Compartir

Cómo curar una uña negra del pie

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 26 abril 2019
Cómo curar una uña negra del pie

La aparición de una uña negra en el pie es un problema que se ve con mucha frecuencia en deportistas, por ello es conocida como la uña del corredor. Puede presentarse en personas que sufran traumatismos frecuentes en las uñas o por una mala pisada, dando origen a la coloración oscura en las uñas del pie.

Todos estamos expuestos a este tipo de lesión en algún momento de la vida, razón por la que se debe tomar medidas para prevenir esta alteración. Es frecuente la presencia de la uña morada en el primer o segundo dedo del pie. Para aliviar la sintomatología y solucionar el problema, se requiere conocer las causas que la provocan para, de esta manera, evitar la aparición de este tipo de lesión. Si deseas conocer más información sobre cómo curar una uña negra del pie, sigue leyendo el siguiente artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Remedios caseros para curar un uñero

Causas de las uñas negras de los pies

Al inicio de la lesión, la coloración de la uña puede ser rojiza, semejante al color de la sangre. En la medida que va transcurriendo el tiempo, cambia de coloración y se vuelve negro oscuro. De esta manera, se sabe si el traumatismo que dio origen al hematoma es reciente o si se trata de una lesión más antigua. Además, dependiendo del hematoma, puede haber levantamiento de la uña y en su momento puede llegar a perderla. Pero ¿por qué se pone la uña negra? Una uña se puede poner morada como consecuencia de algunas lesiones que pueden afectar a la integridad de los pies o por razones fisiológicas. A continuación, expondremos las causas más frecuentes de los hematomas subungueales:

  • Melanoniquias: es una alteración que se presenta en la coloración de las uñas de los pies. Cuando esta es de color marrón oscuro o rojizo, se le denomina cromoniquia.
  • Nevus matricial: es una lesión benigna producto de la presencia de melanocitos en la matriz.
  • Melanoma maligno: es una proliferación maligna de los melanocitos (células que se encuentran en la capa basal de la epidermis y se encargan de la producción de melanina).
  • Infecciones causadas por hongos: este tipo de infección causa una coloración blanca o amarilla pero puede llegar ser de una coloración más oscura debido al acumulo de desechos. Aquí te explicamos más sobre Por qué tengo la uña del pie blanca.
  • Cambios en el tono de la piel: esto puede ocasionar la aparición de manchas oscuras debajo de las uñas de los dedos de los pies.
  • Trastornos o enfermedades: ciertas patologías pueden dar origen a la aparición de uñas negras en los pies, como la anemia, la diabetes o los trastornos circulatorios.
  • Calzado de talla pequeña: en este caso, los dedos del pie se encuentran aprisionados y se golpean unos con otros en el interior del zapato.
  • Calzado de talla grade: en esta ocasión, la falta de agarre provoca golpes entre los dedos del pie.
  • Calzado con punta estrecha: el roce continuo del zapato contra los dedos del pie origina una presión constante que ocasiona el hematoma subungueal.
  • Traumatismo directo sobre la uña: cualquier impacto de forma directa y de acuerdo al peso del objeto puede dar origen a la aparición de una uña negra.

Tras leer todas estas posibles causas, puede que te resulte interesarte este otro artículo de ONsalus sobre Manchas oscuras en las uñas: causas.

Cómo curar una uña negra del pie - Causas de las uñas negras de los pies

Tratamiento de una uña negra en el pie

Ante una uña negra en el pie, se desaconseja totalmente el autodiagnóstico y la autotratamiento. Por ello, en ONsalus os aconsejamos proceder de la siguiente forma, sobre todo si tienes el dedo hinchado y morado por el golpe:

  1. Acude al médico: lo primero que se debe hacer es acudir al médico especialista, en este caso, el traumatólogo, quien se encargará de verificar si la uña negra del pie se debe a una enfermedad o traumatismo.
  2. Drenar la sangre: seguidamente, se debe drenar o evacuar la sangre acumulada debajo de la uña. Este procedimiento lo realizará a través de una aguja o un objeto punzante como una lanceta u hoja de bisturí. Con la ayuda de alguno de estos instrumentos, se procede a realizar un orificio a nivel de la placa ungueal (parte superior de la uña) hasta lograr la salida de la sangre acumulada debajo de la uña.
  3. Alivio de los síntomas: después de haber extraído esta última, el paciente sentirá instantáneamente el alivio de los síntomas, y se logrará disminuir la presión que ejercía la sangre acumulada debajo de la uña.
  4. Posible retiro de la uña: en caso que el hematoma subungueal haya ocasionado levantamiento de la uña, el medico procederá a realizar el tratamiento acorde a la lesión que presente el paciente; si está desprendida, procederá a retirarla drenando el hematoma y desinfectando la zona para evitar la aparición de procesos infecciosos.

El médico prescribirá analgésicos y antiinflamatorio para tratar el dolor y la inflamación que se presentan en el lecho ungueal. Se ser necesario, indicará antibióticos para prevenir alguna infección que pudiera aparecer. En caso de que lo prefieras, también puedes echar un vistazo a este otro artículo sobre Los mejores antiinflamatorios naturales.

Cómo evitar un hematoma subungueal

Para evitar la aparición de un hematoma subungueal, se debe tomar ciertas precauciones en las actividades que se realizan, debido a que ponen en riesgo las uñas de los pies como por ejemplo:

  • Controlar la pisada: para evitar los hematomas subungueales, es importante aportar seguridad al momento de pisar y de realizar cualquier movimiento con los pies.
  • Mantener las uñas correctamente cortadas: sobre todo si se practica algún deporte. Así, se evitan accidentes con el calzado.
  • Utilizar calzado adecuado: de acuerdo al tipo de actividad que se realice, cada deporte que se practique tiene su calzado especial (los futbolistas, los corredores de fondo, los tenistas, entre otros). Además, con el fin de amortiguar los impactos, es imprescindible utilizar un zapato que permita tener espacio de ½ centímetro entre el dedo más largo y la punta del zapato. Por otro lado, Se recomienda el uso de calzados de seguridad para aquellas personas que se desempeñan en trabajos donde están en riesgos de sufrir accidentes en sus pies, ya sea caída de objetos, etc. Algunas de estas botas de seguridad poseen una punta metálica para prevenir este tipo de accidentes. En los casos donde se padezca trastornos de circulación o se encuentra en tratamiento con anticoagulantes sanguíneos, es preciso evitar el uso de zapatos con la punta estrecha.
  • No ir descalzo en lugares públicos: no se debe andar descalzo en áreas públicas como baños o vestuarios. Las zapatillas, calcetines, limas de uñas y cortaúñas deben ser personales, con esto se evita contraer infecciones por hongos.

No dudes en poner en práctica las recomendaciones y, en caso de dudas acércate a tu médico de confianza él te orientará de acuerdo a la sintomatología que presentes, así como también los pasos que debes seguir para curar una uña negra del pie.

Cómo curar una uña negra del pie - Cómo evitar un hematoma subungueal

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo curar una uña negra del pie, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Cómo curar una uña negra del pie

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo curar una uña negra del pie
1 de 3
Cómo curar una uña negra del pie

Volver arriba