Compartir

Dolor de pecho y espalda: causas y síntomas

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 18 marzo 2020
Dolor de pecho y espalda: causas y síntomas

¿Alguna vez has sentido dolor en el pecho y la espalda al mismo tiempo y no sabes de qué se trata? Esto es más común de lo que piensas y estos dolores pueden indicar la presencia de una alteración en tu cuerpo.

Un dolor en el pecho o en la parte superior de la espalda puede indicar un trastorno del esófago, el inicio de una enfermedad del corazón, problemas musculares u óseos, entre otros. El surgimiento de estos dolores en ambas zonas puede crear confusión en cuanto a si se trata de una dolencia gástrica o cardiovascular.

A continuación, en este artículo de ONsalus, tendrás toda la información acerca del dolor de pecho y espalda, cuáles son sus causas, síntomas y cómo tratarlo.

También te puede interesar: Dolor en el pecho al respirar: causas

A qué se debe el dolor de pecho y espalda: causas

La presencia de dolor de pecho y espalda al mismo tiempo se debe a diferentes causas que dan origen a la sintomatología que los acompaña, entre ellas, se pueden mencionar:

Causas relacionadas con el corazón

  • Infarto: el dolor opresivo en el pecho que se irradia a la espalda es característico del infarto. Además de este síntoma, puedes sentir fatiga, sensación de ahogo, sudoración fría, dolor o ardor estomacal.
  • Angina de pecho: es un dolor que se produce por una disminución del flujo sanguíneo al corazón como consecuencia de la enfermedad de las arterias coronarias. Este dolor es compresivo, los pacientes lo refieren como una pesadez en el pecho que genera dolor y se irradia a espalda. Con frecuencia, este dolor aparece cuando el corazón trabaja más, se puede manifestar cuando se hace un ejercicio o esfuerzo físico como, por ejemplo, subir las escaleras.
  • Pericarditis: es la inflamación de una membrana que rodea al corazón, la cual cumple con la función de protegerlo y mantenerlo en su posición. Esta membrana es muy fina, por lo que permite su movilización además de la expansión del corazón con cada latido. La inflamación de esta membrana genera dolor en el pecho, que puede trasladarse a la espalda, miembros superiores y mandíbula. Este proceso inflamatorio puede ser generado por infección bacteriana o viral, cáncer de pulmón o de mama, enfermedades de tipo inmunológico como el Lupus Eritematoso Sistémico (LES) o problemas cardíacos, como un infarto.

Enfermedades pulmonares

  • Embolia pulmonar: esta alteración se produce después de la liberación de un coágulo, el cual viaja por el torrente sanguíneo produciendo una obstrucción de una arteria pulmonar. Esto genera una serie de síntomas que caracterizan esta patología, como: dolor en el pecho que se extiende hacia la espalda, dificultad para respirar, sensación de ahogo, pérdida del conocimiento, tos, aumento de la frecuencia respiratoria y palpitaciones.
  • Pleuritis: esta patología consiste en una inflamación de la pleura, una delgada capa que recubre los pulmones y la pared torácica. En el momento en que esta capa se inflama, puede rozar entre sí y provocar dolor en el pecho, irradiado hacia el hombro y la espalda, que se agrava con la respiración.

Causas relacionadas con el esófago

  • Reflujo gastroesofágico: se produce por el paso del ácido gástrico hacia el esófago, lo que puede ocasionar ardor u opresión detrás del esternón. Se puede confundir con un problema cardíaco. Dicha alteración genera dolor de pecho y espalda, que debe ser revisado por el médico especialista, en este caso, el gastroenterólogo.
  • Espasmos esofágicos y trastornos a nivel de la musculatura esofágica: generan una intensa presión en la zona del pecho y la espalda. Los síntomas como dolor, acidez, vómitos, ardor estomacal después de las comidas o dificultad para tragar, son algunos de los que pueden aclarar el origen del dolor de pecho y espalda.

Causas óseas y musculares

La tensión muscular es una de las causas más frecuentes de dolor en el pecho y espalda, al mismo tiempo esto puede deberse a:

  • Costocondritis: es el dolor generado por la inflamación del cartílago que une las costillas con el esternón. Este último es el hueso que se encuentra en la parte central del pecho. La dolencia en cuestión se puede confundir con una enfermedad del corazón, sin embargo, causa dolor de pecho y espalda.
  • Mala postura: esto puede suceder al inclinarse hacia adelante, cuando se está de pie por un largo tiempo o al dormir en un colchón defectuoso.
  • Traumatismo: que genere la separación de la articulación acromioclavicular. Esta se puede presentar al caer directamente sobre el hombro o sufrir un golpe en la punta del omóplato. Otra causa seria la caída sobre el brazo extendido, además de la práctica de algunos deportes como el fútbol o el hockey.
  • Lesiones en las costillas: entre las lesiones en las costillas, la más frecuente es la fractura de las mismas. Se produce por la ruptura o fisura de uno de los huesos de la caja torácica ocasionada por una caída, un impacto fuerte durante la realización de un ejercicio, un traumatismo en el pecho o un accidente automovilístico. La fractura de alguna de las costillas produce dolor de fuerte intensidad que se irradia a la espalda y que empeora con la movilización, al respirar o presionar la zona donde ocurrió la lesión.
  • Desgarro del manguito rotador: este tipo de lesión ocurre con frecuencia en personas que realizan movimientos repetitivos, ya sea en el trabajo o durante la práctica de un deporte. Un ejemplo de esto serían los pintores, carpinteros, personas que practican tenis, béisbol, etc. El dolor se presenta en la región del hombro, entre pecho y espalda.
  • Enfermedad degenerativa del disco en la columna cervical y la columna torácica: pueden causar dolor en el pecho y en la espalda, del mismo modo, la intensidad del dolor depende del grado de afectación del disco vertebral. Lo característico de esta alteración es el dolor crónico que va en aumento en uno o en ambos brazos que se irradia a pecho y espalda. Otros síntomas son el hormigueo e incluso el entumecimiento.

Otras causas de dolor en el pecho y espalda

  • Ataque de pánico: las personas que sufren de miedo intenso, acompañado de palpitaciones, respiración acelerada, sudoración profusa, dificultad para respirar, náuseas, mareos y miedo a la muerte, presenta síntomas de un ataque de pánico. Estos signos están habitualmente acompañados por dolor en el pecho que se irradia a otras partes del cuerpo como la espalda.
  • Herpes zóster: conocido popularmente como culebrilla, es una lesión que se produce en forma de un sarpullido, erupción o ampollas en la piel por un virus llamado varicela-zoster, el mismo que causa la varicela. Después de que la persona haya padecido de varicela, este virus puede permanecer en el organismo sin causar ninguna alteración pero, con el paso del tiempo, puede reaparecer bajo la forma de estas lesiones en piel que pueden abarcar una parte del pecho y de la espalda, ya sea del lado izquierdo o del derecho, incluso llegar hasta la cara. Asimismo, se caracteriza por un dolor punzante de fuerte intensidad en la zona del cuerpo donde aparecen las lesiones.

Síntomas del dolor de pecho y espalda

Los síntomas con los que se manifiesta el dolor de pecho y espalda van a variar según la causa que los origine.

Algunos de los síntomas que se pueden presentar si se debe a problemas o enfermedades del corazón son:

  • Dolor opresivo en el pecho que se irradia hacia la espalda, cuello, mandíbula brazos y hombros.
  • Molestias que pueden aumentar con la actividad física, estas aparecen y desaparecen de forma intermitente.
  • Sudoración fría.
  • Falta de aire.
  • Debilidad acompañada de mareos.
  • Náuseas y vómitos.

Otros síntomas pueden estar relacionados con trastornos gástricos u otros problemas:

  • Dificultad para tragar.
  • Sabor agrio en la boca.
  • Sensación de que los alimentos se devuelvan a la boca.
  • Molestias que aumentan cuando se respira o se tose.
  • Sensibilidad en el pecho cuando se toca.
  • Dolor muscular punzante.
  • Dolor en la espalda que se irradia a los miembros inferiores.
  • Molestias en la espalda, que empeoran al realizar movimientos como levantarse, caminar o pararse.

Dolor de pecho y espalda a la misma altura

El dolor de pecho y espalda a la misma altura, como es el que se presenta entre los omóplatos, específicamente en la parte superior de la espalda y el pecho, puede tener muchas causas, las cuales van desde una distensión muscular, que es la causa más común, hasta un problema orgánico.

No obstante, la principal causa del dolor de pecho y espalda a la misma altura es el estrés, la ansiedad y estar sometido a cuadros depresivos. Estas alteraciones contribuyen a la aparición de ansiedad, nerviosismo, opresión y dolor tanto en la parte superior de la espalda como del pecho.

Estas molestias pueden ser controladas en la medida que se lleve a cabo el tratamiento necesario para manejar el estrés y la ansiedad.

Dolor de pecho y espalda: causas y síntomas - Dolor de pecho y espalda a la misma altura

Dolor de pecho y espalda: tratamiento

El tratamiento del dolor de pecho y espalda depende de la causa que esté dando origen a los síntomas. El médico especialista indicará la terapéutica a seguir en cada caso de acuerdo a los síntomas que presente el paciente.

Los medicamentos indicados en caso de dolor de pecho y espalda pueden ser:

  • Aspirina: en los casos donde se sospeche que el dolor sea por causas del corazón.
  • Relajantes arteriales como la nitroglicerina, utilizada para relajar las arterias del corazón
  • Anticoagulantes: en aquellos casos en los que se detecte la presencia de un coágulo en una arteria, con estos fármacos se previenen la formación de nuevos coágulos.
  • Trombolíticos: si se trata de un ataque al corazón, la indicación será disolver el coágulo mediante estos medicamentos.
  • Antiácidos: cuando el dolor en el pecho sea causado por el ácido estomacal, estos medicamentos son la primera elección.
  • Antidepresivos: serán indicados cuando se esté ante la presencia de ataques de pánico, de esta manera, se controlarán los síntomas, especialmente, el dolor de pecho y espalda.
  • En los casos donde se trate de problemas óseos o musculares, las indicaciones serán analgésicos o relajantes musculares indicados en sus diferentes presentaciones vía oral, intramuscular o tópica.

Dependiendo de la causa, se podría requerir de un procedimiento quirúrgico como:

  • Angioplastia y colocación de stents: si se trata de dolor en el pecho por obstrucción arterial.
  • Cirugía de bypass: mediante este procedimiento, se crea una vía alternativa para que la sangre rodee la arteria que se encuentra obstruida.
  • Reparación de una disección aórtica: es un procedimiento de urgencia, ya que la vida del paciente esté en riesgo por ruptura de la arteria aorta.
  • Distensión pulmonar: esto se realiza en los casos donde se presenta un pulmón colapsado, el médico se encarga de colocar un tubo el pecho para lograr la distensión del pulmón.

La presencia de dolor de pecho y espalda es un signo que merece atención médica para saber cuál es la causa exacta e iniciar el tratamiento adecuado.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dolor de pecho y espalda: causas y síntomas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Pulmón y vías respiratorias.

Escribir comentario sobre Dolor de pecho y espalda: causas y síntomas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Dolor de pecho y espalda: causas y síntomas
1 de 2
Dolor de pecho y espalda: causas y síntomas

Volver arriba