Compartir

Flujo amarillo en el embarazo: ¿es normal?

 
Por Dra. Gennesis González, Médico. 22 agosto 2019
Flujo amarillo en el embarazo: ¿es normal?

El embarazo es una etapa que viene llena de cambios físicos, hormonales y psicológicos que llevan a la mujer en una montaña rusa de situaciones desconocidas. Unos de los cambios que puede notar la mujer embarazada son los que ocurren en su flujo vaginal, un fluido que suele ser variado en todas sus características indicando algunas situaciones en específico. Toda embarazada debe notar si presenta trasformaciones en el color y consistencia del flujo vaginal, sobre todo si ha pasado a un tono amarillento. Puede que si te sucede te preguntes si esto es normal y la respuesta es que dependerá del tono. Si estamos hablando de un tono entre blanquecino y un poco amarillo claro, no tiene por qué pasar nada, pero si se trata de un tono amarillo bien definido o incluso intenso, entonces la respuesta es un rotundo: no es normal.

Un flujo vaginal amarillo durante el embarazo es indicativo de una infección vaginal que debe ser valorada y tratada de inmediato por el médico. Si quieres saber más acerca de este tema te invitamos a que continúes leyendo este artículo de ONsalus acerca del flujo amarillo en el embarazo: ¿es normal?.

También te puede interesar: Flujo marrón en el embarazo ¿es normal?

Cómo es la secreción vaginal normal

A lo largo de la vida de la mujer, existen cambios en el flujo vaginal, pero conoces realmente ¿cómo es la secreción normal de la vagina?

Antes de hablar acerca de una secreción anormal debemos conocer las características de cómo es el flujo vaginal normal: puede ser claro, transparente, ligero o espeso y sin olor, generalmente.

Sus características, cantidad y consistencia variarán a lo largo del ciclo menstrual mes a mes, especialmente en la ovulación, cuando llega a ser en mayor cantidad, espeso y blanquecino y, aun así, puede ser considerado como normal debido al momento del ciclo menstrual.

Es directamente proporcional la cantidad de flujo con las variaciones de los niveles de estrógeno: a mayor cantidad de esta hormona, mayor estimulación en la producción de secreción vaginal. Sabiendo esto, es normal que haya más secreción vaginal durante la ovulación y días previos a ella, meses antes de la menarquia o primera menstruación, en el embarazo y en el caso de estar tomando tratamientos para la fertilidad en donde se aumente la producción de estrógenos.

En este otro artículo de ONsalus te damos más información sobre este tema y, concretamente, sobre Cómo es el flujo en los primeros días de embarazo.

Flujo amarillo en el embarazo: ¿es normal? - Cómo es la secreción vaginal normal

¿Es normal el flujo amarillo en el embarazo?

Ya conociendo que el flujo vaginal normal es habitualmente claro, ligero o algo espeso y sin olor, debes saber que el flujo amarillo es completamente anormal y aún más estando en la gestación, debido al riesgo que representa para el futuro bebé.

Su presencia viene dada por una infección vaginal que, habitualmente, es trasmitida durante las relaciones sexuales denominada tricomoniasis. Además de ser amarillento, suele ser un flujo con olor a pescado y que genera dolor, ardor u otras molestias, sobre todo durante las relaciones sexuales o incluso durante cada micción.

Aunque muchos creen que no es una causa de alarma, su valoración y tratamiento siempre serán necesarios, ya que este cambio de coloración es un típico signo de infección vaginal que, en caso de darse durante el embarazo, puede provocar incluso un parto prematuro, dependiendo del momento en el que se encuentre el embarazo.

El flujo vaginal es anormal en estos casos:

  • Es más espeso o denso de lo habitual.
  • Es blanco y grumoso.
  • Tiene olor fuerte.
  • Es de color amarillo o verde.
  • Arde y duele el área genital.
  • Hay enrojecimiento.

Acerca de la distribución porcentual de los síntomas más frecuentes de la tricomoniasis se ha documentado que los signos de infección por Trichomonas vaginalis incluye flujo (42%), olor desagradable y fuerte (50%) y edema o eritema (22 a 37%). De acuerdo a la Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica.

Flujo amarillo en el embarazo: ¿es normal? - ¿Es normal el flujo amarillo en el embarazo?

Flujo en el embarazo: recomendaciones

Cualquier cambio en las características normales del flujo vaginal durante el embarazo debe ser tratado apropiadamente por el profesional de salud. Algunas recomendaciones para sentirte más cómoda con el tema del flujo en el embarazo y para evitar que pueda haber algún problema, sigue estos consejos:

  • Evita prendas ajustadas.
  • Evita que tu área genital permanezca húmeda.
  • Después de ir al baño, la manera correcta de limpiarte es desde adelante hacia atrás.
  • Mantén el área genital limpia y seca.
  • Es normal que el flujo aumente durante el embarazo por lo tanto debes aumenta tus medidas de higiene.
  • Es clave una alimentación balanceada que reduzca alimentos que contengan grasas y calorías para evitar que repercuta en la cantidad de estrógenos, incluye en la dieta miel, leche, yogur, plátano.
  • Evita el uso de protectores diarios que tienden a mantener húmeda e irritada la piel.
  • Utiliza prendas íntimas de algodón.
  • Cambia tu ropa interior mínimo 2 veces al día.
  • Evita el uso de lubricantes durante el embarazo.
  • Procura no utilizar productos que contengan perfumes, pues esto repercute en el pH vaginal y vulvar y, al alterarlo, también en la proliferación de bacterias.

Cómo se trata la tricomoniasis en el embarazo

Siempre será importante acudir al especialista, pues recuerda que es una etapa más susceptible en la que, además de cuidar tu salud, debes vigilar las repercusiones que pueda tener este problema sobre el bebé.

El tratamiento dependerá de la edad gestacional y de la causa a tratar que esté manifestando el flujo vaginal amarillo. Habitualmente, la tricomoniasis suele ser tratada con metronidazol o tinidazol, ya que ninguno tiene contraindicación en el embarazo, salvo que el especialista indique lo contrario en alguna situación concreta.

La dosis indicada es 2 gr de metronidazol o 2 gr de tinidazol en dosis única. Normalmente, será necesaria la terapia para la pareja requiriendo en este caso, en los hombres 500 mg de metronidazol o 500 mg de tinidazol cada 12 horas por 5-7 días.

Existen algunos remedios naturales para la tricomoniasis. Sin embargo, es recomendable que el especialista les dé el visto bueno al momento de utilizarlos y que estos sean como apoyo al tratamiento con medicamentos, para facilitar la recuperación.

  • Té de guayaba: realizado con hojas de guayaba, este te tiene propiedades antisépticas y antibacterianas, combatiendo efectivamente la tricomoniasis y sus síntomas. Se recomienda preparar con 10 hojas de este árbol en 1 litro de agua y se pone a hervir a fuego medio hasta que se haya reducido, con este te se recomienda realizar lavados íntimos 2 veces al día durante 1 semana.
  • Yogur: ideal al momento de regular la flora bacteriana de la vagina, el yogur natural puede ser consumido 1/2 taza en la mañana y 1/2 taza en la noche hasta que la molestia haya desaparecido.
  • Baños con infusión de caléndula: esta flor permite actuar como antibiótico y antiinflamatorio. Su infusión se prepara fácilmente con flores de caléndula y agua, que se mezclan en ebullición. Con el agua resultante, una vez retiradas las flores, se realizan lavados en el área íntima. Esta preparación es eficaz ante los cambios de coloración del flujo vaginal.

En el siguientes artículo de ONsalus puedes conocer todo sobre la Tricomoniasis: síntomas y tratamiento.

Flujo amarillo en el embarazo: ¿es normal? - Cómo se trata la tricomoniasis en el embarazo

Otros cambios de flujo vaginal en el embarazo

Existen otras modificaciones en cuanto al flujo vaginal que pueden ocurrir durante el embarazo:

  • Flujo verde: por último este color en particular al igual que el flujo amarillo está relacionado también con la presencia de Trichomonas vaginalis.
  • Flujo blanquecino: relacionado generalmente a una infección por hongos o Candida albicans, causando lo que se conoce como candidiasis, además del flujo blanco en este caso se manifiesta enrojecimiento en la región genital y picazón intensa, esta afección debe ser tratada con miconazol o terconazol dependiendo de la valoración e indicación médica.
  • Flujo marrón: además de poder indicar una probable infección, este flujo puede indicarnos un pequeño sangrado por aborto o parto, dependiendo de la edad gestacional, indistintamente de esto será imprescindible la valoración por el profesional de salud. Amplía esta información con este artículo sobre Flujo marrón en el embarazo: ¿es normal?

Durante cada mes del embarazo se viven innumerables cambios que deben ser indicados al especialista de inmediato o al momento de la consulta, dependiendo de los síntomas y su gravedad. No se debe obviar ningún cambio, incluso el color del flujo vaginal en esta importante etapa de la mujer es vital, pues de esto depende su salud y la del bebé que espera.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Flujo amarillo en el embarazo: ¿es normal?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Bibliografía
  • Valverde, R. T. (2012). Tricomoniasis. Revista médica de costa rica y centroamérica, 69 (601), 113-117.

Escribir comentario sobre Flujo amarillo en el embarazo: ¿es normal?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Flujo amarillo en el embarazo: ¿es normal?
1 de 4
Flujo amarillo en el embarazo: ¿es normal?

Volver arriba