Compartir

Por qué lubrico mucho y no siento nada al tener relaciones

 
Por Delfina Viana. Médica cirujana ORL. 14 septiembre 2020
Por qué lubrico mucho y no siento nada al tener relaciones

La falta de orgasmo, conocida como anorgasmia, es un problema que afecta a una gran cantidad de mujeres. Implica no solo no llegar al orgasmo, sino que puede estar acompañada de insatisfacción, angustia o sensaciones físicas molestas como el dolor.

Si lubricas pero no sientes nada significa que sí te excitas, pero hay algún tipo de bloqueo que no te permite disfrutar del todo. Problemas como una mala relación de pareja, ansiedad, depresión, sensación de vergüenza..., pueden generar este tipo de molestia.

Si te interesa conocer más acerca del tema te invitamos a seguir leyendo este artículo de ONsalus en el que damos respuesta a la pregunta: "¿por qué lubrico mucho y no siento nada al tener relaciones?".

También te puede interesar: Por qué no siento placer al tener relaciones

La anorgasmia femenina

La anorgasmia femenina es la falta de orgasmo durante una relación sexual. Es variable la cantidad de mujeres que sufren de este problema, pero según algunos estudios se estima que cerca del 20% de las mujeres lo padecen.

En este caso, que haya lubricación significa que hay excitación, que existe cierta búsqueda del placer, pero por algún motivo esto queda truncado y no se alcanza el clímax tan deseado. Esto deja fuera situaciones como la menopausia (en la que hay menos lubricación), la acción de algunos fármacos, como los antihipertensivos, o el tabaquismo, que dificulta la llegada de irrigación sanguínea a los órganos genitales.

Lo bueno de todo esto es que la gran mayoría de las veces la situación se puede revertir. Son escasas las veces en las cuales una mujer que aborda de manera adecuada su problema no encuentra la solución.

A continuación, veremos cuáles son las causas más comunes de anorgasmia femenina.

Bloqueo psicológico

Es una de las razones más comunes. De manera consciente o inconsciente, no te estás permitiendo disfrutar del sexo. Muchas razones pueden existir para que esto suceda, entre las más habituales están:

  • Mala relación de pareja, conflictos sin resolver.
  • Ansiedad o depresión.
  • Vergüenza.
  • Mala imagen de tu cuerpo.
  • Estrés.
  • Educación muy estricta.
  • Creencias religiosas o culturales.
  • Culpa.
  • Desconocimiento del propio cuerpo.
  • Miedo a perder el control.
  • Violencia en la pareja.

Pueden existir muchas causas más, dependerá de ti explorar qué sucede.

¿Qué hacer?

Como primera medida, reconocer que algo sucede ya es un gran paso. Debes preguntarte e indagar qué está sucediendo, si antes experimentabas de forma diferente el sexo o si nunca has logrado sentir un orgasmo de manera libre.

Hay dos puntos clave para hallar la salida:

  • Habla con tu pareja: plantear las cosas siempre es positivo y muchas veces solo basta con implicar al otro para revertir lo que sucede.
  • Busca ayuda profesional: encontrar una guía adecuada para desbloquear lo que sucede puede ser de gran ayuda. Tanto si la causa es emocional, psicológica o física, consultar a un experto o una experta en sexología suele ser importantes para encontrar la salida. Si sufres de violencia en la pareja, es muy importante que pidas ayuda.

Problemas ginecológicos

Puede ser que después de una cirugía, una enfermedad ginecológica importante o incluso después del parto, experimentes algo raro o diferente en tus órganos genitales. Si fue todo muy reciente puede que sientas alguna molestia o dolor, procura seguir las instrucciones que te ha dado el o la profesional que te ha tratado.

A esto, puede sumarse que muchas veces la parte psicológica juega una mala pasada, por inseguridad, miedo o vergüenza.

Por otro lado, algunas infecciones (como las vaginitis) o enfermedades genitales (como miomas) pueden generar dolor durante las relaciones sexuales.

Las vaginitis más frecuentes y que pueden causar mayor secreción vaginal son:

Candidiasis

Una secreción clara, blanquecina, sensación de ardor o picazón son los síntomas que puedes sufrir. Es probable que durante la relación sexual o después de ella sientas molestias. Consulta más información en el artículo Candidiasis vaginal: síntomas, tratamiento y prevención.

Tricomoniasis

La tricomoniasis produce un flujo verdoso que pica, incluso la infección puede generar dolor y complicaciones como la afectación del útero.

Esta enfermedad se suele transmitir por vía sexual, por lo tanto, es importante que además de tratar tu infección, tu pareja también lo haga. Por otro lado, se deben descartar otras enfermedades que se transmiten de la misma manera como el HIV o la hepatitis.

Si necesitas tratamiento, puedes recurrir al médico o médica que te ha tratado para verificar que todo esté dentro de lo normal, y consultar si presentas molestias y no tienes antecedentes.

Habla con tu pareja, explícale lo que sientes y lo que necesitas.

Si padeces de una infección, es necesario tratarla. En caso de cándida, pueden ser necesarios óvulos vaginales o medicación por boca. En el caso de la tricomoniasis, se administra un antiparasitario por boca, el más frecuente es el metronidazol.

Fármacos

Hay algunas medicaciones que pueden dificultar el orgasmo. Entre ellas, se encuentran:

  • Antidepresivos.
  • Antipsicóticos.
  • Antialérgicos.

Tratamiento

Si notas que la ausencia de placer durante las relaciones sexuales, ha aparecido después de empezar un nuevo fármaco, es necesario que consultes con tu médico o médica para saber si es posible que ello guarde una relación.

Procura no suspender por ti misma una medicación importante. El o la profesional que te lo ha indicado puede reemplazarlo o suspenderlo según lo crea conveniente.

Excesivo consumo de alcohol

La gran ingesta de alcohol puede hacer que no sientas el placer que sentías anteriormente durante el sexo.

Mantener relaciones sexuales después de ingerir grandes cantidades de alcohol puede hacer que aparezcan dificultades en la experimentación del orgasmo.

¿Qué hacer?

Si crees que es tu caso, es importante que notes que el alcohol está siendo un problema para ti. Si no puedes dejar de consumirlo por ti misma, es mejor que busques ayuda.

La falta de orgasmo es solo uno de los tantos inconvenientes y problemas graves que puede generar el consumo excesivo de esta sustancia.

Otros consejos en caso de no sentir nada al tener relaciones

Como hemos visto, las causas de lubricar pero no sentir placer durante las relaciones sexuales pueden ser de lo más diversas, pero siempre puede hallarse el camino para mejorar.

Hablar con tu pareja o pedir ayuda a un o una profesional son claves. Entender que no estás sola en esto y que no eres la única a la que le sucede, te ayudará a enfrentar las cosas de otro modo. Los siguientes consejos pueden ayudarte a mejorar tus sensaciones al mantener relaciones:

Procura relajarte

Deja de lado los problemas, aquieta tu mente, busca silencio dentro de ti. Enfócate en lo que estás viviendo y vívelo plenamente en cuerpo, mente y espíritu.

Explora tu cuerpo

Si nunca has experimentado un orgasmo, date el tiempo y el espacio para conocer tu cuerpo. Mírate, tócate y experimenta qué te hace sentir bien. Así, podrás guiar mejor a tu pareja durante la relación sexual.

También puedes buscar innovar. Prueba nuevas posiciones, incorpora estimuladores. Cambiar la rutina te puede ayudar a conocerte mejor.

Haz ejercicio

Al moverte, liberas endorfinas. Estas son las hormonas de la felicidad, te ayudarán a sentirte mejor, a tener más confianza en ti, a relajarte.

Descansa lo suficiente

El estrés y la falta de sueño deterioran tu cuerpo y a tu mente. Intenta cenar liviano y dormir temprano. El buen descanso hace maravillas.

Aliméntate sanamente

Los productos superprocesados, los refinados (harinas, azúcar, sal), el exceso de lácteos y carnes generan enfermedades de todo tipo.

Busca lo más natural, sin aditivos o conservantes, elige granos integrales, frutas, verduras, legumbres. Sentirte bien físicamente, te ayudará sentirte mejor emocionalmente.

Busca ayuda profesional

Deja de lado la vergüenza y atrévete a llegar a un consultorio de sexología. Este tipo de profesionales están más que habituados a recibir este tipo de consultas y sabrán aconsejarte adecuadamente para que te sientas mucho mejor y experimentes satisfacción durante el sexo.

Por qué lubrico mucho y no siento nada al tener relaciones - Otros consejos en caso de no sentir nada al tener relaciones

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué lubrico mucho y no siento nada al tener relaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sexualidad.

Bibliografía
  • Caruso S, Mauro D, Scalia G, Palermo CI, Rapisarda AMC, Cianci A. Oxytocin plasma levels in orgasmic and anorgasmic women. Gynecol Endocrinol. 2018;34(1):69-72. doi:10.1080/09513590.2017.1336219
  • Neiger S. Some advances in treating the anorgasmic woman. Can Fam Physician. 1971;17(5):52-56.
  • Morotti E, Battaglia B, Paradisi R, et al. Body mass index, Stunkard Figure Rating Scale, and sexuality in young Italian women: a pilot study. J Sex Med. 2013;10(4):1034-1043. doi:10.1111/jsm.12045

Escribir comentario sobre Por qué lubrico mucho y no siento nada al tener relaciones

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué lubrico mucho y no siento nada al tener relaciones
1 de 2
Por qué lubrico mucho y no siento nada al tener relaciones

Volver arriba