Compartir

Forúnculo en la ingle: causas y cómo curarlo

 
Por Dra. Gennesis González, Médico. 27 junio 2019
Forúnculo en la ingle: causas y cómo curarlo

¿Te dijeron que tienes un forúnculo en la ingle? ¿No sabes de qué se trata? ¿Te preocupa cómo curarlo? Afortunadamente, es una afección médica común cuyas causas y soluciones son técnicamente sencillas tras su correcta evaluación.

Médicamente, un forúnculo es un grano de contenido purulento en su interior, ubicado específicamente en la epidermis, cuya inflamación abarca el aparato pilosebáceo. Varía de tamaño llegando a ser lo suficiente grande y doloroso como para acudir al médico de cabecera.

Habitualmente, los forúnculos en la ingle pueden deberse a folículos pilosos infectados e incluso a heridas pequeñas tras el rasurado de la zona, y pueden influir múltiples factores en su aparición, como la inmunodeficiencia del paciente, la mala higiene o la presencia de otras enfermedades subyacentes, como la diabetes mellitus.

Por lo general, al haber infección bacteriana, para tratarlo adecuadamente, probablemente, se necesite la administración de antibióticos, aunque esto tiende a ser variable. Para aclarar todas las dudas, continúa leyendo este artículo de ONsalus acerca de forúnculo en la ingle: causas y cómo curarlo.

También te puede interesar: Cómo curar un forúnculo

¿Qué es un forúnculo y cuáles son sus síntomas?

Un forúnculo está determinado por la acumulación de pus, generalmente, por un proceso infeccioso bacteriano que se aloja en el aparato pilosebáceo de la epidermis. Es una especie de absceso producido por la bacteria Staphylococcus Aureus, habitualmente, que afecta al folículo piloso.

Esta bacteria está presente en la piel y cualquier afección que represente una puerta de entrada permitirá que esta se aloje en el interior de la epidermis, en este caso, ocasionando lo forúnculos.

El perfecto sistema inmunológico permite que esta bacteria sea inocua normalmente al ser humano, sin embargo, tras debilitarse, la bacteria representaría un riesgo para la salud.

Las áreas frecuentes de aparición de los forúnculos son:

  • Las nalgas.
  • Las axilas.
  • El rostro.
  • El cuello
  • La ingle.

La presencia de un forúnculo en la ingle se caracteriza por presentar síntomas como:

  1. Nódulo subcutáneo inflamado.
  2. Pústulas o núcleos amarillentos o blanquecinos por el contenido de pus.
  3. Fatiga.
  4. Fiebre.
  5. Dolor intenso.
  6. Malestar general.
  7. Sensibilidad en la ingle.
  8. Enrojecimiento de la piel de la ingle.
  9. Cuando el tamaño del forúnculo es muy grande, puede estallar o drenar por sí solo saliendo espontáneamente el pus contenido en él.

La colección de varios forúnculos puede formar lo que se denomina como ántrax, que es un grupo de forúnculos ubicados en una misma área, lo que produce un proceso infeccioso mucho más grave que el forúnculo simple.

Forúnculo en la ingle: causas y cómo curarlo - ¿Qué es un forúnculo y cuáles son sus síntomas?

Forúnculo en la ingle: causas

Cualquier lesión que permita la entrada del Staphylococcus Aureus al interior de la piel puede condicionar la presencia de un forúnculo en la ingle. Entre las principales causas de un forúnculo en la ingle, encontramos:

  1. El rasurado frecuente de la zona, recordemos que esto implica el roce de un objeto extraño con nuestra piel y que puede generar heridas pequeñas.
  2. El uso de prendas íntimas ajustadas hace que haya mayor fricción en el área inguinal y que posiblemente aparezcan heridas.
  3. Igualmente, el área de la ingle se caracteriza por ser una zona en la que hay sudoración. Esto sumado a una mala higiene puede ser razón suficiente para el crecimiento bacteriano y la formación de un forúnculo.
  4. El ejercicio con prendas ajustadas también puede favorecer la aparición de esta lesión.
  5. Ser HIV positivo también es una razón suficiente para que la salud de la persona se vea afectada, esto la hace más débil o susceptible de padecer infecciones en la piel.

Otros factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de presentar forúnculos en la ingle son:

  • Ser fumador.
  • Padecer de diabetes mellitus.
  • Sufrir de obesidad.
  • Edad avanzada.
  • Uso de medicamentos inmunosupresores.
  • Cirrosis hepática.
  • Predisposición genética.
  • Hiperhidrosis o exceso de sudoración.

¿Cuándo ir al médico por un forúnculo en la ingle?

En su mayoría, los forúnculos remiten por sí solos, sin embargo, es necesaria la atención médica cuando:

  • La evolución de la lesión se agrava con el trascurrir de los días y no existe drenaje de la colección purulenta en al menos 72 horas a 1 semana.
  • Se acompaña de fiebre.
  • Si el tamaño del forúnculo en la ingle es mayor a 2 cm.
  • Si remite y aparece con frecuencia de manera recurrente o continua.
  • Si se sospecha de otra causa relacionada.

Cómo curar un forúnculo en la ingle: tratamiento médico

El tratamiento del forúnculo es netamente individualizado y depende de la causa relacionada. Para curar un forúnculo en la ingle, el tratamiento médico puede incluir:

  1. Antibiótico para forúnculo: vía oral o endovenosa, que permita drenar la colección purulenta y la posterior cicatrización del forúnculo. Los más utilizados, en este caso, son las cefalosporinas, como ciprofloxacino por 10 días, las penicilinas como la amoxicilina/ácido clavulánico por 10 días o los macrólidos como la claritromicina igualmente por 10 días. Cualquiera de ellos debe ser indicado por el médico previamente.
  2. Pomadas antibióticas también pueden ser indicadas por el especialista. Puede ser a base de bacitracina, neomicina, furacin.
  3. Acetaminofén: puede ser utilizado en caso de que exista fiebre, calma además el dolor y puede conseguirse sin receta médica.
  4. AINES: como, por ejemplo, el uso del ibuprofeno. Este debe ser recetado por el médico en casos en los que los beneficios sean mayores que el riesgo que se corre a medicarse con antiinflamatorios no esteroideos.
  5. Antiséptico local: como la clorhexidina, es útil como tratamiento local, aplicado varias veces al día.
  6. Cirugía: mediante la incisión y drenaje, permite extraer la colección de pus en el interior de la piel. Esto se realiza mediante una pequeña incisión para el posterior drenaje de la zona.

    Recomendaciones para curar un forúnculo en la ingle

    De tratarse de un forúnculo leve, este puede ser tratado en casa sin ningún problema, se recomienda para ello seguir algunos cuidados:

    • Aplica compresas tibias: las compresas tibias o calientes permiten acelerar la curación de un forúnculo en la ingle. El calor hace que se estimule la circulación sanguínea y atrae los glóbulos blancos, encargados de defendernos contra las infecciones ,al lugar en donde se encuentra el forúnculo o lesión. Esto hace, además, que el drenaje sea mucho más rápido y alivia el dolor.
    • Ducha con agua caliente: si no te es cómodo aplicarte compresas de agua tibia o caliente, puedes tomar un baño con agua a esta temperatura para que cumpla los mismos efectos.
    • No revientes, aprietes o pellizques el forúnculo hasta que haya drenado por sí solo, si piensas en acelerar este proceso, puedes complicarlo con una infección mayor.
    • Mejora tus hábitos de higiene: esto incluye la exfoliación de la piel, sobre todo, en esta área húmeda y con abundante vello.
    • Evita estar sentado durante un periodo de tiempo prolongado.
    • Lava adecuadamente cualquier herida que te realices en el área inguinal.
    • Mantén las manos limpias apropiadamente antes y después de manipular el forúnculo.
    • No compartas elementos personales, como la toalla, el jabón y la ropa.
    • Lava tu ropa interior correctamente y no vuelvas a usar una misma prenda hasta que no se haya lavado.

    Forúnculo en la ingle: remedios caseros

    Finalmente, existen algunos remedios caseros para el forúnculo en la ingle efectivos, como:

    • Albahaca: esta planta es antibacteriana, se recomienda aplicar una capa del jugo de estas hojas previamente machacadas. Una vez que se haya extraído su zumo, se coloca en una gasa y se aplica en la ingle.
    • Árbol de té: igualmente, el aceite de árbol de té es beneficioso en este caso por sus propiedades antibacterianas, antisépticas y cicatrizantes. Se aplica directamente en donde se encuentre este absceso purulento una vez al día.
    • Aceite de ricino: así mismo, el aceite de ricino es un tratamiento natural beneficioso contra la inflamación, permite disminuir el tamaño del forúnculo. Impregna un algodón con aceite de ricino y colócalo directamente sobre el forúnculo.
    • Cúrcuma: esta especia actúa como antiinflamatorio. Puedes mezclarla con un poco de agua y aplicarla sobre la lesión, luego, debes cubrirla bien para evitar el roce de la cúrcuma con la ropa.
    • Vinagre de manzana: por ultimo, este vinagre es considerado un desinfectante natural. Una vez que el forúnculo haya comenzado a drenar por sí solo, puedes utilizar el vinagre de manzana diluido en un poco de agua para limpiar esta área, empapando un algodón y presionándolo donde estaba la acumulación de pus.

    Puedes ver en el siguiente artículo otros remedios naturales para los forúnculos.

    Como verás hay muchas opciones para tratar el forúnculo en la ingle, toma en cuenta las señales de alarma para acudir al médico de ser necesario.

    Forúnculo en la ingle: causas y cómo curarlo - Forúnculo en la ingle: remedios caseros

    Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Forúnculo en la ingle: causas y cómo curarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

    Bibliografía
    • Melián, C. G., & García, J. R. (2004). Infecciones bacterianas de la piel. Pediatr Integral, 7(4), 281-286.
    • Sánchez Gaitán, J. C. (2013). Revisión bibliográfica: Forunculosis. Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica, 70(608), 569-571.

    Escribir comentario sobre Forúnculo en la ingle: causas y cómo curarlo

    ¿Qué te ha parecido el artículo?

    Forúnculo en la ingle: causas y cómo curarlo
    1 de 3
    Forúnculo en la ingle: causas y cómo curarlo

    Volver arriba