Compartir

Cómo quitar la resequedad de los pies

 
Cómo quitar la resequedad de los pies

La resequedad en los pies puede convertirse en una molestia si impide hacer las actividades cotidianas como caminar o hacer deporte en el día a día. La piel de los pies es bastante más gruesa que la del resto del cuerpo, ya que debe aguantar más carga y, por lo tanto, es más susceptible de contraer infecciones si no le prestamos debida atención.

Por esto, desde ONsalus, te invitamos a conocer un poco más acerca de las causas más frecuentes de los pies agrietados y cómo quitar la resequedad de los pies con tratamientos convencionales y remedios caseros.

También te puede interesar: Bicarbonato de sodio para los pies agrietados

Causas de resequedad en los pies

La piel de los pies es una de las zonas a las que menos atención le prestamos, especialmente en invierno. Pero cuando comienza el calor o cuando aparecen molestias importantes, nos damos cuenta de que tal vez deberíamos cuidarlos un poco más.

Existen distintas razones por las cuales puedes sufrir resequedad en los pies:

Piel seca

Si habitualmente tienes xerosis o sequedad en la piel, tampoco te librarás de los pies secos.

Esta condición de piel seca en los pies suele ser más frecuente en:

  • Zonas de clima cálido y seco.
  • Al pasar mucho tiempo sin calzado.
  • Tener contacto con tierra o arena.
  • Tener predisposición a las alergias.

Conoce más sobre la sequedad en la piel en Piel seca: causas y tratamiento.

Hongos en los pies

La causa más común que puede causar pies secos son los hongos. Es un cuadro diferente al pie de atleta, que afecta principalmente la piel entre los dedos.

Tienes más posibilidades de sufrir tiña en los pies, si la piel de los pies es seca y además:

  • Usas calzado no transpirable, de plástico o muy cerrado.
  • Transpiras de forma excesiva.
  • Permaneces de pie en sitios poco higiénicos (como piscinas o duchas públicas).

Más información en Dermatomicosis: infecciones por hongos en la piel.

Calzado inadecuado

Puedes encontrar la piel irritada y los pies resecos si los zapatos que utilizas:

  • Son incómodos.
  • Son muy altos o muy estrechos.
  • Rozan permanentemente tus pies.

Incluso puede aparecer una verdadera dermatitis de contacto. También puedes notar los pies agrietados si eres de las que usan sandalias y tu piel permanece demasiado expuesta.

Hiperqueratosis

Si la piel de tus pies es sometida a presión o roce excesivo puede desarrollar engrosamientos, problemas también conocido como hiperqueratosis.

Frecuentemente, la presencia de hiperqueratosis en los pies se asocia con:

  • Deformidades de los dedos o los pies.
  • Juanetes.
  • Dedos en garra o en martillo.
  • Tener una mala pisada.

Alergia

Es frecuente en aquellos que tienen cierta predisposición a sufrir reacciones exageradas en su piel. La piel de por sí suele ser seca (atópica) y puede verse empeorada por el roce de calzado, uso de calcetines o calzado sintético.

Una mención especial merece la dermatitis plantar juvenil, este tipo de alergia en los pies de niños o jóvenes provocan lesiones que pueden ser importantes, hasta el grado de presentar pies agrietados y dolor plantar.

Problemas de circulación

Una variedad de enfermedades de la circulación sanguínea puede llevar a que la piel de los pies sufra problemas como deshidratación, agrietamiento y úlceras.

Una mención especial merece la piel de las personas con diabetes. Esta es especialmente sensible y debe ser cuidada con mucho esmero. Los pies es una de las vías de entrada de infecciones más frecuente en personas con diabetes y problemas de circulación. Por eso mantener los pies sanos, sin grietas ni resequedad, es importante.

Algunos fármacos

Algunos medicamentos pueden desencadenar resequedad en los pies como efecto secundario, como:

  • Medicación para el acné.
  • Quimioterapia.
  • Diuréticos.
  • Corticoirdes.
  • Anticonceptivos hormonales.

Baños muy calientes o prolongados

Si tienes esta costumbre, puede que tu piel esté mostrando una pérdida excesiva de humedad.

Tabaquismo

El tabaco daña no solo tus pulmones, sino también muchas zonas de tu cuerpo, entre ellas la piel.

Puedes notar resequedad en los pies, pies agrietados e incluso que la coloración de tu piel es más cetrina, porque los tóxicos que incorporas a tu cuerpo se eliminan por diferentes vías: el hígado, los riñones y la piel.

Cómo quitar la resequedad de los pies y talones

Existen diferentes medidas que puedes tomar por tu cuenta, pero debes saber que un correcto diagnóstico del dermatólogo permitirá que resuelvas tu problema de forma más rápida y eficaz. Los especialistas en dermatología o podología disponen de gran cantidad de herramientas que pueden permitirte sanar apropiadamente.

Esto es especialmente fundamental en aquellas personas que padecen de diabetes o problemas circulatorios, ya que una lesión en los pies puede generar trastornos muy graves como el pie diabético.

Para quitar la resequedad de tus pies y talones, debes encarar el problema tanto externa como internamente. Entre las cuestiones externas que debes tener en cuenta están las siguientes:

Hidrata tus pies

Si te preguntas cómo quitar la resequedad de los pies, esta es una buena forma. La piel de los pies necesita que diariamente apliques cremas hidratantes o aceites. Los ideales son el aceite de sésamo o el de coco (si estás en un ambiente cálido).

Si prefieres cremas comerciales busca aquellas que sean lo más naturales posible. Recuerda que todo lo que apliques a tu piel será absorbido al interior de tu cuerpo. Si ingresas tóxicos (como derivados del petróleo, por ejemplo) tu organismo deberá lidiar con ellos.

Puedes hacerlo durante el día y noche. Si lo haces de día, procura que no sea cuando debas usar calzado cerrado, ya que puede generar una micosis.

Calzado cómodo

Usar calzado cómodo es fundamental para mantener tus pies sanos. Unos tacones pueden verse muy bellos cuando están puestos, pero ¿dónde queda esa belleza si después de usarlos aparece resequedad, callosidades o deformaciones del pie?

Uso de fármacos específicos

Es probable que tu médico de confianza te indique medicación puntual para solucionar tu problema de resequedad en los pies, si se ha detectado:

  • Una infección en los pies.
  • Problemas de circulación.
  • Hipotiroidismo.
  • Alergia.

Asimismo, si es un fármaco el que puede estar ocasionando la sequedad de la piel de tus pies es tu profesional quien debe modificar la indicación.

Evita los baños calientes prolongados

Otra respuesta a cómo quitar la resequedad de los pies es evitar tomar baños muy calientes de forma prolongada. Es recomendable usar agua tibia y no durante más de 10 o 15 minutos.

Exfoliaciones

En la medida que la piel de tus pies vaya mejorando, puedes exfoliarla para retirar los restos de piel muerta. Puedes usar productos especiales para ello o algún exfoliante casero.

Hábitos saludables

Si tu salud general está bien, encontrarás que tu piel estará más hidratada, sana y luminosa. Por lo tanto la aplicación de tratamientos externos será necesaria, pero no de un modo tan intenso.

Para ello ten en cuenta los siguientes hábitos:

  • Bebe agua cuando tu cuerpo lo necesite.
  • Come frutas y verduras (sobre todo de estación). El aporte de vitaminas y minerales es fundamental para que la piel esté sana.
  • Toma sol de 5 a 10 minutos al día sin protector solar. Esto es clave para la vitamina D, la cual es fabricada por tu cuerpo si se lo permites.
Cómo quitar la resequedad de los pies - Cómo quitar la resequedad de los pies y talones

Remedios caseros para la resequedad de los pies

Entre los remedios caseros que puedes preparar para quitar la resequedad de los pies están los exfoliantes y los hidratantes.

Exfoliación natural

Si has consultado y tienes seguridad de no padecer infecciones o enfermedades generales, puedes realizar tu rutina de exfoliación una vez a la semana con:

  • Café: el café molido (puede ser el que ya hayas usado en la mañana) es una excelente ayuda para retirar las capas resecas externas de la piel. Es tan sencillo como humedecerlo con agua, aplicarlo en pies y talones durante 5 minutos y retirar el excedente.
  • Azúcar y aceite: puedes recurrir a estos ingredientes para quitar la resequedad de los pies. El azúcar granulado actúa como exfoliante mientras que el aceite hidrata. Es mejor que uses un aceite de buena calidad, como el de sésamo o el de coco. Después se lava con agua tibia.

Aceites

Después de la exfoliación, cada día puedes aplicar alguno de los siguientes productos:

  • Aceite de sésamo: es excelente para realizar oleaciones en toda la piel durante el día. Los pies son los únicos que pueden recibirla de noche, ya que lo aprovechan y metabolizan mejor.
  • Aceite de coco: si estás en un clima cálido puedes realizar suaves masajes en tus pies con aceite de coco.

Conoce más sobre las propiedades del aceite de coco en Beneficios del aceite de coco para la salud.

Miel

Si tus pies están lastimados o agrietados es mejor que primero intentes sanarlos con miel. Esta es cicatrizante y antiinflamatoria por excelencia. Aplícala cada día, mejor por la noche para que permanezca más tiempo.

Caléndula

También colabora en la curación de heridas. Realiza una infusión con sus flores y colócala en tus pies.

Manzanilla

Es una de las plantas medicinales que más se ha estudiado con respecto a sus efectos sobre la piel. Su infusión puede ayudarte a desinflamar y sanar lesiones. Aprende más en Usos medicinales de la manzanilla.

No dudes en consultar a tu médico de confianza que podrá ayudarte a resolver tu problema de la mejor manera.

Cómo quitar la resequedad de los pies - Remedios caseros para la resequedad de los pies

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo quitar la resequedad de los pies, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Tratamientos estéticos .

Bibliografía
  • Parker J, Scharfbillig R, Jones S. Moisturisers for the treatment of foot xerosis: a systematic review. J Foot Ankle Res. 2017;10:9. Published 2017 Feb 7. doi:10.1186/s13047-017-0190-9
  • Lechner A, Akdeniz M, Tomova-Simitchieva T, et al. Comparing skin characteristics and molecular markers of xerotic foot skin between diabetic and non-diabetic subjects: An exploratory study. J Tissue Viability. 2019;28(4):200-209. doi:10.1016/j.jtv.2019.09.004
  • Karagounis TK, Gittler JK, Rotemberg V, Morel KD. Use of "natural" oils for moisturization: Review of olive, coconut, and sunflower seed oil. Pediatr Dermatol. 2019;36(1):9-15. doi:10.1111/pde.13621
  • Burlando B, Cornara L. Honey in dermatology and skin care: a review. J Cosmet Dermatol. 2013;12(4):306-313. doi:10.1111/jocd.12058

Escribir comentario sobre Cómo quitar la resequedad de los pies

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo quitar la resequedad de los pies
1 de 3
Cómo quitar la resequedad de los pies

Volver arriba