Compartir

Cómo bajar el prepucio sin dolor

 
Por Melanie Re. 24 agosto 2018
Cómo bajar el prepucio sin dolor

Es importante conocer la anatomía de ambos géneros para comprender diversas alteraciones. En el caso del sexo masculino, sus genitales son una de las partes del cuerpo más importantes y, al mismo tiempo, vulnerables. Uno de los trastornos más frecuentes del órgano sexual de los hombres es lo que los especialistas denominan como fimosis, que se da cuando la piel que cubre el glande se estrecha y provoca una imposibilidad de bajar esta piel conocida con el nombre de prepucio.

La fimosis es totalmente natural en los niños pequeños, ya que el glande y el prepucio se encuentran pegados desde el momento en que el pequeño nace; sin embargo, las adherencias desaparecen con el paso de los años, aunque puede ocurrir que se presente alguna alteración que impida esta separación. Numerosos pacientes que han querido volver esta piel de los genitales a su estado normal, puede que hayan sufrido un gran dolor.

Es por lo anterior que si te preguntas cómo bajar el prepucio sin dolor, te aconsejamos que sigas leyendo el siguiente artículo de ONsalus.

¿Cuándo se considera que se sufre de fimosis?

En el momento en el que el prepucio se retrae para que el glande quede descubierto, algunos hombres pueden sentir dolor en la zona y esto se podría deber a que el frenillo prepucial, el pliegue que une a la parte inferior del glande con el prepucio, es corto y restringe el movimiento del prepucio, por lo que al estirar y tensar el frenillo, suele producir molestias, especialmente, durante la actividad sexual.

Sin embargo, el no poder bajar el prepucio, incluso sin erección, y que además se sienta dolor al intentarlo, mayormente se debe a que se sufre de fimosis. Esta condición se caracteriza porque el orificio del prepucio es muy estrecho y no es posible estirarlo para que pase el glande y se pueda deslizar totalmente el prepucio hacia atrás de este.

A pesar de esto, es completamente normal el no poder bajar el prepucio en los primeros años de vida, ya que se nace con adherencias, que es cuando la piel del prepucio está pegada al glande, y con un estrecho orificio del prepucio, por lo que se dice que se tiene fimosis fisiológica. En estos casos, conforme se va desarrollando el niño, este pliegue de piel se despegará del glande, se irá volviendo más elástico y el orificio se hará más ancho para dejar pasar sin problemas la punta del pene. Generalmente, la fimosis fisiológica desaparece por sí sola entre los 3 y 5 años de vida, pero en ciertos casos es posible que con el paso de los años persista y se presente como un problema en la adolescencia.

Por otra parte, la fimosis no está siempre relacionada con una alteración de nacimiento y hombres que tuvieron un buen desarrollo del prepucio y no presentaron problemas, pueden sentir dolor al retraer el prepucio. Aunque no es tan común, puede tratarse de fimosis adquirida o patológica y llega a afectar a hombres de cualquier edad debido a que se produce como una consecuencia de infecciones por transmisión sexual o por una mala higiene con acumulación de secreciones en los pliegues de piel, lesiones en el órgano masculino, exceso de cicatrización en el prepucio, padecer de diabetes, entre otros.

Cómo bajar el prepucio sin dolor - ¿Cuándo se considera que se sufre de fimosis?

Síntomas de la fimosis y complicaciones

Cuando se trata de fimosis fisiológica, es posible que no genere mayores problemas en el niño debido a que la misma suele mejorar con el tiempo, siendo necesario siempre mantener una buena higiene. Sin embargo, en la mayoría de los casos, ya sea fisiológica o patológica, puede ir acompañado de síntomas que son importantes detectar para acudir a una revisión médica lo más pronto, entre ellos:

  • Dolor al bajar el prepucio.
  • El prepucio no se retrae por completo o lo hace parcialmente.
  • Dificultad o dolor al orinar.
  • Inflamación del glande y el prepucio.
  • Molestias durante las erecciones, a veces, el dolor puede ser intenso e impedir mantener relaciones sexuales.
  • Presencia de residuos blanquecinos en el glande.

Si no se acude al médico para seguir un tratamiento o no se toman las medidas higiénicas y cuidados necesarios, la fimosis podría desencadenar las siguientes complicaciones:

  • Infección de las vías urinarias.
  • Retención aguda de orina.
  • Adherencias del prepucio con el glande.
  • Parafimosis, es cuando el prepucio se encuentra retraído detrás del glande y no puede regresar a su posición normal, ejerciendo compresión en el pene que impide el correcto drenaje de sangre, lo que podría generar riesgos graves.
  • Cáncer de pene, aunque es muy raro que ocurra.

Tratamiento para bajar el prepucio sin dolor

Como se ha mencionado anteriormente, la fimosis en niños es algo completamente normal y tiende a mejorar sin necesidad de un tratamiento en los primeros años de vida, pero en algunos casos puede llevar un poco más de tiempo en desaparecer y, actualmente, se recomienda esperar hasta la edad de 8 o 10 años para recurrir a su tratamiento. Durante este tiempo, es importante que nadie baje el prepucio a la fuerza, ya que pueden causar lesiones que favorezca la permanencia de la fimosis. No obstante, sí se puede intentar bajar suavemente de vez en cuando durante el baño como medida de higiene. Asimismo, es innecesario someter al niño a cirugía antes de los 5 años de vida si la fimosis no genera dolor u otros síntomas asociados.

Cuando la fimosis se presenta en adolescentes o adultos, es poco probable que se cure por sí sola y la única forma de bajar el prepucio sin dolor es con el tratamiento médico. Tanto en niños como en adultos, el especialista puede optar por la aplicación de cremas corticoides o la cirugía, dependiendo de la edad del paciente, los síntomas y el grado de fimosis. La mejor opción en casos de fimosis leve o moderada son las cremas corticoides en el prepucio y el glande, ya que ofrecen excelentes resultados en la mayoría de los pacientes porque mejoran la elasticidad del prepucio y eliminan las adherencias.

Este tratamiento puede durar de 1 a 3 meses y el especialista podría recomendar realizar algunos ejercicios para bajar el prepucio sin dolor de manera exitosa; sin embargo, los mismos deben ser explicados por un profesional para hacerlo de la forma correcta y no empeorar la condición.

Mientras que en fimosis más complicadas o que no responden al tratamiento de corticoides tópicos, se suele sugerir la cirugía conocida como circuncisión. Para ello, se usa anestesia local y aunque las técnicas son variadas, lo más común es que se retire todo el prepucio. Debido al proceso de cicatrización y las molestias por el mismo, es importante evitar masturbarse o tener relaciones sexuales hasta que el médico indique la recuperación total.

Cómo bajar el prepucio sin dolor - Tratamiento para bajar el prepucio sin dolor

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo bajar el prepucio sin dolor, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor masculino.

Escribir comentario sobre Cómo bajar el prepucio sin dolor

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo bajar el prepucio sin dolor
1 de 3
Cómo bajar el prepucio sin dolor

Volver arriba