Compartir

¿Es normal sangrar después de tener relaciones?

Valoración: 4.5 | 11 votos
¿Es normal sangrar después de tener relaciones?

Sangrar después de tener relaciones es una condición que suele alarmarnos, pues aunque puede ser común no debe pasarse por alto. Conocida médicamente como coitorragia, el sangrado tras el coito puede deberse a varias cosas, algunas de ellas pueden corregirse fácilmente cambiando los hábitos sexuales, sin embargo otras requerirán de una revisión ginecológica para descartar la presencia de diversas patologías.

¿Te preguntas si es normal sangrar después de tener relaciones? Sigue leyendo porque en ONsalus te lo aclaramos.

    Índice
  1. Sangrar después de la primera vez
  2. Las relaciones bruscas pueden producir sangrados
  3. Posible presencia de enfermedades de trasmisión sexual
  4. Inflamación de la vagina o el cuello uterino
  5. Enfermedad inflamatoria pélvica
  6. Endometriosis
  7. Otras condiciones ginecológicas que pueden causar sangrado
  8. Acude al ginecólogo rápidamente si...
  • Sangrar después de la primera vez

    El sangrado después de la primera vez que tenemos sexo es algo completamente normal y en principio no indica ningún peligro. Aunque no todas las chicas sangran tras la primera relación sexual, las que sí lo hacen es debido a la rotura del himen, esa delgada membrana que está entre el conducto vaginal y la vulva.

    Otras causas a las que se puede deber el sangrado durante estos primeros encuentros son las penetraciones muy bruscas o un exceso de fricción. Es importante recordar que se debe ir poco a poco, experimentando posturas en la medida que nos sintamos cómodas y seguras, lo que nos ayudará a evitar las molestias. Si tras un tiempo de iniciar la actividad sexual continúas sangrado, es oportuno visitar al ginecólogo.

  • Las relaciones bruscas pueden producir sangrados

    Esta es posiblemente una de las causas más comunes para sangrar después de tener relaciones. Si no lubricas de forma adecuada las penetraciones no serán suaves y, por lo tanto, cuando son muy intensas se pueden producir pequeñas lesiones en la mucosa vaginal que conduzcan al sangrado.

    Realizar juegos previos para estimular la lubricación, optar por un lubricante comercial a base de agua y evitar el sexo demasiado brusco son buenas medidas para prevenir esta condición.

    Las relaciones bruscas pueden producir sangrados
  • Posible presencia de enfermedades de trasmisión sexual

    Si acostumbras practicar sexo sin usar el preservativo te has arriesgado al contagio de enfermedades de transmisión sexual o ETS. Algunas de ellas no se manifiestan, otras sin embargo pueden presentar diversos síntomas como cambio en las secreciones vaginales, comezón en la vagina, dolor al orinar o al tener sexo y sangrado tras el coito.

    Algunas de las ETS que podrían ser responsables de ese sangrado son:

    Si has estado expuesta al sexo sin protección y cuentas con varios de los síntomas mencionados anteriormente, debes visitar a tu ginecólogo para descartar una ETS.

  • Inflamación de la vagina o el cuello uterino

    La infecciones por hongos, bacterias, reacciones alérgicas a productos como espermicidas o lubricantes e incluso el descenso en los niveles de estrógeno durante la menopausia, pueden ocasionar una inflamación en la vagina o el cuello uterino que, entre otros síntomas, da lugar al sangrado después de tener relaciones.

    Otros síntomas como dolor durante la penetración, comezón y ardor pueden evidenciar que algo ocurre. En estos casos es imprescindible visitar al ginecólogo para determinar la causa de la inflamación y el tratamiento adecuado.

    Inflamación de la vagina o el cuello uterino
  • Enfermedad inflamatoria pélvica

    Esta condición es ocasionada por bacterias que entran por la vagina y viajan hasta el cuello uterino, las trompas de Falopio o los ovarios, ocasionando comúnmente una infección. Se trata de una patología común en pacientes que sufren o han sufrido de ETS como la gonorrea y la clamidia, pero también puede contagiarse durante el parto, mediante la inserción de un DIU, por un aborto o en cualquier condición que permita que esta zona esté expuesta a las bacterias.

    La enfermedad inflamatoria pélvica ocasiona menstruaciones irregulares, dolores menstruales y durante el sexo, fiebre, secreción vaginal de aspecto y olor anormales, así como sangrado tras el coito. Ante la presencia de estos síntomas es imprescindible visitar a un ginecólogo.

  • Endometriosis

    La endometriosis se presenta cuando el tejido del endometrio comienza a crecer fuera del útero, lo que da lugar a menstruaciones irregulares y muy dolorosas, dolor y calambres en la pelvis así como posibles sangrados después del sexo.

    Si tus períodos menstruales son irregulares y dolorosos, y además has sangrado algunas veces tras el sexo, lo mejor es acudir a una revisión ginecológica para descartar la presencia de esta condición.

    Endometriosis
  • Otras condiciones ginecológicas que pueden causar sangrado

    • Cambios hormonales como los que se producen durante un tratamiento de reemplazo hormonal o debido a los cambios en los niveles de progesterona.
    • Pólipos en el útero, se caracterizan por los sangrados entre períodos y por episodios de sangrados tras el sexo. Aunque rara vez se vuelven malignos, deben ser detectados y eliminados por un ginecólogo.
    • Displasia cervical, se presenta cuando las células del útero presentan cambios anormales. Es una condición precancerosa por lo que debe ser atendida con rapidez para evitar el cáncer. La mayoría de las veces no presenta síntomas, sin embargo puede detectarse fácilmente por un Papanicolau o citología, razón por la que es fundamental realizar este examen anualmente o cada 2 años.
    • Cáncer de cuello uterino, en una etapa inicial no presenta síntomas, después se pueden manifestar señales como sangrado anormal entre períodos, flujo vaginal en grandes cantidades y menstruación abundante. Nuevamente la citología es la mejor arma para detectarlo, por eso es básico realizarla con frecuencia.
  • Acude al ginecólogo rápidamente si...

    • El sangrado es frecuente o abundante.
    • Si además presentas dolor o ardor durante el sexo.
    • Cuando se manifiestan otros síntomas como cambios en tu menstruación, dolores menstruales fuertes, fiebre, comezón o ardor en la zona vaginal, etc.
    • Estás embarazada.
    Acude al ginecólogo rápidamente si...
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es normal sangrar después de tener relaciones?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sexualidad.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre ¿es normal sangrar después de tener relaciones?