Compartir

Absceso en el glúteo: causas, tratamiento y remedios caseros

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. Actualizado: 23 enero 2020
Absceso en el glúteo: causas, tratamiento y remedios caseros

La presencia de un absceso cutáneo es muy común además de dolorosa, suele aparecer a cualquier edad y en diferentes partes del cuerpo, mucho más en la región glútea, lo cual imposibilita sentarse en muchas ocasiones.

Estos abscesos se presentan producto de un proceso infeccioso que genera la acumulación de pus, un líquido espeso que contiene tejido muerto, células blancas de la sangre, además de gérmenes y bacterias. La acumulación de estas células hace imposible que el absceso drene, ocasionando dolor e inflamación. En muchas oportunidades, el cuerpo genera la formación de un absceso como mecanismo de curación de un proceso infeccioso.

Continúa leyendo este artículo de ONsalus, en el que explicamos las causas de un absceso en el glúteo, su tratamiento y qué remedios caseros pueden proporcionarte alivio y una curación más rápida.

Absceso en el glúteo: causas

Las causas de un absceso cutáneo en el glúteo son varias, entre las que se encuentran:

  • Obesidad: el sobrepeso puede hacer que la zona de los glúteos se encuentre mucho más húmeda, además del roce constante al caminar que genera lesiones en la piel, pudiendo provocar la presencia de un absceso en esta región.
  • Alteraciones en la piel: la presencia de heridas, erosión o punción puede llegar a generar contaminación con bacterias desencadenantes de un proceso infeccioso y acumulación de pus en la zona de los glúteos.
  • Una higiene inadecuada de la zona glútea cuando se tiene una lesión puede permitir la proliferación de bacterias generando, así, el absceso.
  • La presencia de vello grueso y rígido puede generar la aparición de un absceso en la región glútea a consecuencia de una infección.
  • Pacientes inmunosuprimidos: en estos pacientes, el sistema inmune se encuentra deprimido, por lo que están más proclives a padecer de procesos infecciosos que pueden avanzar hasta la formación de un absceso.
  • Posterior a la aplicación de una inyección intramuscular mal puesta o sin contar con las debidas medidas higiénicas en la región glútea. Puede producirse un proceso infeccioso que desencadena la acumulación de pus y, por consiguiente, el absceso.
  • El uso de vestimenta ajustada hace que el roce con la piel genere lesiones que se contaminan, dando origen a la aparición de un absceso en el glúteo.

Síntomas de absceso en el glúteo

Los síntomas que pueden acompañar a un absceso cutáneo son los siguientes:

  • Fiebre y escalofríos.
  • Inflamación muy dolorosa a la palpación.
  • Endurecimiento de la zona afectada.
  • Presencia de pus y supuración de sangre acompañado de olor desagradable.
Absceso en el glúteo: causas, tratamiento y remedios caseros - Síntomas de absceso en el glúteo

Absceso en el glúteo: tratamiento

El tratamiento de un absceso cutáneo dependerá de los síntomas que presentes, el cirujano se encargará de seleccionar la terapéutica a seguir de acuerdo a las condiciones en que se encuentre el absceso.

Algunos abscesos pequeños no requieren ser drenados, es decir, solo con tratamiento farmacológico se resuelven por sí solos después de tomar analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos. En este sentido, puede ser de mucha ayuda la colocación de compresas tibias, ya que contribuyen a acelerar la formación del punto además del drenaje del absceso.

En los casos donde son grandes y dolorosos, se procede a sedar la zona y se drena, para ello, se puede realizar una pequeña incisión con el bisturí o se pincha. Esto bastará para que inicie la salida de la secreción desde el interior. Después de drenar el absceso completamente, se debe lavar el área con abundante solución fisiológica, se cubrirá la zona con gasas, incluso en el interior por 24 a 48 horas.

Cuando se presente más de un absceso, se esté ante la presencia de una celulitis infecciosa o el paciente se encuentre inmunosuprimido, se recomienda el uso de antibióticos previo estudio de la secreción.

Absceso en el glúteo: tratamiento natural

Existen una amplia variedad de remedios caseros utilizados en el tratamiento del absceso de glúteo, entre ellos, es importante mencionar:

  • Semillas de comino: estas son frecuentemente utilizadas en los problemas de piel por sus múltiples propiedades, como la antiinflamatoria o la antibacteriana. Contribuye a drenar el pus localizado en el absceso, al igual que disminuye la inflamación y el enrojecimiento del absceso en el glúteo. Para prepararlo, debes moler una cucharadita de semillas de comino, seguidamente, se le añade agua y se aplica sobre la lesión una vez al día.
  • Nuez moscada: este remedio casero es utilizado para disminuir el crecimiento de las bacterias y mejorar la circulación sanguínea, además de reducir la inflamación en el glúteo. En los casos donde tarda en curar la lesión tiene una excelente indicación, especialmente, en personas diabéticas. Si este es tu caso, debes mezclar ½ cucharadita de polvo de nuez moscada en 1 taza de agua o de leche y tomarlo una vez cada noche.
  • Aceite de Neem: este aceite es conocido como lila india, posee propiedades antibacterianas y antisépticas, es una excelente opción en las infecciones de la piel. En los casos de absceso en el glúteo, se debe aplicar directamente en el sitio de la lesión 3 o 4 veces al día.
  • Cúrcuma: la cúrcuma en polvo tiene efecto antiinflamatorio, antibacteriano y actúa purificando la sangre. Se puede ingerir en forma de té o aplicar el polvo directamente en el absceso. Para preparar el té, necesitas 1 cucharadita de polvo de cúrcuma en una taza de agua hervida, esto lo puedes tomar 3 veces al día. Si lo vas aplicar en la lesión, debes preparar una pasta con el polvo y agua colocándolo así en el absceso.
  • Ajo: además de que tiene propiedades antimicrobianas, es rico en nutrientes como el potasio e incluso flavonoides. Para su aplicación, debes triturar varios dientes de ajo hasta lograr una pasta que aplicarás directamente en la zona de la lesión, posteriormente, se cubre con una gasa y se deja actuar por unos 30 minutos.
  • Aceite de árbol de té: es un aceite esencial con excelentes propiedades, ya que ayuda en el tratamiento de las infecciones bacterianas, especialmente, en los abscesos. No es recomendable aplicarlo de forma directa sobre la piel, puede producir quemaduras. Para ello, se debe mezclar 5 gotas de aceite de árbol de té con una cucharadita de aceite de oliva o de coco, luego, se impregna este aceite en un algodón y se aplica en la zona afectada 2 o 3 veces al día hasta que desaparezca el absceso.
  • Equinácea: es una planta natural con excelente efecto inmunoestimulante, por lo que actúa como un antibiótico natural. Tiene propiedades antivirales y antimicrobianas que permiten la curación rápida de las heridas y los abscesos en el glúteo. Puedes consumirla bajo la forma de cápsulas 3 veces al día.

Finalmente, si sufres de absceso en el glúteo debes acudir a tu médico, quién se encargará previa evaluación médica de indicar el tratamiento a seguir. Cuando se necesite hacer un drenaje, él será el indicado para realizarlo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Absceso en el glúteo: causas, tratamiento y remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Absceso en el glúteo: causas, tratamiento y remedios caseros

¿Qué te ha parecido el artículo?

Absceso en el glúteo: causas, tratamiento y remedios caseros
1 de 2
Absceso en el glúteo: causas, tratamiento y remedios caseros

Volver arriba