Compartir

Drenaje linfático facial: beneficios y cómo se hace

 
Por Manuel Alejandro Patiño, Psicólogo Clínico y psiconeuroinmunólogo. 2 octubre 2017
Drenaje linfático facial: beneficios y cómo se hace

La belleza y cuidado de nuestra apariencia incluye varios factores importantes. Nuestro rostro, el cual es nuestra primera imagen ante el mundo, es de especial importancia para todo aquel que cuida su propio aspecto y la salud. En función de este propósito, la salud y estimulación de la circulación del sistema linfático es un componente a tomar en cuenta para lucir una apariencia tersa, hermosa y natural.

Conoce en el presente artículo de ONsalus la maravillosa y reconfortante técnica del drenaje linfático facial: beneficios y cómo se hace por cuenta propia, así como las situaciones que pueden ameritar asistir a un profesional para un efecto más profundo o terapéutico en específico.

También te puede interesar: Masajes para eliminar la papada

Qué es el sistema linfático

Así como contamos con un sistema circulatorio sanguíneo, contamos con otro sistema de conductos por el cual circula la linfa, un líquido blanquecino en el que predominan células inmunitarias (glóbulos blancos), así como algunas proteínas, grasas, minerales, entre otros elementos. Este sistema consta también de ganglios o nodos linfáticos, los cuales tienen un papel fundamental en el funcionamiento del sistema inmunológico.

La salud de este sistema involucra entonces un correcto funcionamiento del sistema inmune y la capacidad del cuerpo de liberar toxinas. Tales condiciones son facilitadas principalmente por los siguientes factores:

  • Actividad física constante: permitiendo la actividad muscular necesaria para mantener la circulación de la linfa por todo el cuerpo.
  • Buena alimentación e hidratación: ayudando a la purificación y desintoxicación del organismo.
  • Salud emocional: la expresión de emociones y vivir la vida con intensidad permite que con nuestras microexpresiones realicemos los movimientos involuntarios necesarios para que la circulación linfática en el rostro se mantenga.

Este bienestar permite así un flujo constante y armónico de la linfa. Cuando esto no sucede, los bloqueos consecuentes producen una retención linfática, permitiendo que se genere inflamación e hinchazón (llamados edemas linfáticos) en las zonas afectadas perjudicando nuestra imagen, así como variables consecuencias a la salud en general.

Otras causas de edemas linfáticos en el rostro y cuerpo:

  • Embarazo.
  • Menstruación.
  • Consumo de alcohol y drogas.
  • Alto consumo de sal, especialmente sales refinadas.
  • Intervenciones quirúrgicas.
  • Falta de limpieza del cutis.
  • Uso de prendas muy ajustadas.
  • Problemas urinarios o insuficiencia renal.
Drenaje linfático facial: beneficios y cómo se hace - Qué es el sistema linfático

Beneficios del drenaje linfático facial

El sistema linfático se extiende por todo el organismo, incluyendo la cabeza. Los masajes de drenaje linfático facial se realizan con el propósito de ayudar a movilizar dicho líquido a través de masajes en puntos específicos, resultando en un tratamiento con varias ventajas:

  • Se realiza sin técnicas o conocimientos complejos.
  • No es invasivo.
  • Es económico.
  • Es natural.
  • Resulta muy reconfortante y reduce el estrés.
  • Favorece también a la circulación sanguínea y limpieza de grasa acumulada en el rostro.
  • Es refrescante para la piel, en especial si se mezcla con otros tratamientos estéticos, como la chocolaterapia.
  • Para aplicarlo, amerita como principales (o únicos) utensilios las manos.
  • Puedes acudir también a un terapeuta/masajista especializado si quieres darte un tratamiento más específico o profundo.
  • Es frecuentado como tratamiento postoperatorio para ayudar a reducir inflamaciones que quedan después de la intervención quirúrgica.
  • También puedes acudir a alguien de confianza dispuesto a ayudarte (y por qué no, consentirte) con este tratamiento.

Cómo hacer un drenaje linfático facial en casa

El primer paso para hacer un drenaje linfático facial es lavarse las manos y la cara o, mejor aún, bañarse para tener la mente más despejada y tranquila, además que podríamos empezar este drenaje en las clavículas. Los movimientos a realizar para el drenaje se basan en las siguientes instrucciones generales:

  1. Siempre son movimientos circulares (giros).
  2. Realiza presión moderada y simétrica (igual en ambos lados de la cara a la vez), sintiendo o visualizando que mueves o arrastras la linfa poco a poco.
  3. Los masajes se realizan con las puntas de tus dedos largos (2 a 4 dedos de cada mano dependiendo de amplitud del área).
  4. El proceso dura entre 5 a 10 minutos, haciendo un promedio de 7 a 15 círculos lentos por cada área a masajear.

Lugares dónde aplicar los masajes

  1. Huecos claviculares: acercamiento progresivo desde los hombros al cuello.
  2. Laterales del cuello: movimientos pequeños en sentido hacia la cabeza.
  3. Desde el labio inferior hasta la barbilla.
  4. Laterales del mentón.
  5. Justo por encima del labio superior: puedes extender este movimiento por el contorno de los labios y unir con ejercicio de masaje 3.
  6. Parte frontal de los pómulos: círculos hacia afuera.
  7. Parte lateral de los pómulos: círculos hacia afuera.
  8. Desde la esquina interior de los ojos hacia las orejas (unificando así con masajes 6 y 7)
  9. Desde el entrecejo, avanzando progresivamente hacia las sienes.
  10. Descendiendo desde la esquina exterior de los ojos hacia las orejas.
Drenaje linfático facial: beneficios y cómo se hace - Cómo hacer un drenaje linfático facial en casa

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Drenaje linfático facial: beneficios y cómo se hace, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bienestar.

Escribir comentario sobre Drenaje linfático facial: beneficios y cómo se hace

¿Qué te ha parecido el artículo?

Drenaje linfático facial: beneficios y cómo se hace
1 de 3
Drenaje linfático facial: beneficios y cómo se hace

Volver arriba