Compartir

Flujo blanco y espeso: causas

Valoración: 4.9 | 37 votos
Flujo blanco y espeso: causas

Dependiendo del momento del ciclo menstrual en el que se encuentre una mujer es posible que el flujo que presente tenga un aspecto diferente del habitual: mucho más espeso y blanquecino que en otros momentos del mes. Sin embargo si esta condición se alarga durante los días, es posible que la causa no sea fisiológica sino que pueda haber algún otro motivo de salud que esté afectando al organismo y haciendo que la mucosa vaginal se vea alterada.

En este artículo de ONsalus vamos a darte las causas del flujo blanco y espeso para que sepas reconocer algunos de los motivos que pueden producir este cambio. Ten en cuenta que tener flujo es algo totalmente normal y, sobre todo, en los días previos a la ovulación este puede presentarte en mayor cantidad; sin embargo, si la situación se alarga varios días lo más recomendable es acudir a un ginecólogo para que realice un examen de la mucosa y detecte lo que puede estar ocurriendo.

    Índice
  1. Para qué sirve el flujo vaginal
  2. Causas del flujo blanco y espeso
  3. Las ETS más habituales
  4. La candidiasis vaginal
  • Para qué sirve el flujo vaginal

    Todas las mujeres tienen flujo vaginal ya que es una secreción que procede de las glándulas que hay instaladas en el cuello del útero. En apariencia es una sustancia transparente que, dependiendo del momento, puede volverse más blanca o amarillenta y que, por norma general, no presenta olor alguno. Los cambios hormonales que viven las féminas durante el ciclo menstrual hacen que el flujo pueda presentar variaciones en:

    • Cantidad de mucosa
    • Color
    • Textura

    Además, la aparición de flujo no solo se ve motivada por cambios hormonales sino que también hay otros momentos que pueden aumentar su secreción como, por ejemplo, cuando se viven periodos de estrés, cuando se está en estado o cuando una mujer está excitada sexualmente; todas estas condiciones pueden hacer que se segregue más mucosa vaginal.

    Dependiendo del momento del mes es probable que el flujo sea más espeso y esto, en parte, es normal. Sin embargo si observas que esta condición perdura en el tiempo, es recomendable que acudas a un ginecólogo pues es probable que algo esté alterando su naturaleza y, por ello, se muestre diferente a como es en realidad. Es importante que estés atenta a tu cuerpo, que conozcas tus funciones sexuales y, así, al mínimo signo te darás cuenta de si hay algo que no funciona con normalidad.

    Para qué sirve el flujo vaginal
  • Causas del flujo blanco y espeso

    Cuando detectamos alguna anomalía en la producción del flujo es posible que, además de en apariencia, también hayan otros signos que nos ayuden a detectar que hay algo que no está funcionando correctamente. Por ejemplo, esta mucosa, además de presentarse más espesa y blanca, también puede ir acompañada por una sensación de dolor o de picor en el interior del cuello vaginal; si este es el caso, lo más probable es que estemos hablando de una infección o de una ETS.

    A continuación vamos a detallarte las causas del flujo blanco y espeso que suelen ser más frecuentes en las mujeres:

    • Embarazo

    Durante los primeros meses de gestación es habitual que el útero segregue una mayor cantidad de flujo, motivo por el cual lo ves mucho más abundante, espeso y blanquecino. Ten en cuenta que, al inicio del embarazo, nuestro cuerpo aumenta la producción de esta mucosa con el objetivo de proteger el útero y el feto de agentes infecciosos externos.

    • Hongos vaginales (Candidiasis)

    Una de las causas más frecuentes de que el flujo esté alterado es tener hongos en la vagina. Este tipo de infección es muy común y, de hecho, el 75% de las mujeres la experimentan al menos una vez en sus vidas. El hongo que produce esta condición es la Cándida Albicans, una levadura que forma parte de nuestro organismo (en el aparato digestivo, en la boca, en los genitales, etc.) sin provocar ninguna dolencia ni síntomas; nuestro sistema inmunológico es el encargado de mantener los niveles equilibrados de este hongo sin que nos termine perjudicando.

    Pero cuando hay un desequilibrio en nuestro organismo, la Cándida puede multiplicarse y proliferar en las diferentes zonas del cuerpo donde reside llegando, así, a aparecer la infección de hongos cuyos síntomas suelen ser flujo espeso, mal olor en los genitales, picores, molestias, ardores, etcétera. En ONsalus te lo contamos todo sobre esta infección, por eso, te invitamos a leer nuestro artículo sobre la candidiasis vaginal.

    • Enfermedades de transmisión sexual

    También es probable que nuestro flujo blanco y espeso aparezca porque hayamos contraído una ETS de nuestras relaciones sexuales. Cuando practicamos sexo sin preservativo nos exponemos a contraer diferentes enfermedades como el herpes genital, la sífilis, la clamidia, el VPH o incluso el VIH.

    Estas condiciones también atacan nuestro sistema genital y, por tanto, es frecuente que la producción de flujo se vea modificada y aparezca con una apariencia distinta. Por este motivo, en el caso de que veas alguna alteración es imprescindible que acudas a un médico para que te examine; piensa que es importante coger a tiempo estas ETS para poder implementar el tratamiento que requiera.

    Causas del flujo blanco y espeso
  • Las ETS más habituales

    Acabamos de indicarte que una de las causas del flujo blanco y espeso son las enfermedades de transmisión sexual así que, a continuación, vamos a hablarte de las más comunes para que las conozcas. Todas ellas tienen lugar por no practicar sexo seguro, es decir, hacer el amor sin usar preservativo que, actualmente, es el único método preventivo del contagio de estas ETS. Así que la mejor manera de prevenir su contagio es usando condón cuando tengamos relaciones y, si vas a comenzar con una nueva relación de pareja, tendréis que haceros pruebas antes de abandonar el profiláctico.

    • VPH (Virus del Papiloma Humano)

    Es uno de los virus más frecuentes en la sociedad sexualmente activa ya que tiene muchas cepas que puede producir esta condición; de hecho, más de 100 infecciones vienen dadas por este virus y, de entre todas ellas, 40 se transmitía vía sexual (tanto vaginal como oral y anal).

    Los signos más destacados de este virus es la presencia de verrugas genitales que, en el caso de las mujeres, puede provocar el desarrollo del cáncer de útero. También puede darse que sea un virus asintomático y que la persona que lo padece lo elimine naturalmente sin que haga mella en su organismo. De todos modos, para tener una salud sexual segura es importante acudir anualmente a las revisiones tanto del ginecólogo como del urólogo.

    • Herpes genital

    Es una de las enfermedades más contagiosas que hay y es causada por el virus del herpes simple tipo 1. Puede ser una condición que no presente síntoma alguno y, esto, hace que sea mucho más fácil la propagación a otras parejas sexuales si se sigue practicando sexo sin preservativo.

    El herpes puede contagiarse tanto por vía vaginal como por vía oral y anal, por eso, es recomendable protegerse siempre. Además, ten en cuenta que si una persona tiene el herpes común de la boca puede contagiarlo a los genitales si practica sexo oral.

    • Gonorrea

    Es una afección cuyo tratamiento actual es muy sencillo y efectivo pero, si no se detecta a tiempo, puede producir complicaciones como, por ejemplo, afectar la esterilidad de las mujeres o producir epididimitis en los hombres. Si quieres más información sobre esta ETS te invitamos a leer nuestro artículo sobre la gonorrea.

    • Sífilis

    Al igual que la gonorrea, el tratamiento de esta condición es muy efectivo y sencillo, siempre y cuando se coja a tiempo y la enfermedad no haga hecho mella en nuestro organismo. Si no se trata correctamente, es posible que órganos como el corazón o el cerebro no funcionen correctamente y, por tanto, esté en peligro la vida del enfermo.

    Es la ETS más peligrosa de todas pues afecta directamente al sistema inmunológico de las personas haciendo que se vuelva mucho más débil y, por tanto, esté en un riesgo mayor de que cualquier afección simple pueda convertirse en mortal para este paciente.

    Las ETS más habituales
  • La candidiasis vaginal

    Otro de los factores que pueden producir que tu flujo esté más espeso y con un color más claro es, como ya hemos indicado, padecer candidiasis vaginal. Esta infección viene dada cuando hay un crecimiento excesivo del hongo Cándida y puede llegar a producir otros signos como son picores, irritaciones, escozores al hacer pis o dolores al practicar sexo. En el caso de que te encuentres en esta situación es importante que visites a tu médico para que te indique el mejor tratamiento para poder superar esta condición.

    El método para tratar los hongos vaginales, en la mayoría de los casos, es mediante la toma de unas medicinas antimicóticas que paralizan el crecimiento del hongo en el organismo; pueden tomarse tanto por vía oral como por vía vaginal introduciendo una píldora en el cuello de la vagina, de esta forma se ataca de forma inminente la zona afectada.

    La candidiasis vaginal
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Flujo blanco y espeso: causas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre flujo blanco y espeso: causas
1 Opinión de Flujo blanco y espeso: causas
Marizza comentó:
Como se tratan los flujos vaginales el ardor la picazon las molestias vaginales ??
Responde 10
ONsalus respondió:
Hola Marizza, en primer lugar, es importante que consultes con tu ginecólogo para que él pueda decirte si estas padeciendo de algún tipo de infección vaginal, ya que en función del tipo de infección, puedes necesitar un tratamiento con antimicóticos o con antibióticos.

Saludos
11