maloliente.

En este artículo, puedes informarte con detalle acerca de los síntomas, las causas y el tratamiento de la enfermedad inflamatoria pélvica.

Obstrucción vesical por próstata

Los hombres pueden padecer de una inflamación prostática, la cual suele aparecer en los que llegan a los 50 años. Puede que el vientre bajo se hinche debido a que no es posible la completa eliminación de orina, con lo cual la vejiga se hincha.

Apendicitis

Tanto la inflamación del apéndice como otras causas de inflamación abdominal urgentes pueden manifestarse con hinchazón y endurecimiento del vientre bajo, pero lo que realmente define que la consulta debe ser urgente es el dolor, el cual suele ser importante. Puedes tener también fiebre, vómitos y malestar general.

Enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa pueden manifestarse con episodios de endurecimiento y abultamiento del vientre, lo cual es una presentación suave. Puede haber otros casos más graves donde aparezca dolor, fiebre, sangre en las heces, lesiones en la boca.

Miomas uterinos

Son un tipo de tumoración benigna que puede presentarse en el útero, su crecimiento suele ser lento, la sensación de presión en el abdomen bajo será constante. Pueden aparecer también sangrados vaginales o molestias urinarias por compresión vesical.

Endometriosis

La presencia de tejido uterino en otras zonas diferentes al útero (por ejemplo, en la cavidad abdominal) pueden ocasionar una gran variedad de síntomas, entre ellos, la inflamación del vientre bajo, sobre todo, durante la menstruación. Puedes sentir también mucho dolor en los periodos menstruales, sangrado excesivo, dolor en las relaciones sexuales.

Endometritis

La inflamación endometrial, por causa infecciosa o secundaria a procedimientos médicos o quirúrgicos, puede hacer que sientas el bajo vientre hinchado. Puede haber molestias, dolor y hasta un flujo maloliente, en cuyo caso puede continuarse con la enfermedad inflamatoria pélvica.

Esfuerzo muscular abdominal

Si la sensación de tener el vientre hinchado y duro empezó después de hacer actividad física a la que no estás acostumbrada o al realizarla de manera intensa, puede que la molestia provenga de la zona muscular.

Estreñimiento

Cuando el sistema digestivo no funciona de manera adecuada y existe retención de materia fecal por más tiempo del debido, el vientre se hincha. Esto además permite el paso de sustancias tóxicas al organismo y se ha relacionado con numerosas enfermedades crónicas, como el cáncer y la diabetes.

En el siguiente artículo, puedes ver con detalle las causas y el tratamiento del estreñimiento.

Retención de líquidos

Muchas pueden ser las razones por las cuales el organismo no elimina el líquido adecuadamente: un mal funcionamiento del riñón, del hígado e incluso del sistema digestivo. Esto puede hacer que tu abdomen se hinche.

Síndrome de intestino irritable

Cuando hay alteraciones en el funcionamiento intestinal, alternando estreñimiento y diarrea, se produce tal hinchazón y acumulación de gases que se convierte en un verdadero problema. El estrés y los malos hábitos alimenticios son unas de las posibles causas del intestino irritable.

Cuándo ir al médico por vientre hinchado y duro

Lo más importante es intentar identificar si además de tener el bajo abdomen más hinchado y duro de lo habitual, tienes otros síntomas. Algunos de ellos deben hacer que recurras a un centro de salud lo más rápido posible, entre ellos:

  • Fiebre (+ de 38°C).
  • Dolor importante.
  • Vómitos.
  • Flujo vaginal maloliente u oscuro.
  • Sangre en las heces.
  • Imposibilidad de orinar.
  • Imposibilidad de defecar.

En cualquiera de estos casos, no debes automedicarte. Tomar analgésicos puede tapar el cuadro que estás sufriendo y dificultar el diagnóstico.

Tratamiento para el vientre duro e hinchado

Lo primero es identificar cuál es la causa de lo que sucede, por lo cual una consulta médica antes de comenzar el tratamiento es fundamental.

  • Si la razón es una mala digestión o un exceso de gases, lo más importante es modificar tus hábitos alimenticios: cómo y qué comes.
  • Si la causa es ginecológica es importante consultar al ginecólogo, ya que descartar un embarazo, diagnosticar endometriosis, endometritis o descartar una infección debe ser prioritario. La mejoría la notarás una vez que sepas que está sucediendo, ya que la solución dependerá del caso.
  • Si el problema es a nivel vesical o prostático, puede requerirse del uso de antibióticos. Una dieta sana es clave para que la recuperación sea más rápida.
  • Si existen enfermedades que facilitan la retención de líquidos, debes intentar solucionar el problema de base.
  • Sea la causa que sea, puedes beneficiarte si aplicas compresas frías en la zona, eso activará la circulación de la zona abdominal baja, lo cual es clave en cualquier proceso inflamatorio.
  • Un problema muscular puede requerir que frenes tu actividad y descanses un poco, así la recuperación será más veloz. Si el dolor es importante, es conveniente también la consulta médica.
Vientre hinchado y duro: causas y tratamiento - Tratamiento para el vientre duro e hinchado

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Vientre hinchado y duro: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Bibliografía
  • Storr M, Waggershauser C. Vier Gründe für den Blähbauch Ihres Patienten [Four reasons for the bloated abdomen of your patient]. MMW Fortschr Med. 2017;159(20):43‐48. doi:10.1007/s15006-017-9601-x
  • Malagelada JR, Accarino A, Azpiroz F. Bloating and Abdominal Distension: Old Misconceptions and Current Knowledge. Am J Gastroenterol. 2017;112(8):1221‐1231. doi:10.1038/ajg.2017.129
  • Pop LL, Mureşan IA, Dumitraşcu DL. How much bloating in the irritable bowel syndrome?. Rom J Intern Med. 2018;56(4):221‐226. doi:10.2478/rjim-2018-0017

Escribir comentario sobre Vientre hinchado y duro: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Vientre hinchado y duro: causas y tratamiento
1 de 2
Vientre hinchado y duro: causas y tratamiento

Volver arriba