menu
Compartir

¿Se puede tomar amoxicilina y paracetamol?

 
Por Delfina Viana. Médica.. 30 septiembre 2021
¿Se puede tomar amoxicilina y paracetamol?

La amoxicilina y el paracetamol son dos fármacos muy utilizados. De hecho, muchas veces se cae en la automedicación con estas sustancias, algo que no es para nada recomendable porque como veremos no son inocuas y pueden generarse efectos secundarios muy poco deseables.

La amoxicilina suele indicarse ante procesos infecciosos, sobre todo, en problemas de la vía respiratoria: faringoamigdalitis, rinosinusitis, enfermedades bacterianas pulmonares, pero no debería tomarse ante cualquier síntoma, ya que a veces los antibióticos no son necesarios. El paracetamol, por su lado, ayuda a bajar la fiebre y es antiinflamatorio.

La duda es: "¿se pueden tomar juntos la amoxicilina y el paracetamol?". En este artículo de ONsalus encontrarás la respuesta que estás buscando.

Para qué sirve la amoxicilina y sus efectos

La amoxicilina es un antibiótico de la familia de las penicilinas. Por su acción, mata a una gran cantidad de bacterias, sobre todo, las que están más asociadas a infecciones respiratorias, pero también se usa en algunas infecciones que se presentan en la piel, urinarias, neurológicas, en la boca, en tejidos blandos, entre otras.

Se administra por boca, con lo cual afecta directamente a la digestión de los alimentos, por lo que no es raro que tras ingerirla aparezcan síntomas como: náuseas, hinchazón, estreñimiento o diarrea, sensación de indigestión, falta de apetito, acidez o ardor estomacal.

Y si la digestión se ve afectada es difícil mantener al organismo en equilibrio, ya que a partir de una correcta digestión es que se absorben los nutrientes que necesitamos para que el cuerpo funcione con normalidad. Cuando la digestión es inapropiada, esto se convierte en la puerta de entrada para muchos otros procesos de enfermedad, que terminan generando una falta de energía y defensas bajas.

Por otro lado, se ha asociado la ingesta de amoxicilina con otros efectos en el cuerpo, tales como:

  • Sobrecarga de los sistemas de eliminación de desechos: hígado, riñones, piel, ya que se difunde rápidamente a todos los tejidos corporales y de allí debe ser luego eliminada.
  • Aparición de efectos indeseados a nivel renal: inflamación o más graves como necrosis tubular o síndrome nefrótico.
  • Efectos indeseados en la piel: urticaria, inflamación, descamación, entre otros.

Por otro lado, el consumo frecuente de antibióticos genera lo que se conoce como "resistencia". Esto sucede cuando los antibióticos que son realmente necesarios para tratar una infección no son de utilidad, ya que las bacterias que sobreviven a tanto antibiótico innecesario son más y más fuertes.

Todo esto es importante saberlo antes de tomar una medicación como esta, que muchas veces se considera "suave" y poco de ello tiene. Repercute muchísimo en el cuerpo, sobre todo, aún cuando se combina con otros fármacos.

Para qué sirve el paracetamol y sus efectos

Esta medicación se utiliza principalmente con dos objetivos: disminuir el dolor y la temperatura corporal en caso de fiebre.

El paracetamol es otro de los medicamentos que en muchos países puedes conseguir hasta en pequeñas tiendas, sin el mínimo control. Y no por ello significa que puedas ingerirlo así sin más. Tiene sus efectos sobre el cuerpo, veamos cuáles son:

  • Daño hepático: gran parte del paracetamol que ingieres es metabolizado por tu hígado. Allí puede generar un daño severo conocido como hepatotoxicidad. Cualquier persona puede padecerlo, pero especialmente quienes beben alcohol, toman otras medicaciones que se metabolizan en el hígado, toma gran cantidad de paracetamol o sufren de algún problema hepático previamente. Los síntomas que pueden aparecer en estos casos son: falta de apetito, vómitos, dolor abdominal, tinte amarillento de la piel y las mucosas, síntomas neurológicos, hemorragias intestinales, entre otros.
  • Daño renal: esto sucede debido a que el paracetamol también afecta al riñón y se elimina a través de él. Puede aparecer junto con el daño hepático y es peor en personas que sufren de diabetes o tienen otras enfermedades que afectan al riñón. Por esto quien padece enfermedad renal no debería ser medicado a la ligera con paracetamol.
  • Anemia: por destrucción de glóbulos rojos. Esto es más frecuente en niños.
  • También pueden aparecer reacciones generales como: urticaria, fiebre, erupciones cutáneas, enrojecimiento de la piel.

Por todo esto, puedes ver que tener tan a la mano el paracetamol puede ser realmente contraproducente. Cuando es necesario y bien indicado puede ser de utilidad e incluso menos nocivo que otros antiinflamatorios, como la aspirina o el ibuprofeno, pero no por esto debe ser automedicado.

Algo también muy importante es que el paracetamol puede encubrir los síntomas de una infección (dolor, fiebre), por lo tanto, solo debe tomarse cuando estos síntomas están presentes y no de manera regular.

¿Se puede tomar amoxicilina y paracetamol a la vez?

Ahora sí, una vez que hemos aclarado los efectos que tienen ambos medicamentos sobre el cuerpo podemos responder a tu pregunta.

La amoxicilina y el paracetamol sí podrían tomarse durante el mismo tratamiento, pero ten en cuenta algunas consideraciones:

  • Es muy importante que ambas medicaciones sean indicadas por una o un profesional médico, ya que como hemos visto no todas las personas pueden utilizarlas.
  • Se ha reportado en investigaciones recientes que el uso de amoxicilina y paracetamol puede inducir y empeorar el autismo.
  • El mal uso de ambos puede afectar a órganos importantes como el hígado y el riñón.
  • El paracetamol solo debería tomarse ante presencia de síntomas y no de manera reglada (no cada 6, 8 u 12 horas).
  • Es conveniente mantener una dieta liviana para permitir que el organismo pueda metabolizar estos medicamentos y además colabore en su autorrecuperación.
  • Evitar el consumo de alcohol. De hecho, alguien que suele consumir alcohol no debería utilizar estas medicaciones por el posible daño al hígado o riñones.
  • Ambas medicaciones pueden ingerirse con alimentos sin que afecte su absorción.
  • Pacientes embarazadas deben utilizar cualquier medicación con extremo cuidado, aun cuando sean "permitidas" durante esta etapa de la vida, ya que los efectos que describimos pueden ser más potentes en el feto.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede tomar amoxicilina y paracetamol?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Bibliografía
  • Sato K, Kato C. [Amoxicillin (AMPC)]. Nihon Rinsho. 2002 Feb;60 Suppl 2:661-6. Japanese. PMID: 11979866.
  • Ramachandran A, Jaeschke H. Acetaminophen Toxicity: Novel Insights Into Mechanisms and Future Perspectives. Gene Expr. 2018 Mar 21;18(1):19-30. doi: 10.3727/105221617X15084371374138. Epub 2017 Oct 20. PMID: 29054140; PMCID: PMC5885144.
  • Good P. Evidence the U.S. autism epidemic initiated by acetaminophen (Tylenol) is aggravated by oral antibiotic amoxicillin/clavulanate (Augmentin) and now exponentially by herbicide glyphosate (Roundup). Clin Nutr ESPEN. 2018 Feb;23:171-183. doi: 10.1016/j.clnesp.2017.10.005. Epub 2017 Dec 1. PMID: 29460795.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Se puede tomar amoxicilina y paracetamol?
¿Se puede tomar amoxicilina y paracetamol?

Volver arriba