Compartir

Bolitas en las axilas: por qué salen y cómo curarlas

 
Por Gennesis González, Médico. 2 octubre 2018
Bolitas en las axilas: por qué salen y cómo curarlas

¿Has notado unas bolitas en las axilas?, ¿te duelen?, ¿aparecieron de repente?, ¿te ha dado fiebre? Hay muchas características para definir realmente qué son esas bolitas en las axilas. Muchas veces son ganglios inflamados y otras veces abscesos sumamente dolorosos. Las causas por las que pueden aparecer estas bolitas en las axilas son variadas, pero siempre giran en torno a un proceso infeccioso viral o bacteriano que puede ser localizado, es decir, en la región de la axila o generalizado. En ONsalus hablaremos de por qué salen bolitas en las axilas y cómo curarlas.

También te puede interesar: Remedios caseros para la foliculitis

Bolitas en las axilas: foliculitis y forúnculo

Una de las primeras razones por las que pueden aparecer bolitas en las axilas es la inflamación de los folículos pilosos. En este caso se trata de una inflamación de origen infeccioso que puede deberse a procesos virales, micóticos o bacterianos. En este tipo de procesos se pueden formar espinillas pequeñas dolorosas y, en ocasiones, amarillentas cuando hay presencia de pus.

Por otro lado el forúnculo es un proceso infeccioso mucho más profundo del folículo piloso comúnmente éstos son conocidos como abscesos o golondrinas, es un proceso sumamente doloroso y que genera temor para que lo padece. Las bolitas en las axilas provocadas por el forúnculo genera un proceso inflamatorio mucho mayor enrojecido y con una gran cantidad de secreción purulenta es decir de pus. En el siguiente artículo de ONsalus te hablamos sobre los remedios naturales para los forúnculos.

Bolitas en las axilas: por qué salen y cómo curarlas - Bolitas en las axilas: foliculitis y forúnculo

Bolitas en las axilas: hidradenitis supurativa

Las glándulas sudoríparas que se encargan de producir sudor en la región axilar se puede inflamar bloqueando la salida del sudor, esta es la razón por la cual se forman nódulos o bolitas sumamente dolorosas.

Además de hidradenitis supurativa esta enfermedad crónica también se conoce como apocrinitis, acné inversa y enfermedad de verneuil. Esta se caracteriza por presentar nódulos o bolitas duras y dolorosas, con colección de pus en su interior.

Esta enfermedad es mucho más común entre las mujeres que entre los hombres, de hecho, por cada hombre que la sufre son 3 las mujeres que padecen de hidradenitis supurativa[1]. La sintomatología característica de la apocrinitis es dolor intenso y, en ocasiones, puede aparecer fiebre. Esto mejora una vez que el acceso comienza el drenaje. Ciertamente el diagnóstico de este proceso es completamente médico por lo tanto una vez que aparezcan los primeros síntomas no dude en acudir a urgencias.

Otras causas de bolitas en las axilas

Existen otras causas asociadas a la aparición de bolitas en la región axilar, y una de ellas es el quiste sebáceo que no es más que una especie de bolsa que se forma por debajo de la piel y que dentro de su interior tiene una sustancia grasa denominado sebo que sólo se convierten doloroso cuando está inflamado o infectado.

Por último un proceso infeccioso localizado o generalizado puede desencadenar un proceso inflamatorio, es decir, de aumento de volumen de los ganglios linfáticos en este caso de los ganglios que se ubican en la región axilar, estos tienden a aumentar de tamaño para estimular el sistema inmune y defender al cuerpo de cualquier agente infeccioso. Los ganglios linfáticos además de relacionarse con procesos infecciosos, están así mismo relacionados a enfermedades autoinmunes y el cáncer.

Bolitas en las axilas: por qué salen y cómo curarlas - Otras causas de bolitas en las axilas

Cómo curar las bolitas en las axilas

En primer lugar, el tratamiento farmacológico va a depender de la causa por la cual se originan las bolitas en las axilas y esto va a ser indicado estrictamente por un médico. La mayoría de la veces se indicara antibióticos para la piel como cefadroxilo, cefalexina o ciprofloxacina vía oral dependiendo del proceso infeccioso, además, también se pueden prescribir antiinflamatorios y analgésicos como ibuprofeno.

Sin embargo, en el hogar se pueden aplicar diferentes medidas para mejorar los síntomas y, en ocasiones, hasta incluso desaparecer las bolitas en las axilas salvo que no sean originadas por un problema grave de salud:

  • La primera manera para mejorar la presencia de las bolitas en las axilas es la cúrcuma, es un remedio casero que se utiliza para tratar los forúnculos, una cucharadita de polvo de cúrcuma con miel será ideal para trotar como antibacteriano antiinflamatorio y antibiótico, es capaz además de acelerar el proceso de curación, lo ideal sería formar una pasta con esta mezcla y aplicarla directamente en la zona afectada durante aproximadamente 15 minutos se recomienda retirarla con agua tibia y repetirlo cada 12 horas.
  • Es recomendable también aplicar compresas de agua caliente esto permite aumentar el flujo sanguíneo en el área y disminuir el dolor se recomienda aplicar estas compresas durante 10 minutos y cada 8 horas por 7 días.
  • El uso del vinagre de manzana permite que el proceso inflamatorio no aumente, es decir, que la hinchazón disminuya. Lo ideal es aplicarlo diluido en partes iguales con agua y colocarlo durante 5 minutos en la axila, posteriormente se enjuaga el área con agua tibia esto se recomienda realizar cada 12 horas.
  • Un antibiótico natural por excelencia es el ajo permite eliminar las infecciones bacterianas de manera eficaz y rápida aliviando demás todos los síntomas de dolor que se presenta y estimula y fortalece el sistema inmunológico[2]. En este caso se recomienda utilizar aproximadamente 10 dientes de ajo macerados previamente y aplicarlo directamente en el área afectada durante 5 minutos y retirar con agua tibia, esto se recomienda hacer cada 12 horas durante 7 días.
  • El jugo de limón con alto contenido en vitamina c tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas se recomienda exprimir el jugo de dos limones e impregnar una torunda de algodón y aplicarlo directamente en el área afectada actuando durante 20 minutos y retirar luego con agua tibia esto se recomienda hacer cada 8 horas.

El médico es la persona especializada que tiene la capacidad de indicar el tratamiento que necesita el paciente dependiendo de la causa de los síntomas con los que se manifiesta alguna enfermedad, antes de iniciar ningún tratamiento deberías acudir a tú médico para que te haga un buen diagnóstico.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Bolitas en las axilas: por qué salen y cómo curarlas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Referencias
  1. https://www.adolescenciasema.org/ficheros/articulosparaprofesionales/documentos/DERMATOLOGIA/Hidradenitis%20supurativa%20%28i%29.pdf
  2. Cebrián, J., (2012), Diccionario de plantas medicinales, Barcelona, España, Integral RBA Libros.

Escribir comentario sobre Bolitas en las axilas: por qué salen y cómo curarlas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Bolitas en las axilas: por qué salen y cómo curarlas
1 de 3
Bolitas en las axilas: por qué salen y cómo curarlas

Volver arriba