Compartir

Abfracción dental: qué es y tratamiento

Por Jorge Andrés Caraballo, Odontólogo. 6 marzo 2017
Abfracción dental: qué es y tratamiento

Existen diversas situaciones que pueden afectar la integridad estructural de nuestros dientes, haciéndolos propensos a pérdidas importantes del esmalte e incluso aumentando considerablemente el riesgo de fracturarse. La más común es la bien conocida caries dental, que produce una destrucción del esmalte por la acción de las bacterias en nuestra boca, sin embargo, hay otras condiciones que producen una pérdida de la estructura del diente a consecuencia de otros mecanismos.

Entre estos, uno de los más comunes es la abfracción dental, que afecta a una gran cantidad de personas sin que estén consientes de lo que está ocurriendo. En este artículo de ONsalus te lo explicaremos todo sobre la abfracción dental: qué es y su tratamiento, para que aprendas a identificar las características de estas lesiones.

Qué es la abfracción dental

La abfracción dental se considera una lesión de pérdida estructural del diente que, a diferencia de la caries dental, no es a consecuencia de una colonización de bacterias sobre la superficie del diente sino que se debe a un traumatismo mecánico constante sobre los dientes debido a un exceso de la fuerza de la mordida sobre estos.

Existen otras condiciones que entran en la clasificación de lesiones no cariosas y que por lo tanto pueden producir perdidas de la estructura del diente que se parece a la abfracción dental. Estas son:

  • Abrasión dental: Se produce debido a un roce constante de un objeto sobre la superficie de los dientes. Se puede ver por ejemplo en personas que usan durante un tiempo muy prolongado cepillos dentales de cerdas muy duras y que tienen una técnica de cepillado ineficiente, en personas que se muerden las uñas u otros objetos, y en portadores de prótesis dentales mal adaptadas.
  • Erosión dental: En este caso la pérdida estructural no es a consecuencia de una irritación mecánica, sino por la acción de sustancias ácidas que producen un desgaste del esmalte tras una exposición prolongada. Estas sustancias pueden estar contenidos por ejemplo en jugos naturales cítricos, refrescos y se puede ver estas lesiones también en personas que sufren de reflujo gastroesofágico.
  • Atrición dental: Es un proceso fisiológico en el cual los dientes sufren un desgaste debido al uso, sobre todo durante la infancia, para permitir la adaptación de unos dientes con los otros. Cuando esta situación se prolonga durante muchos años empieza a producirse una perdida excesiva de la superficie de los dientes.
Abfracción dental: qué es y tratamiento - Qué es la abfracción dental

Causas de la abfracción dental

Si bien los dientes representan la estructura más rígida de nuestro cuerpo, incluso más que los propios huesos, al someterse a fuerzas de mordida constantes el esmalte del diente, la parte más superficial del diente, se flexiona muy ligeramente produciendo micro astillas en la región del cuello del diente, que si prosiguen durante suficiente tiempo empiezan a hacerse evidentes como unas cavidades en forma de cuña que pueden tener un color amarillento a consecuencia de la exposición de la dentina, la segunda capa del diente.

Existen dos principales condiciones que precipitan a la formación de abfracciones:

  • La primera es el bruxismo, que representa un hábito parafuncional en la cual las personas afectadas ejercen fuerzas de mordida excesiva en forma inconsciente, especialmente durante el sueño, y que suele aparecer cuando el afectado esta bajo situaciones de estrés.
  • La segunda es la presencia de una mordida desbalanceada, es decir la fuerza de mordida no es bien distribuida sobre todos los dientes, por lo que algunos dientes están sometidos a una mayor carga. Esto ocurre en personas que tienen mal posiciones dentales y en quienes tienen prótesis mal adaptadas.
Abfracción dental: qué es y tratamiento - Causas de la abfracción dental

Síntomas de las abfracción dental

Las abfracciones dentales en muchas ocasiones no producen dolor ni ningún tipo de síntoma, debido a que por lo general son lesiones que se limitan al esmalte, y en otros casos tiene una evolución muy lenta que permite la adaptación de los dientes a su presencia para evitar el dolor. Sin embargo, en algunas situaciones cuando el avance de la lesión es muy rápido y llega hasta la dentina, la segunda capa del diente, se pueden llegar a producir síntomas de dolor y sensibilidad dental, sobre todo ante la presencia de alimentos y líquidos fríos.

Al crear una superficie donde los alimentos se pueden alojar fácilmente y que pueden ser difíciles de limpiar, existe un riesgo de que las abfracciones dentales den origen a la caries dental, lo cual puede agravar su evolución al producir ahora una pérdida estructural por dos mecanismos.

Cuando las lesiones son muy avanzadas y producen un compromiso importante te la dentina, puede llegar a haber un compromiso de la pulpa del diente, la parte más interna del diente que contiene su nervio y vasos sanguíneos. Al llegar a este punto, la irritación de la pulpa puede producir un dolor bastante importante, o bien su infección.

Otro riesgo de las abfracciones avanzadas es la posibilidad de la fractura de la corona del diente a nivel del cuello, que es una situación de muy difícil resolución.

Abfracción dental: qué es y tratamiento - Síntomas de las abfracción dental

Tratamiento de la abfracción dental

El tratamiento de las abfracciones dentales depende de sus características. Por lo general una restauración con resina es suficiente en la mayoría de los casos, sin embargo en casos de sensibilidad se puede recomendar la restauración con otro tipo de material protector, como por ejemplo el ionómero de vidrio, o la combinación de estos dos materiales. Estas restauraciones suelen ser rápidas, ya que al no haber material infectado como en el caso de las caries dentales no hace falta hacer un desgaste de la superficie afectada.

En los casos donde hay un compromiso de la pulpa puede estar indicado un tratamiento endodóntico antes de la restauración definitiva.

Es importante tratar de disminuir el impacto de la situación que produjo la abfracción, ya que si sigue con la misma intensidad con el tiempo se van a perder las restauraciones. Si la abfracción es a consecuencia del bruxismo, se le puede recomendar al paciente la confección de una férula protectora para proteger a los dientes, sin embargo es aún más importante tratar de controlar los factores emocionales o de estrés que producen el bruxismo. En el siguiente artículo te explicamos los remedios caseros para el bruxismo.

Cuando la abfracción es causada por un desbalance oclusal, se debe hacer una evaluación para determinar a qué se debe. Por lo general, el tratamiento de esta situación implica el uso de ortodoncia, desgastes selectivos del esmalte del diente, y la confección, sustitución o ajustes de prótesis dentales.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Abfracción dental: qué es y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dientes y boca.

Escribir comentario sobre Abfracción dental: qué es y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Abfracción dental: qué es y tratamiento
1 de 4
Abfracción dental: qué es y tratamiento

Volver arriba