Compartir

Punto blanco en el pezón: causas y tratamiento

 
Por Dra. Gennesis González, Médico. 17 junio 2019
Punto blanco en el pezón: causas y tratamiento

Si tienes una especie de punto blanco en el pezón puede que te preguntes: ¿de qué se trata? ¿será normal? ¿cómo lo elimino? ¿qué debo hacer? No te preocupes, no siempre lo que aparece en el seno está relacionado con algo maligno, el gran miedo de muchas mujeres.

Acudir al médico te aclarará la duda, sin embargo, las causas más comunes de estos puntos blancos estás relacionadas con la lactancia materna y son conocidos como perlas de leche, otras menos frecuentes son los tubérculos de Montgomery, alergias o espinillas. Cada una de estas condiciones con unas características en específico y un tratamiento individualizado. Para conocer todas las causas de un punto blanco en el pezón y su tratamiento, continúa leyendo este artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Por qué me duele la punta del pezón

Punto blanco en el pezón o perla de leche

La causa más común de la aparición de un punto blanco en el pezón es conocida como perla de leche y ocurre justamente cuando la mujer está amamantando al recién nacido. Es una especie de grano blanco brillante que se ubica en cualquier parte del pezón y suele ser muy doloroso.

La perla de leche ocurre por dos razones principales:

  1. Traumatismo: producido por el mismo bebé quien tira, rasga o lastima el pezón durante la lactancia. Esto tiene como consecuencia la obstrucción del conducto galactóforo o conducto de leche y la aparición de un punto blanco, que no es más que leche en una delgada capa de piel.
  2. Infecciones: no solo el bebé puede ocasionar este punto blanco en el pezón, también puede ocurrir por la presencia y acumulación de bacterias en los conductos galactóforos conllevando a su obstrucción. En este caso, la infección suele provenir del interior de los mismos conductos de leche.

Tubérculos de Montgomery

Por otro lado, existen otras causas relacionadas con la presencia de punto blanco en el pezón menos frecuentes que la perla de leche pero que vale la pena conocer y tratar adecuadamente.

Los tubérculos de Montgomery son glándulas sebáceas ubicadas en el pezón que tienden a hacerse más notorias durante el embarazo y la lactancia materna bajo los estímulos hormonales que se producen en esta etapa de la mujer.

Se encuentran de 12 a 20 glándulas en cada pezón, pero no todas son visibles tras las modificaciones hormonales, son observables entre 5 y 15 tubérculos de Montgomery.

Estos cumplen una función particular, se encargan de lubricar la piel del pezón y la areola.Pueden infectarse u obstruirse generando dolor y evidenciándose una especie de punto blanco en el pezón.

Punto blanco en el pezón: otras causas

  • Alergia o dermatitis en el pezón: si repentinamente te han aparecido granos, puntos o espinillas blancas en el pezón, puede que se trate de una reacción alérgica. Esto, además, puede ir acompañado de síntomas como enrojecimiento y picor intenso. En este caso, el médico indicará la medida terapéutica necesaria para tratarlo de acuerdo a la causa que lo produce, ya sea el sujetador, el uso de alguna crema, alguna prenda de vestir o incluso la administración de ciertos fármacos.
  • Espinillas en el pezón: puede que en el pezón también se evidencie una espinilla blanquecina tal como las que se presentan en otra parte del cuerpo. Estas causan molestias, dolor y pueden incluso llenarse de pus. En caso de que esto ocurra, las causas por las que aparecen son las mismas por las cuales aparecen en el resto del cuerpo, sobre todo, si tienes piel grasa o con tendencia al acné.

Otras causas menos frecuentes de aparición de puntos blancos en el pezón pueden ser:

  • Estrés.
  • Menstruación.
  • Obstrucción de los folículos pilosos.
  • Infecciones por levaduras u hongos.
  • Uso de prendas inapropiadas.
  • Uso de ropa interior inadecuada.
  • Falta de higiene.

Punto blanco en el pezón: tratamiento

La forma adecuada de tratar el punto blanco en el pezón va a depender de la causa y de la valoración médica pertinente. El tratamiento puede abarcar:

Perla de leche

Si el punto blanco en el pezón es por perla de leche la recomendación médica principal es amamantar al bebé en una postura cómoda para que el conducto galactóforo se desobstruya. Empleando este procedimiento, la perla de leche suele desaparecer al cabo de 5-7 días.

En algunos casos, si el dolor es intenso, el médico puede indicar analgésicos y antiinflamatorios por vía oral. Aplicar calor local permite dilatar los conductos de la leche y facilitar que se vacíen.

Es importante en este caso que tomes en cuenta las señales de alarma para acudir a una valoración médica de emergencia, esto es en caso de fiebre o inflamación severa.

Evita pinchar la perla de leche salvo que el médico determine la causa de aparición e indique lo contrario.

Tubérculos de Montgomery

Por sí solos suelen desaparecer al cabo de algunos días, lo mejor en este caso es sin duda alguna evitar tocarlos para mantener el pezón protegido. Puedes además cambiar de sujetador cuando los tubérculos se hagan mucho más evidentes, esto permitirá evitar irritaciones.

Además, es importante asear esta área con jabón neutro para evitar que las glándulas mamarias o los tubérculos se vean afectados con la sudoración excesiva y el crecimiento bacteriano.

Alergia o dermatitis

En caso de que la presencia de puntos o granos blancos en el pezón, esté relacionada con alguna reacción alérgica, es imprescindible acudir al médico para determinar la causa relacionada. Una vez eliminado el causante, la reacción alérgica desaparecerá, el médico para dar con el diagnóstico puede indicar pruebas de alergias.

Espinillas

En este caso, la recomendación principal es no apretar las espinillas ni tocarlas hasta que se hayan secado totalmente y desaparezcan por sí solas. Recordemos que esta es una área sensible como para maltratarla con los dedos o uñas.

El mejor modo para tratar efectivamente la presencia de los puntos blancos en el pezón es seguir las indicaciones médicas en cada caso. Siempre debe tener en cuenta que la recomendación esencial es no tocarlos hasta que el especialista defina y especifique la causa.

Punto blanco en el pezón: causas y tratamiento - Punto blanco en el pezón: tratamiento

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Punto blanco en el pezón: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Punto blanco en el pezón: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Punto blanco en el pezón: causas y tratamiento
1 de 2
Punto blanco en el pezón: causas y tratamiento

Volver arriba