Compartir

Cómo elegir el lubricante vaginal

Valoración: 4.7 | 18 votos
Cómo elegir el lubricante vaginal

Así como no todas las mujeres son iguales, tampoco lo son todos los lubricantes, al punto que existen a base de agua, de aceites, en pasta y de distintos sabores, por esta razón, dentro de tanta variedad resulta importante saber cómo elegir el lubricante vaginal ideal para nosotras. Este producto no solo ayuda a hacer más placentero el encuentro sexual para la mujer que no lubrica con tanta facilidad, sino que también representa una herramienta muy importante para tratar la sequedad de las paredes de la vagina durante la menopausia.

Aunque muchas personas consideran que el lubricante es exclusivo para la estimulación del ano previa al sexo anal, la función principal de este ayudante es permitir que las mujeres que no producen suficiente lubricante natural puedan disfrutar del sexo sin la necesidad de sentir molestias o dolor durante la penetración. Por esta razón si estás buscando un lubricante vaginal para disfrutar más tus relaciones sexuales, sigue leyendo este artículo de ONsalus donde te damos algunos consejos para que elijas el mejor.

    Índice
  1. Cuándo es necesario utilizar un lubricante vaginal
  2. Beneficios de utilizar un lubricante vaginal
  3. Tipos de lubricantes vaginales
  4. Consejos para elegir el lubricante vaginal
  5. Consejos sobre el lubricante vaginal
  • Cuándo es necesario utilizar un lubricante vaginal

    Cuando la mujer se excita ocurre una acumulación de sangre en las paredes vaginales que estimula que las glándulas segreguen un líquido natural y transparente. Ese proceso se cumple correctamente cuando el cuerpo de la mujer produce cantidades normales de la hormona estrógeno, lo que quiere decir que, sin importar la edad, toda mujer que produzca menos cantidad de estrógenos de lo normal presentará sequedad vaginal.

    La sequedad vaginal no es más que la ausencia o poca cantidad de lubricación natural en las paredes vaginales. Dicha sequedad suele ser más aguda durante la menopausia, cuando el cuerpo suprime la producción de hormonas femeninas. Asimismo, una producción escasa de estrógenos también puede causar vaginitis, inflamación de la vagina, lo cual resulta doloroso y muy poco placentero al momento de tener relaciones sexuales. Afortunadamente, el lubricante vaginal puede representar el sustituto perfecto para alcanzar esa lubricación que nuestra zona íntima necesita durante el sexo y durante la menopausia. Otras causas de sequedad vaginal que hacen necesario el uso de este ayudante son:

    • Después del embarazo, pues los cambios hormonales pueden afectar la humedad vaginal.
    • El estrés puede llegar a disminuir la libido y afectar la circulación sanguínea: ambos aspectos impiden la lubricación natural normal.
    • Enfermedades como la diabetes o tratamientos como la quimioterapia y la radioterapia pueden ocasionar sequedad vaginal.
    • Los antidepresivos y terapias hormonales para tratar la menopausia también afectan la lubricación natural de la vagina.
    Cuándo es necesario utilizar un lubricante vaginal
  • Beneficios de utilizar un lubricante vaginal

    • El lubricante vaginal, por aumentar la humedad de la zona íntima durante el acto sexual, permite que la mujer sienta de manera más profunda las caricias y la excitación, aumentando el placer antes y durante de la penetración.
    • Por el aumento en la lubricación vaginal, estos productos ayudan a prevenir que el preservativo se rompa o se salga, ya que el mismo se deslizará fácilmente dentro de la vagina.
    • El lubricante vaginal potencia el placer durante la masturbación pues cuando las paredes de la vagina están muy lubricadas la percepción sensorial aumenta considerablemente.
    • El lubricante vaginal se puede utilizar también para estimular el ano antes de inicio del sexo anal.
    • Las mujeres con la menopausia también utilizan lubricante vaginal para disminuir síntomas como el ardor o la irritación causada por la disminución de producción de hormonas femeninas.
  • Tipos de lubricantes vaginales

    La gama de lubricantes vaginales es muy amplia, por eso es importante que conozcas los tipos de lubricantes y su interacción con algunos métodos anticonceptivos para que puedas elegir cuál es el mejor para ti. ¡Comencemos!

    Lubricante a base de agua

    Entre los tipos de lubricantes este es el más utilizado, ya que no mancha y se considera que son seguros para ser utilizados con condón. Estos lubricantes a menudo suelen venir en presentaciones con distintos sabores y aromas, aspecto que no es tan beneficioso para la salud vaginal, ya que puede alterar el pH y ocasionar alguna infección por hongos como la candidiasis. Prefiere un lubricante a base de agua sin aroma ni sabor.

    Lubricante vaginal a base de aceites

    Por lo general están elaborados a base de ingredientes grasos naturales como el aceite de maíz o de oliva, o cualquier otro derivado de plantas o granos. Estos lubricantes, por ser aceitosos, generan un placer muy importante al momento del sexo, sin embargo pueden llegar a dejar manchas que son difíciles de eliminar. No se recomienda utilizar lubricantes a base de aceites cuando se utilizan métodos anticonceptivos hechos con látex como el condón o el diafragma femenino.

    Lubricantes a base de silicona

    Son más duraderos que los lubricantes a base de agua y también son mucho más densos, por lo que facilitan que el miembro masculino resbale con mayor facilidad dentro de la vagina, y es precisamente por esta cualidad que se recomienda el uso de este tipo de lubricantes para la iniciación en el sexo anal. Por su contenido en silicona resultan más difíciles de retirar. Asimismo, no se recomienda utilizar este tipo de lubricante cuando se use condón o juguetes eróticos, ya que puede desgastarlos.

     

    Tipos de lubricantes vaginales
  • Consejos para elegir el lubricante vaginal

    El truco para elegir el lubricante vaginal es identificar cuál de sus presentaciones es la que necesita tu cuerpo según el uso que quieras darle. Por esta razón te ofrecemos una guía de las diferentes formas de lubricantes que encontrarás en el mercado y cuándo debes hacer uso de los mismos. Quieres saber cómo elegir el lubricante vaginal: ¡aquí te lo explicamos!

    Lubricante en gel

    Los lubricantes en gel que son recomendados son aquellos que tienen un pH no superior a 5, es decir, lo más similar posible al pH vaginal, pues de esta manera no alterará la flora bacteriana de tu zona íntima ni estimulará la proliferación de microorganismo que puedan ocasionar una infección o irritación.

    Si bien los lubricantes a base de agua son los más utilizados por las mujeres, recuerda preferir aquellos que no contienen azúcar, sobre todo si se trata de un lubricante con sabor, ya que este aditivo facilita la alimentación de hongos y bacterias. Asimismo, evita comprar lubricantes perfumados pues pueden irritar tu zona íntima.

    Lubricantes recomendados si usas preservativos

    Como te mencionamos anteriormente, el látex puede ser un material muy resistente , pero puede verse desgastado o deteriorado por el aceite, la silicona o cualquier otro ingrediente que no sea agua y que pueda traspasar la barrera. Por esta razón, si tu método anticonceptivo es el condón o los diafragmas femeninos evita cualquier tipo de lubricante que no sea a base de agua, pues este tipo es el único que garantiza que no correrás ningún riesgo y que el látex se mantendrá intacto durante el acto sexual.

    Lubricante para la menopausia

    Cuando la meta es lubricar la vagina con la intención de disminuir la irritación o el ardor a causa de una sequedad vaginal aguda por la falta de estrógenos en la mujer, lo ideal es inclinarse por los lubricantes a base de aceite o de silicona, ya que estos ofrecen una lubricación más acuosa que disminuirá fácilmente la sequedad en las paredes de la vagina y ofrecerá alivio al malestar.

    Si por el contrario, tienes la menopausia pero quieres utilizar el producto para no sentir dolor durante la relación sexual o para aumentar la percepción sensorial, pues lo más recomendable elegir un lubricante a base de agua y en gel, que ayudará a que la vagina esté preparada para el acto además de poder usarlos con juguetes eróticos y para el sexo oral. Recuerda preferirlos sin perfumes ni sabores.

    Lubricantes recomendados para el sexo anal

    Aunque cualquier lubricante puede ser utilizado para el sexo anal, se considera que los de silicona tienen un mejor efecto debido a esa cualidad densa que deja en la zona a penetrar. Sin embargo, recuerda que los lubricantes a base de silicona no pueden ser utilizados con condón ni con juguetes eróticos.

    Consejos para elegir el lubricante vaginal
  • Consejos sobre el lubricante vaginal

    No lo compres en una sex-shop

    Por lo general cuando se nos viene a la mente la palabra lubricante pensamos en sexo y en una sex-shop. Lo cierto es que en estas tiendas encontramos gran variedad de lubricantes, si, pero muchos de ellos no cuentan con las pruebas necesarias para ser aprobados por sanidad o por la industria farmacéutica, por lo tanto sus ingredientes o preparación no son del todo seguros.

    Por esta razón lo más recomendable es que compres tu lubricante en una farmacia, donde solo encontrarás productos elaborados por laboratorios reconocidos y avalados científicamente. Si tienes dudas o no conoces marcas de lubricantes famosas, no dudes pedirle ayuda al farmacéutico para que te oriente en tu búsqueda y te muestre la variedad de productos con los que cuenta en almacén.

    Consulta con tu médico

    Antes de comprar el lubricante vaginal marca cita con tu ginecólogo y cuéntale que estás interesada en un poco de lubricación extra. Tu médico puede tener observaciones o recomendaciones específicas basadas en tu organismo y en tu aparato reproductor. Por lo tanto, no utilices cualquier producto del mercado o comiences a probar lubricantes sin ningún tipo de criterio, sigue las recomendaciones de tu médico.

    No uses lubricantes caseros

    Porque existan lubricantes a base de aceites no quiere decir que el aceite con el que cocinas sea un excelente lubricante para tu vagina. Incluso, muchas personas recomiendan el uso de la vaselina como lubricante vaginal cuando la consistencia oleosa de este producto deteriora el látex y perjudica la eficacia del condón. Apuesta por lo seguro y compra un producto recomendado, de calidad y que cumpla con las características que necesitas.

  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo elegir el lubricante vaginal, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sexualidad.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre cómo elegir el lubricante vaginal
1 Opinión de Cómo elegir el lubricante vaginal
Tamara comentó:
¡Hola corazones! Cuando me vino la menopausia me pasó exactamente lo que decís. Empecé a producir menos estrógeno y por tanto no me ponía húmda. Encima, para colmo me aumentó la líbido a niveles insospechables, pero claro, no podía. Y yo venga a buscar productos y productos y nada, un sufrimiento vaya. Hasta que fui a la farmacia y ahí si que me supieron recomendar... Como dice el artículo, no vayáis a Sex Shop, no os imagináis la porquería de geles que tienen. Bueno total, que me recomendaron el Saugella y bueno, no queda bien decirlo... pero desdeluego que el problema se ha más que solucionado jajajaja y si no preguntarle a mi marido :P Un beso amores.
Responde 00